Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Sociedad

Así se consiguió el matrimonio igualitario hace 15 años

El 30 de junio de 2005 se aprobó en el Congreso de los Diputados la ley que permitía el matrimonio entre personas del mismo sexo

El 22 de julio del año 2000, José Luis Rodríguez Zapatero fue elegido secretario general del PSOE, contra todo pronóstico, por sólo 9 votos de diferencia con José Bono. Esa es la fecha señalada por los colectivos como el impulso definitivo a la consecución de un derecho que no se consiguió de un día para otro, en la que los socialistas no estuvieron siempre convencidos y que tuvo una estrategia premeditada desde varios frentes: político, mediático y judicial.

“Si Bono hubiese ganado aquel congreso del PSOE, no estaríamos celebrando hoy el decimoquinto aniversario del matrimonio igualitario”, afirma José María Núñez, presidente de Fundación Triángulo, organización que en un principio abogaba por la ley de parejas de hecho pero que se sumó al consenso del matrimonio poco tiempo después.

En 1996, la asociación Xega de Asturias editó un folleto con 40 propuestas del colectivo LGTB. Entre ellas, el matrimonio. “No le dimos mayor transcendencia, porque nunca creímos que lo fuéramos a conseguir”, dice al otro lado del teléfono Tino Brugos, expresidente de esta entidad asturiana, nacida en 1992, que se convirtió en la primera de todo el Estado en abogar por una ley de matrimonio cuando el resto se conformaba con una ley de parejas de hecho.

Tino Brugos asegura que fue fundamental el papel jugado por Pedro Zerolo, entonces líder del Colectivo de Gais de Madrid (Cogam) y presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) entre los años 2000 y 2002; Beatriz Gimeno, presidenta de la FELGTB entre 2003 y 2007; Boti García, activista lesbiana histórica, y Miguel Ángel Fernández, expresidente de la asociación Lambda de Valencia.

Lo primero que hacen estos activistas es preparar la refundación de la FELGTB, objetivo que cumplen en el año 2000 para adaptarla a la batalla por el derecho al matrimonio igualitario, después de rechazar la ley de parejas de hecho propuesta por el PP de José María Aznar.

Beatriz Gimeno recuerda que se reunió, junto a Miguel Ángel Fernández, con un asesor de José María Aznar, quien presionado por la incidencia social y el ruido mediático, mandó llamar a los colectivos. “En aquella reunión, celebrada sobre el año 1999, nos dice el PP que apoyan la ley de parejas de hecho y al salir de la reunión decidimos que se acabó, que ya no queremos ley de parejas sino ley de matrimonio”.

“Pedir lo máximo para que nos den la mitad”, explica Gimeno, hoy directora del Instituto de la Mujer. Ahora tocaba convencer a las asociaciones LGTBI, a los partidos políticos, sindicatos, medios de comunicación y a la población. De los partidos políticos, el que primero abrió sus puertas a la demandas del matrimonio fue Izquierda Unida, coalición liderada entonces por Gaspar Llamazares, aunque Gimeno puntualiza que también hubo que convencerles: “Había quienes sostenían que casarse era muy conservador”. El PSOE, en un primer momento, según aseguran todas las fuentes consultadas por LUH, se muestra escéptico. “Estaba Joaquín Almunia todavía”, apostilla Gimeno. La clave fue Zapatero.

Después de la elección de Zapatero como secretario general del PSOE en junio de 2000, Beatriz Gimeno y Pedro Zerolo se reúnen en un garaje con el líder socialista, debido a que la sede de Ferraz estaba en obra. “Nos dijo que no veía las ventajas y que teníamos que convencerlo, así que Pedro Zerolo se puso manos a la obra y lo convenció. Zapatero quedó bastante impresionado con su argumentación”, subraya Gimeno.

Convencidas IU y el PSOE, en una reunión en Valencia se acuerda que Pedro Zerolo prepare un proyecto de ley de matrimonio que en junio de 2003 fue presentado en el Congreso, con el apoyo de la Chunta Aragonesista, Bloque Nacionalista Galego, Iniciativa per Catalunya, PSOE e IU. Los votos en contra de PP, CiU y Coalición Canaria hizo caer el proyecto legislativo.

En octubre de 2003, tres parejas de mismo sexo –las formadas por Beatriz Gimeno y Boti García; Toni Poveda y Miguel Ángel Fernández; Pedro Zerolo y Jesús Santos- se fueron a los registros civiles de Madrid y Valencia a casarse, acompañados de miembros de PSOE e IU, quienes ejercieron de testigos. Aquella petición de matrimonio tuvo una sonada repercusión mediática que fijó el objetivo y el marco comunicativo. La actual vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, en calidad de abogada de Lambda Valencia, puso un recurso en la Dirección de Registros, paso previo a una cuestión de inconstitucionalidad. Todo fue rechazado pero la estrategia caminaba viento en popa.

Paralelamente, la batalla mediática. José María Núñez, de Fundación Triángulo, rememora que “hubo una enorme empatía y complicidad en las redacciones de los medios de comunicación”. Esto permitió que se mostrara la vida de muchas familias homoparentales, con el objetivo de hacer pedagogía desde un enfoque humano y mostrar normalización.

“Teníamos una estrategia diseñada que dio bastante buen resultado, consistía en hablar mucho de igualdad, de derechos humanos, derechos civiles y nombrar las luchas de los negros o de otras minorías. Nunca pedimos derechos para gays, sino para todos”, relata emocionada Beatriz Gimeno, que luego viajaría a Argentina para contarle la estrategia española a los movimientos sociales de allí.

El último nudo que había que deshacer era el derecho a la adopción, lo que Zapatero no tenía muy claro. Para convencer al líder del PSOE, que tenía una oposición muy conservadora en el mismo seno del PSOE, fue clave el papel de Gaspar Llamazares, quien advirtió de que el ruido de la oposición y la Iglesia iba a ser monumental, fuera matrimonio solo o también adopción. “Hazlo todo de golpe, el ruido será el mismo”, vino a decirle Llamazares a Zapatero, según cuenta José María Núñez.

Así, el 30 de junio de 2005, un año después de que el PSOE ganara las elecciones de forma inesperada tras las mentiras del PP sobre los atentados del 11M de 2004, el Congreso aprobó la ley de matrimonio igualitario que ninguno de los activistas que trabajó para su consecución pensó que fuera a verlo en vida.

En el año 2000, en una reunión celebrada en Granada de todos los colectivos LGTB españoles y de donde salió la estrategia definitiva para conseguir el derecho al matrimonio, Beatriz Gimeno le dijo a Boti García, entonces su pareja, que “nosotras no veremos nunca el matrimonio”. A lo que Boti respondió: “Bueno, lo verán nuestros hijos”. Las cosas fueron muy rápidas, gracias a la inteligencia colectiva de un puñado de activistas que dedicó todas sus energías a convencer poco a poco a todas las piezas clave necesarias. A los cinco años, Boti García y Beatriz Gimeno se pudieron casar.

“Trabajábamos 24 horas al día, los 365 días del año y viajamos por el mundo entero para aprender cómo lo habían hecho otros países. Yo estuve dedicada en exclusividad durante varios años a esto, que ha sido la lucha de mi vida”, concluye Gimeno, que recuerda con emoción la gesta.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA