fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

La Librería

Carboneras es un hilo de voz gritando libertad

No es una reseña seria decir que se ha llorado con un libro. Tampoco que en cada capítulo aunque Canarias esté tan lejos de Asturias, sentía que se contaba un poco de mi historia, de la historia de las mujeres de mi tierra a las que hasta hace no mucho les estaba prohibida.

Ellas a quiénes les dijeron en la niñez que no tenían más voz que la que les portara el hombre de turno: padre, hermano, marido, de repente un día se despiertan y no hay ningún hombre alzando la voz.

Y se remangan con el complejo de no saber nada, con absoluto desconocimiento de su propia sabiduría y sacan adelante una casa, y aprenden a ordeñar una cabra ordeñando, y a sus seis o siete hijos, si sobreviven todos, se les procura a cada uno un par de zapatos para seguir tirando.

Es imposible entender la supervivencia tanto material como psicológica de la posguerra, sobre todo de los vencidos, si no es por reconocer las fuertes alianzas de solidaridad popular. Una vecindad y generosidad que tiene que ver con la mera supervivencia pero también porque no se pierda la voz, aunque sea un hilo de voz gritando libertad. 

Pero la mina es una cosa muy dura. Es rezarle al dios que sea porque en la explosión que hoy se escucha no se haya ido un compañero, un hermano, o un hijo. Carboneras es entrelazar los brazos y caminar al mismo ritmo unidas, que no hay ningún pesar igual a otro pero se parece la melodía. Carboneras es entender la huelga y con el otro ojo echar cuentas para que no falte comida. Es la ternura salvaje de lo mejor de nosotras ante la adversidad. En Asturias y en cualquier lugar del mundo.

Carboneras son todas las mujeres que se echaron a la espalda la posguerra y tuvieron que dejar el amor de lado o en el fondo de una mina

No sé si esto es una reseña seria, pero les recomiendo este libro, les recomiendo las palabras de Aitana Castaño y las ilustraciones de Alfonso Zapico hechas con el color del carbón de la mina. Pequeñas historias, pequeñas latas de galletas en pequeñas casas mal iluminadas fueron la resistencia. 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. ESTRELL@

    7 de abril de 2021 10:14 at 10:14

    gracias por compartir tan valiosa información.

  2. ESTRELL@

    23 de abril de 2021 11:02 at 11:02

    Le he leído y es una magnifica narración,refleja una realidad histórica horrible con mucha dulzura, humor e inteligencia.
    gracias por la sugerencia me ha gustado mucho.
    Gracias Aitana

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes