Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Perfil

Alfonso Ussía, el aristócrata bufón

La tribuna de la que disfrutaba en el diario ‘ABC’ se le acabó cierto día del año 2004 en que se le ocurrió jugar con las cosas de comer y tituló su artículo ‘El cerdo vasco’ olvidando, o no, el peso del capital vasco en el accionariado del periódico

Alfonso Ussía, el aristócrata bufón
Alfonso Ussía

Alfonso Ussía se morirá sin haber superado la enorme frustración que siempre le supuso no tener el ingenio de su abuelo, Pedro Muñoz Seca, autor de piezas teatrales como ‘La venganza de don Mendo’ o ‘Los extremeños se tocan’.

De familia monárquica, es a su vez sobrino de Jaime Milans del Bosch, uno de los cabecillas del intento de golpe de Estado el 23 de febrero de 1981. La aristocracia siempre contó con bufones entre los suyos y Alfonso Ussía ha cumplido ese papel a la perfección durante buena parte de su vida.

En ocasiones hasta le han pagado por intentar hacer reír, aunque toda su vida tuvo mucha más mala leche que sentido del humor. Con 35 años formó parte del equipo fundador de Antena 3 Radio. Solo recordando los nombres de algunos de sus compañeros en aquel viaje sobran comentarios: Antonio Herrero, Luis Herrero, José María García, Manuel Martín Ferrand, Luis Ángel de la Viuda…

Empeñado en abrirse camino en el mundo de las gracietas, consiguió que Luis del Olmo le incluyera, en una sección de su programa de radio llamada ‘Debate sobre el estado de la nación’, entre un grupo de humoristas como Tip y Coll, Mingote, Chumy Chúmez o Antonio Ozores. Allí le ponía voz a personajes como el doctor Gorroño o el Marqués del Sotoancho, en una actuación propia de truhán que intenta hacer reír a los demás.

La figura del marqués le venía al pelo, porque ahí no necesitaba de ningún esfuerzo para proporcionarle el tono pijo al personaje. Incluso libros le editaron sobre el marqués de Sotoancho, pero nunca consiguió superar el carisma de otro pijo insigne, Tito B. Diagonal, con el que Jordi Estadella trasladaba a sus oyentes la relamida atmósfera del barcelonés barrio de Pedralbes.

Si hubiera nacido un siglo antes, no cabe duda que se hubiera visto obligado a batirse en duelo más de una vez

A Ussía le han acompañado siempre la envidia y la pendencia. Si hubiera nacido un siglo antes, no cabe duda que se hubiera visto obligado a batirse en duelo más de una vez, y hasta es posible que hubiera salido vencedor dada su falta de escrúpulos para el uso de las malas artes. Tan graciosillo amateur como bronquista vocacional, solo era profesional de ese mal rollo que la aristocracia suele barnizar besando manos de damas, poniendo firme el esqueleto y colocándose un pañuelo en el bolsillo superior de la chaqueta. Hasta presidente del Real Madrid intentó ser. Otra muesca en su amplia lista de fracasos.

Toda su vida Ussía ha ido saltando, como en el juego de la oca, de una publicación a otra. De unas lo echaban y de otras se largaba ofendido.

La tribuna de la que disfrutaba en el diario ‘ABC’ se le acabó cierto día del año 2004 en que se le ocurrió jugar con las cosas de comer y tituló su artículo ‘El cerdo vasco’ olvidando, o no, el peso del capital vasco en el accionariado del periódico.

Un tipo “de ‘cerdo vasco’, decía en el artículo, es poco individualista y gusta de moverse en piaras. El pasado domingo una piara bastante numerosa se reunió en San Sebastián. Tributaban un homenaje a otro cerdo…”, continuaba, a propósito de un homenaje al abertzale Eugenio Etxebeste ‘Antxon’.

Entre los enemigos declarados de Ussía se encuentra Antonio Miguel Carmona, otro que tal baila, pero que no se corta un pelo a la hora de poner al aristócrata de vuelta y media: “…este escuchapedos –escribió Carmona no hace mucho en ‘Diario Progresista’– va de estirado por la vida, como si fuera a mandar un batallón, más parecido a un viejo tarado que no sabe vivir más que de sueños, fraude como persona y tonto útil para aquellos que solo desean su beneficio propio. Como si fuera un zambullo hueco que no tiene ni gracia cuando trata de parecerse a su abuelo”.

Hasta de ‘La Razón’ lo han echado, hace ahora un par de meses. Recuerda también Carmona cómo en este periódico donde escribió durante 14 años, Ussía “insultó al grupo Planeta, a su director, Francisco Marhuenda; provocó que su propia editorial tuviera que pagar ingentes cantidades de dinero por las demandas siempre perdidas de este supuesto fané, anticuado y asmático de ideas. Harto, dice Paco Marhuenda de él, de sus imprecisiones, de su deslealtad (sic), de sus sentencias condenatorias, ahora, por fin, se va, o más bien le mandan, a trepar por las inmediaciones del propio orto”.

Se ha pasado la vida Alfonso Ussía bajando a los infiernos y subiendo a los cielos, y cual bufo remedo del don Juan de Zorrilla, en todos sitios fue dejando memoria amarga de él. En cierta ocasión le dio por insultar a Joaquín Sabina desde su tribuna en la revista ‘Época’. Lo llamó “ramplón, ordinario, cursi, pelma oficial, tópico, bobo y sin estética”. Y el cantautor de Úbeda, a quien también le va la marcha y le gusta entrar a todos los trapos que puede, le devolvió los insultos uno por uno armados todos ellos en este este soneto que tituló ‘Don Mendo no se hereda’:

¿Ramplón? ¿No es esa la autobiografía
de un comemierdas a un borbón pegado?
¿ordinaria? su lengua de lenguado,
y cursi... ¿no es sinónimo de Ussía?

¿Pelma oficial? su napia de beata,
¿tópica? su prosapia de la C.E.D.A.,
¿boba? su sopa, ¿rancia? su corbata,
¿buen gusto? ¿usted? don Mendo no se hereda.

¿Esteti... cuálo? qué malos modales,
antes de sus regüeldos semanales,
lústrese los colmillos con lejía.

Comprendo que se esconda tras su abuelo
viéndome derrochar (sírvase fría)
la gracia que no quiso darle el cielo.

En su cuenta deTwitter, Alfonso Ussía sigue vomitando a diario insidias y calumnias. ¡Qué mala es la decadencia!

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA