fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Madrid

Ayuso: de llorar lágrimas de cocodrilo a pedir que el estado de alarma se acabe

Al ser preguntada por un posible repunte en los contagios, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha respondido que “todos los días hay atropellos y no por eso prohíbes los coches”

díaz ayuso

U.H. - Hace unos días, Isabel Díaz Ayuso abandonaba la conferencia de presidentes autónomicos para acudir a una misa en la Almudena. Allí lloró. No sabemos si lloró realmente. Por lo menos la foto que promocionaron así lo indica: rímel corrido incluido. No fue la única foto. Un par de paseos por IFEMA, una foto en la morgue del Palacio de Hielo o en el aeropuerto posando junto a uno de esos aviones que nunca llegaban fueron otros de sus posados en tiempos de crisis del coronavirus. Por cierto, la última foto también le hizo llegar dos horas tarde a la conferencia de presidentes autonómicos. Porque si algo resume su gestión de la crisis es una máxima: más valen buenas fotos que trabajo real.

Tras acabar su cuarentena, fotos se hizo todas las que pudo. Distinto fue que apareciese en la Asamblea de Madrid, cosa que no hizo hasta que la presión del resto de diputados fue insoportable. Una vez allí, explicó a toda España que los menús del Telepizza son buenísimos y que a los niños les encantan las pizzas y  hamburguesas. No sabemos si lloró también a lágrima tendida por esas familias que tenían que ver cómo sus hijos comían durante 50 días un menú que escandalizó a todos los nutricionistas de nuestro país. Quizá sí lo hizo, pero no hubo fotógrafo.

El acto en IFEMA

Donde sí hubo fotógrafos, y muchos, fue en el acto de cierre de IFEMA que organizó y que, más que el cierre de un hospital de campaña, parecía un festival de verano. Consejeros, diputados y diputadas, presidenta, alcalde, vicealcaldesa, cientos de sanitarios y bocadillos de calamares incluidos en el menú. Todos bien apretados para la foto. Esta vez tampoco hubo lágrimas, ni crespón negro ni bandera a media hasta, propuestas estrella del PP para paliar la crisis del coronavirus. Se saltó todas las medidas para buscar esa foto ansiada con los sanitarios que, sin embargo, le gritaron “Sanidad pública”. Tras las críticas, salió a echar la culpa a los y las diputadas de Unidas Podemos y PSOE. Pero no hubo lágrima. Eso fue otro momento. Ahora toca olvidar a los miles de fallecidos y contagiados de la Comunidad de Madrid de los que tanto decía preocuparse y hacer una de las cosas que mejor saber hacer: echarle cara a la vida y pedir ahora el fin del estado de alarma, porque, como bien dice: “Todos los días hay atropellos y no por eso prohíbes los coches”.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes