fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Ahora es tarde, señora Griso

Escuchando a Susana Griso enfadarse con Rocío Monasterio no he podido evitar acordarme de la letra de una mítica canción de Rocío Jurado

La reina de las mañanas de Antena 3, Susana Griso, se ha enfrentado a la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, en el intento de la líder fascista de deshumanizar a menores inmigrantes extutelados, a los que acusa de violar en manada a jóvenes españolas. Griso ha hecho lo que un periodista debería hacer siempre con los representantes de la ultraderecha: pararlos en seco, preguntarles la fuente de donde extraen sus datos, dejarlos en evidencia y quitarles la palabra si usan la libertad de expresión para criminalizar a un grupo social.

El problema es que Susana Griso lleva muchos años alimentando el monstruo de la ultraderecha desde el sofá de su programa. Lo ha hecho llevando como contertulios a personas que reproducen los argumentos de Vox, como el torero Francisco Rivera Ordóñez, y tratando como trata la ultraderecha problemas sociales como la violencia contra las mujeres, los desahucios o haciendo creer que el problema que tiene España son las ocupaciones de vivienda y no la gente sin casa, previo pago de Direct Securitas en anuncios televisivos para 'dar a conocer' su negocio de alarmas caseras.

En marzo de este mismo año, escasamente hace un mes, Susana Griso tuvo una conversación en su programa con un concejal de Vox del municipio granadino de Baza que afirmaba que “las mujeres al frente del 8M no son mujeres”. No sólo es que permitiera un discurso claramente fascista contra las mujeres en su programa, es que rotuló con esta frase, que estuvo bastante tiempo en pantalla, mientras el edil ultraderechista profería sus soflamas de odio contra las feministas.

En 2019, otro ilustre de Vox, su número dos, Espinosa de los Monteros, marido de Rocío Monasterio, dijo en el programa de Susana Griso que “un extranjero es tres veces más propenso a violar que un español”. Él se quedó tan pancho y la periodista lo solucionó preguntándole si no le parecía peligroso hacer ese tipo de declaraciones.

La ahora indignada periodista también le preguntó a Pablo Iglesias, en la que fue su primera entrevista con Griso tras anunciar su candidatura para la Presidencia de la Comunidad de Madrid, si el ascenso de Vox no era culpa de la gestión del Gobierno de coalición. Se quedó tan pancha. Vinculó a la ultraderecha con las clases populares, a pesar de que las encuestas y el escrutinio de los votos, una y otra vez, refleja que Vox es votado allí donde mayor nivel de renta existe. Es decir, Vox no es la reacción a la desigualdad, sino a la redistribución de la riqueza, a la igualdad.

Para enmarcar es también el desayuno que tuvo Susana Griso con Santiago Abascal en su propia casa, como la que desayuna con un amigo o un protagonista político cualquiera. Primero alimentan a la bestia y, cuando ya da miedo, se hacen los indignados. El ascenso de Vox no ha venido solo, se ha producido porque miles de periodistas estupendos como Susana Griso, ni de izquierdas ni de derechas, ni feministas ni machistas, le han puesto el micrófono a unas ideas que van en contra de la convivencia, de la democracia, de la libertad y que enfrentan a los que no tienen nada contra los que tienen poco para que sigan ganando los que tienen mucho.

Escuchando a Susana Griso enfadarse con Rocío Monasterio no he podido evitar acordarme de la letra de una mítica canción de Rocío Jurado. “Ya era tarde para echar atrás/ Señora/ Yo era parte de su vida/ Y él mi sombra (…) Ahora es tarde, señora/ ahora nadie puede apartarlo de mí”. El monstruo ya es demasiado grande como para hacerse la estupenda y querer hacer creer que ha crecido solo. Ya no es posible hacerse la nueva. Ahora es tarde, señora Griso.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

3 Comentarios

3 Comments

  1. José L. Soto

    17 de abril de 2021 09:53 at 09:53

    La Griso y la Quintana son dos productos de los medios de comunicación de la ultraderecha, bien pagadas para decir todas las barbaridades, mentiras y bulos que les viene en gana, es lo que se llama PERIODISMO BASURA.

  2. ESTRELL@

    17 de abril de 2021 10:54 at 10:54

    si ya va siendo hora de sacar la basura que ya huele muy mal.
    Es increíble la poca: profesionalidad, ética y cierta moralidad que caracteriza a ese tipo de personas; si no son ignorantes que son ???
    Esta Monasterio esa construida de piedra dura y tosca como su mente y su alma.Poco ¨aceite puede tener su lampara¨.Dios nos libre …

  3. bufalo1973

    18 de abril de 2021 19:55 at 19:55

    El día en que los de ultraderecha vayan a por ellos pondrán el grito en el cielo. Porque si siguen avanzando terminarán yendo a por ellos. Por «blandos».

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes