Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Sociedad

Burger King: la cadena de despido rápido cuando sus trabajadores se ponen enfermos

La empresa ha notificado el despido a 26 empleados de toda España en situación de baja por enfermedad

Gyovanni, un repartidor de un establecimiento de la cadena de comida rápida situado en Tarragona, salió a llevar un pedido y, en lugar de regresar de nuevo al restaurante, lo llevaron al hospital tras un accidente con la moto. Ya de baja, a las tres semanas del accidente, le llegó una carta a casa de parte de la empresa en la que lo despedían por “bajo rendimiento”.

Carla Castilla, trabajadora de Burger King en la ciudad cántabra de Torrelavega, se rompió el ligamento cruzado el 22 de febrero y se dio de baja porque la iban a intervenir quirúrgicamente, una operación que se terminó retrasando por el estado de alarma. Así, el 19 de mayo, mientras esperaba a que la llamaran para entrar en quirófano, recibió un burofax en el que, como a su compañero de Tarragona, la despedían por “bajo rendimiento”.

Tamara, que trabaja desde hace siete años en un Burger King de Algeciras, ha recibido la misma carta después de que le empezara a supurar un pecho mientras hacía hamburguesas y se diera de baja por un quiste, con el que lleva más de tres meses luchando y sometiéndose a multitud de pruebas para saber la procedencia de la supuración de uno de sus senos.

En total, según le ha llegado a Comisiones Obreras, han sido despedidos 26 trabajadores de entre los más de 500 establecimientos con los que cuenta Burger King en España por el mismo motivo: causar baja justificada por enfermedad. “Conocemos solo los despidos que se han puesto en contacto con nosotros, pero imaginamos que hay muchos más y los trabajadores han firmado el finiquito”, dice Daniel Gómez, trabajador de Burger King y portavoz de la coordinadora estatal de CCOO.

“La empresa tiene bastante obsesión con las bajas”, asegura el representante de CCOO, que informa de que en febrero la empresa lanzó un sistema de incentivos condicionados a las bajas en cada restaurante. “Con ello lo que busca es la complicidad de los propios trabajadores, llegando a poner en riesgo nuestra salud. Ha habido gente con síntomas de coronavirus que no se ha atrevido a ir al médico por miedo a la baja”, confirma Gómez.

La guerra contra los trabajadores que se dan de baja comenzó en diciembre de 2019 en Sevilla, aunque hubo una amenaza de huelga por parte de Comisiones Obreras y eso obligó a la empresa a dar marcha atrás y “se frenó en seco”.

“Son despidos improcedentes pero la empresa los plantea como disciplinarios, tachando con ello la vida laboral de trabajadores honrados, decentes y cumplidores que lo único que han tenido es mala suerte por ponerse enfermos”, dice Mari Carmen Montero, representante de CCOO y trabajadora en un Burger King de la capital andaluza.

De momento, todos los trabajadores despedidos han denunciado de forma individual a la empresa. En algunos casos piden la readmisión y en otros, que el despido sea improcedente y no disciplinario como alega Burger King en las comunicaciones enviadas a sus empleados enfermos. CCOO, por su parte, está esperando a que sean despedidos cuatro personas más para llegar a 30, el mínimo permitido por la ley para plantear una causa colectiva y denunciar un ERE encubierto.

Los encargados no sabían nada

Otra casuística común a todos los despidos es que los gerentes de los establecimientos no tenían conocimiento de los despidos ni nunca elevaron ninguna queja sobre ellos a la dirección nacional. “El que me despide ni me conoce, porque mi gerente me valoraba mucho y nunca me hubiera despedido”, cuenta Tamara, de 32 años y sola con dos hijos a su cargo, que ve el futuro negro ante la incertidumbre de su salud y laboral.

Burger King Spain S.L.U, nombre de la empresa bajo la que opera la cadena de comida rápida en España, pertenece a Gregorio Jiménez, un empresario de Benidorm, que posee más de 500 restaurantes de comida rápida en todo el país y emplea a más de 10.500 trabajadoras, muchos de ellos con contratos parciales por debajo de las 40 horas semanales.

 

 

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA