fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Ayuso sigue la estela de Aguirre y ‘beneficia’ a su familia a través de su influencia política

Desde el crédito que Avalmadrid concedió a su padre, empresa cuyo presidente nombró Esperanza Aguirre y que obtiene una gran cantidad de capital público, hasta la asignación de contratos exentos de concurso para Artesolar, donde trabaja su hermano. El escaso mandato de Ayuso se ha visto impregnado de considerables polémicas respecto al uso de su influencia política para beneficio de su familia

Ayuso beneficia a su familia

Así lo demuestra la exclusiva publicada por elDiario.es, que ha revelado los más de 70.000 euros que Isabel Díaz Ayuso, en el ejercicio actual de la presidencia de la Comunidad de Madrid, ha concedido a la empresa Artesolar sin concurso ni publicidad previa. Allí trabaja su hermano, Tomás Díaz Ayuso, en calidad de “responsable de proyectos”.

Esta praxis es sobradamente conocida por su predecesora y mentora, Esperanza Aguirre, quien ha colocado a varios miembros de su familia en diferentes cargos públicos y ha favorecido, a través de su influencia política, contratos con empresas “afines” a su formación. De hecho, su nombre aparece como imputada en la trama Púnica por esta motivación, entre otras.

El esperpéntico caso de Avalmadrid

No es la primera vez que Ayuso se ve envuelta en ‘tejemanejes’ que implican a su familia. Si bien la Fiscalía archivó la denuncia sobre la que se le acusaba de tráfico de influencias, alzamiento de bienes y administración desleal, el caso es, cuanto menos, cuestionable.

En 2011, su padre solicitó un crédito a la empresa semipública Avalmadrid para financiar una parte del capital social de su negocio, una PYME llamada C Infortécnica SL. La cuantía concedida ascendía a 400.000 euros, de los que debía devolver 100.000, sumados a los 3.000 euros de intereses, poniendo como aval un bien inmueble situado en una finca de Ávila de inferior valor al préstamo y sobretasada por la empresa TINSA, que le estimó un valor de más de 200.000 euros a pesar de encontrarse escriturada en 26.000.

Ante los impagos, los avalistas siempre responden frente a los acreedores con sus propiedades, por lo que el padre de Ayuso, poco tiempo antes de incurrir en el primer fallo en el ingreso de la cuota de la deuda que mantenía, cedió su piso, situado en una zona privilegiada del madrileño distrito de Chamberí, a su hija.

Esto, sumado a la sobretasación de la finca de Ávila, incurrió en que Avalmadrid nunca llegara a recibir la devolución de la deuda que el padre de Ayuso contrajo, impidiendo saldarla a través del blindaje de la propiedad poniéndola a nombre de su hija, evitando así el embargo.

Esperanza Aguirre y su influencia directa en Avalmadrid

No es casualidad tampoco que la familia de la Presidenta decidiera solicitar el crédito a esta empresa. Su mentora, Esperanza Aguirre, de quien gestionaba la cuenta de Twitter de su perro, ha jugado un papel fundamental dentro de Avalmadrid.

No solo ha asignado ella misma al presidente de su consejo de administración, sino que pesa una multa procedente del Banco de España debido a una investigación oficial donde se estima que existían influencias de consejeros partidistas para conseguir fines personales, a pesar de ser un ente semipúblico.

Dichos “fines” consistían en presiones establecidas por parte de diferentes consejeros del gobierno de Esperanza Aguirre para que financiaran a empresas con cuentas prácticamente en quiebra. Empresas, por otra parte, afines o propiedad de diferentes miembros de la formación popular.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. ESTRELL@

    12 de noviembre de 2020 17:47 at 17:47

    Igual que los médicos dicen que nuestro cuerpo si tiene algo enfermo desde este momento no funciona, y si se ha producido algún tumor se inclina en adelante hacia esta parte podrida; igualmente,
    desde el momento en que un rey se ha declarado tirano, todos los malvados, toda la hez del reino
    —y no hablo de un conjunto de ladronzuelos y de ‘desorejados’ que apenas pueden hacer mal ni bien en
    una república, sino de aquellos que son tachados de una ambición ardiente y de una avaricia notable—
    se agrupa alrededor de él, le sostienen para tener parte en el botín y ser, bajo el tirano, tiranuelos ellos mismos. Así hacen los grandes ladrones y los famosos corsarios: unos devastan al país, los otros persiguen a los viajeros para saquearlos; unos están en las emboscadas, los otros al acecho; unos asesinan, los otros despojan; e incluso hay entre ellos preeminencias, pues los unos no son más que criados y los otros los jefes de la asamblea, si no hay, al fin, alguno que se siente con derecho al botín principal, a menor precio de lo que le corresponde por su participación en el hecho. Se cuenta que los piratas sicilianos se reunían en tan gran número y de tal modo que hizo falta enviar contra ellos a Pompeyo el Grande, que incluso atrajeron a su alianza varios bellos pueblos y grandes ciudades, en cuyos puertos se refugiaban con gran seguridad al volver de sus correrías, y como recompensa por el encubrimiento de su pillaje les entregaban algunos productos.
    De La Boétie nos dice que la servidumbre es voluntaria. Hay un consentimiento, la tiranía nace de la voluntad de servir, la opresión es engendrada por los propios oprimidos que terminan por acostumbrarse a vivir sin libertad. … «El que no ha gozado nunca de la libertad, no la añora».

  2. José L. Soto

    13 de noviembre de 2020 20:33 at 20:33

    Si no se la cargan pronto, no va a dejar estaca en pared en la CCAA de Madrid, Atila a su lado construía por donde pasaba.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes