fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Ayuso o el caos

Ayuso o el caos

Víctor Valdés Camacho– Secretario político de Podemos Comunidad de Madrid

Se atribuye a la publicación humorística «Hermano Lobo» el diálogo entre un político subido en la tribuna y un grupo de ciudadanos en el que el primero exclama; “¡Nosotros o el caos!” a lo que se responde “¡El caos, el caos!”. La viñeta termina con una repuesta perspicaz y malhumorada del político, “Es igual, también -el caos- somos nosotros”. Dicha viñeta, data de 1975, pero podría ser perfectamente la respuesta de Isabel Díaz Ayuso preguntada por su respuesta política a la crisis del Covid19 en la Comunidad de Madrid. Un revival muy real. Pero ¿Realmente el gobierno autonómico del PP y C’s está asumiendo el caos como método de gestión de la crisis?

Saltemos no tan lejos, sólo al 21 de septiembre de 2020. Ese día entraron en vigor las medidas de segregación clasista y xenófoba en 35 zonas básicas de salud (por cierto, propuesta contradictoria con el Área Única de Salud aplicada desde tiempos de Esperanza Aguirre). En medio de un auténtico levantamiento popular contra el confinamiento segregador y de las cargas indiscriminadas por parte de la UIP frente a la Asamblea de Madrid, se producía la reunión entre Díaz Ayuso y Pedro Sánchez. «Madrid es una España dentro de España». Más allá de las chanzas, esa frase fue el inicio de la reivindicación de Ayuso contra la injusticia (sic) en ciernes sobre Madrid, frase funcional al de una batalla ideológica en clave de polarización entre instituciones que emprendió el gobierno autonómico. Días después del incesante crecimiento de casos y la manipulación directa de los informes de incidencia acumulada con la bajada de pruebas PCR (silencio en la Consejería de Sanidad) para justificar el levantamiento de la presión sanitaria, Díaz Ayuso declara el 11 de octubre en una entrevista: «La Justicia, Madrid y el Rey son los que impiden que Sánchez cambie el país por la puerta de atrás». Días antes el Ministerio de Sanidad habilitó el Estado de Alarma para recuperar el control sanitario restituyendo las medidas de confinamiento en ciudades de 100.000 habitantes.

¿El caos tiene ideología? La unilateralidad de Díaz Ayuso e Ignacio Aguado ha arrastrado al moderado alcalde de Madrid, Martínez Almeida, hacia posiciones ultras como portavoz estatal del PP y como alcalde de la capital. La clave política en los tiempos del covid19, ante el escenario de confrontación (la moción de censura de Vox se acerca) responde a una idea que ya conocemos: el tránsito de la gestión colectiva de la pandemia en virtud del bienestar y la salud de la ciudadanía hacia una lucha ideológica mediada por los aparatos ideológicos y administrativos del Estado.

En otras palabras, la Comunidad de Madrid con Ayuso al frente no quiere combatir la pandemia, quiere combatir a la gente trabajadora a base de segregación, confinamiento y refuerzo de los privilegios de las élites financieras de la región (como ejemplo, la modificación con pucherazo incluido de la Ley Única del Suelo de la Comunidad de Madrid), demostrando que esta batalla ideológica es poliédrica, esto es, que no se trata sólo de marginar, excluir y precarizar a la gente trabajadora de Madrid, sino de imponer una idea fundamental para cualquier doctrina neoliberal: Madrid no se cierra porque Madrid es la economía de España y la economía va por delante de la salud. ¿Cómo si no se explica sino el interés en anunciar en el Debate del Estado de la Región próximas leyes de «enseñanza concertada» y de «desregulación del mercado financiero» madrileñas? El eje del mal es neoliberal, y con Ayuso, Aguado y Almeida están llevando hasta las últimas consecuencias su modelo de desigualdad, desmantelamiento de lo público y precariedad laboral.

La pregunta focal que como militantes del cambio y como fuerza política feminista, democrática y transformadora debemos hacernos es: ¿cómo levantar Madrid? Es evidente que existe un fin de ciclo impugnador y ajeno al poder administrativo que se traduce en el salto cualitativo de acceso del gobierno de coalición de Podemos junto con el PSOE. Madrid, aunque más atrás en lo que respecta a la correlación de fuerzas, no es ajeno a este agotamiento del ciclo. Podríamos decir, siguiendo a Gramsci, que hemos pasado de una guerra de movimientos a una guerra de posiciones, y, sin embargo, el desgaste de la monarquía y de Felipe VI así como la batalla judicial contra Podemos y Pablo Iglesias indican una fuerte convulsión orgánica del Estado y del país. «Madrid ya no es España dentro de España» podríamos decir.

Madrid como problema, pero Madrid como solución. Más allá de los juegos florales de Más Madrid sobre mesas de diálogo para mociones de censura y la inacción calculadora del PSOE ante la gravedad de la situación, es obvio que los números se imponen: mientras exista Unidas Podemos a escala autonómica y Podemos dentro del gobierno estatal, el bloque de la derecha reaccionaria mantendrá sus 68 escaños. Por ello, lo más sensato es trabajar como Podemos Comunidad de Madrid en varias direcciones.

La calle y la movilización es siempre un termómetro para orientar nuestra acción política: las huelgas en sanidad, educación, las movilizaciones en barrios y pueblos, así como la posible convocatoria de una huelga social y general en la Comunidad de Madrid nos permite proyectar un proceso de acumulación de fuerzas para sedimentar nuestra propuesta estratégica para blindar la vida y levantar Madrid del pozo de la desigualdad el desmantelamiento de los servicios públicos. Ayuso no dimitirá por efecto de su desgaste, sino de la acción de la mayoría (o de un escándalo de corrupción con un coste alto para su figura).

Al mismo tiempo, en Podemos Comunidad de Madrid tenemos que ser capaces de articular junto a la sociedad civil y el movimiento popular un programa común para Madrid que sirva de tabla de demandas específicas y realizables en el plano municipal y autonómico, que pongan en contradicción a Aguado y C’s (la dimisión de Reyero, consejero de Políticas Sociales no es casual) y acentúen el desgaste de Ayuso al frente del gobierno autonómico. Hay que coordinar el poder municipal e institucional de la manera más transversal y eficiente posible.

Pero sin duda, hay algo todavía más importante que hacer municipalismo, programas comunes y acumular fuerzas: creer que se puede. La pandemia es un nodo de angustias, miedos y temores. Muchos de ellos desmovilizadores. Por ello, reivindicar la fraternidad, el apoyo mutuo, la cooperación, el cuidado, la interdependencia y la movilización son elementos clave para combatir la inacción. Sin grandes discursos, pero con mucha determinación: la militancia de Podemos debemos ser más todavía si cabe del movimiento popular para que el eje del mal, la triple A, “Aguado, Almeida y Ayuso”, saquen sus sucias manos neoliberales de la salud y las vidas de las madrileñas y madrileños. La alternativa pasa por confiar en nuestras propias fuerzas, en las de la gente del cambio de las bases y la dirección y quienes nos representan como un solo puño en la Asamblea de Madrid.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA