fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Andaluces de Madrid, ¡levantaos!

Somos muchas las personas que hace tiempo residimos en Madrid, bien por motivos laborales -y, por tanto, económicos-, por estudios, o porque el destino nos ha conducido a la capital.

Precisamente ayer se celebraba el 79º aniversario del fallecimiento del poeta Miguel Hernández. Al igual que el poeta, muchas andaluzas nos vimos obligadas a abandonar nuestra tierra para poder encontrar un futuro mejor. Como también lo hicieron mis tías y tíos en los años 60 en el barrio del Pilar y en El Carmen. No solamente andaluzas, sino gente que procedieron y proceden de mil rincones, de la Alcarria, de las islas Canarias, de Galicia, de Huesca, de Extremadura...pero también de Ecuador, de Rumanía, de Bangladesh y de Marruecos.

Y es que somos muchas las que nos vemos inmersas en lo que Immanuel Wallerstein llamó la “teoría de sistema-mundo” o “centro-periferia”. Wallerstein definía este sistema como los mecanismos o procesos de producción y distribución de recursos (materiales, humanos) desde la periferia al centro, de lo que entonces él llamó el imperio. A brocha gorda, el centro sería el mundo desarrollado, el primer mundo, mientras que la periferia eran y siguen siendo las regiones, lugares o márgenes del centro -lo que denominaban entonces tercer mundo-. Esta marcada posición neo-marxista es trasladable a la actualidad: España como parte de Europa, se incluye como centro, mientras que las regiones de Latino América o África serían las periferias. De la misma manera, estas lógicas podrían trasladarse a un nivel más micro: la Comunidad de Madrid como el centro de nuestro país, mientras que los que venimos de las provincias que están siendo vaciadas, los insulares y márgenes del Estado, nos vemos obligados a trasladarnos para que el centro cuente con mano de obra suficiente y barata para seguir siendo imperio.

Claro que esto no tiene que ver con ser de Madrid, o con que la capital esté en el centro geográfico de la península, sino más bien con una lógica de clase en donde las grandes riquezas se concentran, mayoritariamente, en nuestra Comunidad. Pero ¿significa eso que todos los habitantes de la Comunidad de Madrid son centro? Más bien al contrario, en nuestra Comunidad, estamos acostumbradas a vivir en común con madrileños y madrileñas de la periferia, madrileños y madrileñas del corredor del Henares, Villaverde, de Parla o del céntrico barrio de Lavapiés.

Las periferias no son solamente puntos en un mapa, sino que son los lugares desde donde hacer política. Y esto es particularmente necesario en estas elecciones. Porque nosotras, la periferia, las que nacimos fuera de la Comunidad, como también las que son gatas de toda la vida y han tenido que servir a los adinerados, somos las mismas que hemos estado oprimidas ante los señoritos extremeños, ante los abusos de los dueños de los tomateros en Canarias o Almería, o los señores del Barrio de Salamanca. Somos la misma periferia con diferentes acentos y por ello, más que nunca, es vital que nos unamos en lazos fraternos y sororos en nuestros barrios, para echar a los corruptos que llevan robando en la Comunidad de Madrid durante más de veinticinco años. Ni siquiera hace falta mencionarlos, porque sabemos perfectamente quiénes no son periferia. Son aquellos que se hacían llamar don en los sesenta y siguen haciéndolo en pleno 2021, aquellos que pudieron ir a la Universidad mientras que nuestros abuelos y abuelas pedían dinero a sus familiares para poder venir a Madrid; aquellas Glorias Fuertes, aquellas mujeres que describía Luisa Carnés en su obra Tea Rooms nacidas en Ventas y las que, a día de hoy, lo siguen haciendo en el distrito de Ciudad Lineal que, cosas de la vida, ha acabado siendo también mi barrio.

Por ello, tal y como escribió Miguel Hernández en el poema Andaluces de Jaén, o el propio himno de la Comunidad Autónoma que me vio nacer, hay una premisa primordial en esta primavera madrileña: ¡levantémonos! ¡que nos levantemos!, que nos levantemos todas las personas que vinimos a Madrid a encontrar un presente y un futuro más próspero, a aquellas madrileñas y madrileños que pelean día a día por tener una Sanidad pública y de calidad, por tener un transporte digno y sin hacinamientos, por frenar desahucios y luchar por la bajada de los precios del alquiler, por los que demandan respirar un aire libre de contaminación, que nos unamos desde los márgenes, porque la periferia esta vez ganará a ese centro financiero, corrupto y privilegiado que nos malgobiernan en nuestra Comunidad. Las andaluzas y los andaluces, todas las que llegamos de todas partes y que Madrid terminó siendo nuestra casa, necesitamos que la Comunidad sea también para nosotras. Estas no son unas elecciones cualesquiera. Porque, Unidas, Podemos.

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. ESTRELL@

    29 de marzo de 2021 21:26 at 21:26

    Si andaluces y andaluzas
    me alegro de tener la oportunidad de votar en Madrid aunque no sea mi tierra, de la que siento vergüenza ajena por votar a Vox…

  2. joaquín archidona acedo

    29 de marzo de 2021 21:33 at 21:33

    Porque, Unidas Podemos el 4M. EN MADRID, va a dar una asonada con VOTOS, que se va a oir en Buenos Aires.-

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes