fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

'Antisistema' contra 'constitucionalistas': así manipulan algunos medios

La cobertura mediática de los incidentes en las caceroladas plantea serias dudas

Ultras de Blanquerna
Foto: Dani Gago.

Ayer, en Moratalaz, fue uno más. Pero los enfrentamientos callejeros entre manifestantes contra el Gobierno y personas que no son partidarios de dichas concentraciones se están multiplicando. Incidentes de mayor o menor gravedad que, como cualquier suceso, requerirían de un tratamiento mediático imparcial, apoyado en los hechos acaecidos en cada situación y contexto. Al menos, eso dicen los manuales de periodismo.

La cobertura de algunos de estos incidentes, sin embargo, está siendo dudosa. Sobre todo, por parte de los medios ideológicamente más cercanos a las protestas. Si miramos las informaciones que ABC, El Mundo o Vox Pópuli han sacado tras, por ejemplo, las peleas de anoche en el barrio madrileño, vemos que coinciden en varios puntos. El primero, que el taxista es solo una víctima de la agresión. Viendo las grabaciones de lo ocurrido (incluído el vídeo ofrecido por El Mundo) es difícil no concluir que, cuanto menos, la pelea está iniciada por ambas partes. El segundo, que unos son ‘congregados’, ‘ciudadanos’ o ‘manifestantes’ y los otros, por contra, ‘radicales’ o ‘de extrema izquierda’.

Este “reparto de papeles” está muy extendido. En este artículo de La Razón, por ejemplo, se acusa al teniente de alcalde de Alcorcón, Jesús Santos, de ser un “agitador antisistema”. Por si fuera poco, se utiliza la fotografía de un sujeto que, según denuncia un fotógrafo presente en la zona, tenía poco que ver, incluso, con esas acusaciones.

La Razón, aquí, coincide en el epíteto con Ana Rosa, que llama “antisistema” a quién se enfrenta “a la gente que pasea con sus banderas pacíficamente”. “El problema no es la gente mayor que se pasea con sus cacerolas y banderas pacíficamente, el problema es la violencia de los antisistema que se enfrentan a ellos” ha dicho la presentadora. También Antena 3 utiliza utiliza esa palabra para definirles.

Otros, como La Vanguardia, tratando de separarse, llaman “exaltados” a unos y a otros, concediendo a la policía el papel de portadora del “sentido común”. El Independiente, por su parte, se acerca más a la dicotomía que hemos leído anteriormente y explica como las fuerzas de seguridad separan a “ a “manifestantes” de “boicoteadores”.

"Buscan la espectacularidad"

El periodista Miquel Ramos, en conversación con La Última Hora!, se ha mostrado muy crítico con el tratamiento mediático de las protestas. “Los medios de comunicación hasta ahora se limitan a sacar la imagen de personas protestando, pero yo todavía no he logrado saber qué pide esta gente más allá del 'gobierno dimisión'. ¿Qué planes tienen para la sanidad pública, las personas más vulnerables con la crisis económica que viene ahora? Eso no lo están preguntando la mayoría de periodistas. Nos ofrecen fotos y videos, buscando muchas veces la espectacularidad, como ayer en Moratalaz. Y obviando todas las connotaciones ideológicas que están detrás de un supuesto enfado con el Gobierno. Están despotricando contra el gobierno, diciendo que estamos en una dictadura, cuando la policía en ningún momento los ha impedido manifestarse a ellos. Y en cambio a otros sí. En Valencia se ha impedido una manifestación de riders, por ejemplo” cuenta.

Ramos ha lamentado, en esa línea, la permisividad mostrada por el Ministerio del Interior. “No entiendo esta permisividad con la derecha: no se si le tiene miedo o piensa que es inofensiva. Ambas opciones para mí son un grave error” opina. El periodista considera que detrás de las protestas hay mucha más organización de la que se suele sugerir. "Hoy en día es difícil creerse que surge de una iniciativa individual, dado el uso que suelen hacer de las redes sociales los diferentes grupos políticos. La extrema derecha es muy activa en las redes. En Valencia detectamos que una de las concentraciones supuestamente anónima estaba convocada por España 2000, que fue quién llevó el megáfono y dio el discurso. Evidentemente hay una cierta planificación y unos ideólogos de todo esto” Detrás de ella, considera, hay “un intento de demostración de fuerza de la derecha. No son epidemiólogos manifestándose contra decisiones erráticas en materia de prevención. Son personas que no están de acuerdo con este Gobierno, que hace un mes estaban protestando por el 8-M, y ahora están haciendo uno cada día. Está recuperando la estrategia de la derecha, sobre todo del sector más ultraderechista y neocon que ya se utilizó contra Zapatero. Recordemos que hubo un activismo  inédito hasta entonces de la derecha en las calles. Al haber ahora ganado digamos el ala más radical en todos los grupos de derechas que existen, desde el PP hasta Vox, ese activismo se ha reactivado. Y se está incrementando con las nuevas posibilidades que brindan las redes sociales, donde todos los bulos, los fakes, las conspiraciones y las iniciativas y quedadas son mucho más inmediatas que hace quince años.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes