fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Solidaridad: a medio camino entre el sindicato neoliberal de Walesa y el Sindicato Vertical franquista

La nueva organización sindical puesta en marcha por Vox para intentar penetrar en el mundo laboral ya tiene nombre

Solidaridad Obrera demanda al sindicato de Vox por usurparle el nombre
Santiago Abascal, presidente de Vox

Según han avanzado este lunes líderes de Vox, Solidaridad es el nombre del sindicato que el partido ultraderechista ha puesto en marcha para intentar penetrar en el mundo laboral en el Estado español. Según habían avanzado hace unos días, se trata de un sindicato dirigido a los “anticomunistas” y al servicio de los “españoles”. Su interclasismo, su españolismo y su anticomunismo remiten directamente al Sindicato Vertical franquista, oficialmente denominado OSE (Organización Sindical Española). Su nombre –Solidaridad– remite además al sindicato fundado en 1980 en la Polonia socialista por Lech Walesa para intentar derribar el Bloque Socialista y pronto puesto al servicio de las políticas impulsadas por Ronald Reagan, Margaret Thatcher y el polaco Karol Wojtyla –el papa de la Iglesia católica Juan Pablo II– para extender el capitalismo por todo el planeta y profundizar en su versión neoliberal, la más agresiva contra los derechos de los trabajadores.

Los líderes de Vox han criticado un supuesto discurso de “ricos contra pobres, empresarios contra trabajadores, padres contra hijos, hombres contra mujeres, de catalanes contra madrileños o de aragoneses contra andaluces” y han asegurado que el nuevo sindicato del partido ultraderechista responde a la “adhesión a una causa común”: la “defensa de la economía nacional, de los trabajadores, de los pequeños empresarios y de los autónomos”. “Por encima de todo, unidad, y en el ámbito de las relaciones laborales, solidaridad”, han proclamado. Un discurso que no es nuevo:

Desde 1940 –el franquismo había ganado la Guerra Civil con la ayuda de los nazis de Adolf Hitler y los fascistas de Benito Mussolini un año antes– y hasta 1977 –la Constitución española de 1978 sería aprobada un año después–, el Sindicato Vertical fue el único sindicato legal en el Estado español. Y es que el franquismo había ilegalizado todas las organizaciones sindicales de clase –encabezadas entonces por la anarquista CNT y la socialista UGT– y encuadrado a trabajadores y empresarios –englobados, todos ellos, en la categoría de “productores”– en el Sindicato Vertical, dividido en ramas de producción. Integrando a trabajadores y empresarios –a trabajadores y empresarios hombres, pues las mujeres estaban excluidas– en el mismo sindicato, el franquismo pretendía neutralizar la lucha de clases, precisamente el principal objetivo del golpe de Estado franquista de 1936. Ni trabajadores ni empresarios: “españoles”. Y “anticomunistas”, por supuesto.

El nombre de la nueva organización sindical de Vox es el mismo que el del que Walesa fundó en 1980 en Polonia: Solidaridad. La conexión del sindicato de Walesa –de inspiración católica– con el ultraconservador Juan Pablo II –que había sido elegido Papa sólo dos años antes– no fue poca ni casual, como casual tampoco parece que Vox haya elegido precisamente ese nombre para su sindicato para “españoles anticomunistas”.

Líderes del partido ultraderechista han avanzado este lunes que Solidaridad “no es un sindicato de Vox”, pero que la formación lo apoyará frente a la “traición” de unos sindicatos “vendidos” a los partidos políticos, de lo que ha puesto como ejemplo la petición de indulto que la UGT ha hecho hace unos días para Dolors Bassa, exdirigente del sindicato y exconsellera de Treball de la Generalitat de Catalunya actualmente en prisión por el procès soberanista. “Parece que lo importante es pedir el indulto de la golpista Dolores Bassa en vez de defender a los trabajadores de la Nissan”, han dicho. ¿Caben los obreros del metal en el mismo ‘sindicato’ que los ‘cayetanos’ de Núñez de Balboa? Vox cree que sí, y existen precedentes. Alguien ha encomendado a Vox que penetre en el mundo laboral. Y esto, justo en este momento, tampoco parece casual.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA