fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Bárcenas y la deslegitimación del relato

“Cuando el delito se multiplica, nadie quiere verlo.” Bertolt Brecht


La legitimación del relato se reconoce cuando éste da valor a los testimonios directos de los actores sociales individuales. Cuando suman pruebas a los argumentos declarados
. Cuando transforman hechos en información. Esta manera es una fuente de consideración para que el trabajo político se convierta en documento histórico. Es un recurso para dar voz y memoria a los marginados, a los no escuchados. Produce cambios. Según qué relato, progreso.

La vida social, económica y política contiene relatos característicos, aunque contrapuestos que pugnan por prevalecer unos por sobre los demás. De allí que sea frecuente confundir la Opinión Pública de la Opinión Publicada. Los sondeos de opinión con los resultados electorales. Las mentiras de las verdades. El interés público de los intereses de grupo. Aún así, es necesario realizar el esfuerzo para encontrar la validación de los relatos que reflejan la verdad. Que la legitiman. Del mismo modo, habrá que estar prevenidos para advertir las operaciones de deslegitimación de esos mismos relatos, con el único fin de imponer el alternativo. O, tal vez, esa deslegitimación, desemboque en la clarificación de los hechos de la realidad. Así, cuando todo parecía inmutable, se abren grietas en la credibilidad de los relatos. Entonces el relato se desmorona.

Luis Bárcenas ha anunciado que relatará la verdad de la corrupción del Partido Popular. Sabe que, con su declaración, deslegitimará de modo definitivo el paraguas mediático, judicial, económico y político, que la corrupción ha pretendido imponer sobre las prácticas colusivas entre el poder político institucional y los grupos económicos de Alianza Popular primero y, hasta nuestro siglo XXI, del Partido Popular. Reflejo del modelo del “sálvese quien pueda”.

La acción mediática ha irrumpido alterando equilibrios y retorciendo los sucesos. El periodista, en este proceso, es alguien que interviene en la vida de un actor social al sacarlo del patrón convencional de su vida cotidiana y convertirlo en un informante. La acción no puede considerarse inocente ni exenta de efectos colaterales a lo que desea el periodista, y el medio a quién representa, respecto a sólo obtener información.

La gestión informativa y la descripción de la situación son alteraciones de la vida cotidiana, y promotoras de un relato que puede estar muy alejada de lo común y ordinario. Sería ingenuo afirmar que relatar es como caminar. Por lo tanto, no representaría alteración de fondo en la vida de los actores intervenidos. Sin embargo, es todo lo contrario en estos tiempos de la infodemia. Se procuran afectar los hechos con el fin de crear relatos alternativos con el fin perverso de ocultar la verdad. Las cloacas del Estado demostraron la destrucción sistemática de pruebas de corrupción y ataques a la honorabilidad de los denunciantes. Las rencillas entre los miembros de las “policías patrióticas” dejaron al descubierto las corruptelas.

El ataque a Pablo Iglesias y a Irene Montero, por ejemplo, es una constante campaña pensada por los centros económicos y políticos, con el fin de evitar que se modifiquen los equilibrios orquestados en las postrimerías del franquismo. Entre aquellos equilibrios se encontraba el modelo bipartidista. Se intenta burdamente restar su influencia política quitando a Podemos de la escena política española.

Lo que ocurre es que el grado de deterioro ético, económico e institucional producido es de tal magnitud, que resulta infructuoso intentar sostener aquel relato del patriotismo de pulserita. El prestigio del Estado español en el mundo está bajo mínimos.

Bárcenas ha puesto el punto final a este gran encubrimiento. Tal vez por amor, acaba de deslegitimar la propaganda de la gestión política que nos vendieron desde la Transición.

Veremos si la Justicia está a la altura, y actúa con agilidad y contundencia, o sigue alarmando a la mayoría honesta de nuestro país.

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes