fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Casado, descolocado tras dos años al frente del PP

Mientras el Gobierno de coalición celebraba el pacto alcanzado en la UE, él comparecía en El Escorial, rodeado de una exministra de Aznar y dos exministros de Rajoy

Casado, descolocado tras dos años al frente del PP
Pablo Casado (de frente) saluda a José María Aznar (de espaldas) | Foto: Dani Gago

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado este martes, en las jornadas ‘Activemos España con Europa’ que el PP organiza en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial y coincidiendo con su segundo aniversario al frente de la formación –fundada en 1976 como federación de asociaciones políticas por Manuel Fraga y otros seis gerifaltes franquistas y refundada en 1989 como partido por el propio Fraga– que el PP es “la única alternativa” al Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos y “una alternativa ganadora”. Así, ha apelado a diversas encuestas, obviando que ni siquiera los sondeos más optimistas –para él– le dan, junto a sus socios de Vox y de Ciudadanos, la mayoría absoluta del Congreso.

Siempre cercano a la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre y al expresidente del Gobierno español José María Aznar, Casado ha sido presidente de Nuevas Generaciones del PP en Madrid de 2005 a 2013, parlamentario autonómico en Madrid de 2007 a 2009, director de Gabinete de Aznar de 2009 a 2012 y diputado en el Congreso desde 2011 hasta la fecha. Y llegó a la Presidencia del PP en el congreso extraordinario que la formación celebró tras el triunfo de la moción de censura contra Mariano Rajoy, donde derrotó primero, en las primarias, a la ‘número dos’ de Rajoy en el partido –la ex secretaria general María Dolores Cospedal– y después, en el propio congreso, a la ‘número dos’ de Rajoy en el Gobierno –la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría–, que lo había ganado a él en las primarias pero que después se vio perjudicada por su enfrentamiento abierto con Cospedal, cuyos afines apoyaron a Casado en el congreso.

No han sido fáciles para Casado estos dos años al frente del PP. Incapaz de sacudirse la tutela de Aznar –o al menos la imagen de tutela de Aznar–, hasta este mes de julio su partido había perdido cinco elecciones: las autonómicas de Andalucía –diciembre de 2018–, dos generales –abril y noviembre de 2019–, unas autonómicas y unas municipales –ambas en mayo de 2019–. Y este mes acaba de encontrarse por un lado con el batacazo de Carlos Iturgaiz en las autonómicas de la Comunidad Autónoma Vasca, y por otro lado con la nueva mayoría absoluta de Alberto Núñez Feijóo en las autonómicas de Galicia. A saber cuál de las dos noticias le habrá inquietado más, teniendo en cuenta que Iturgaiz fue su apuesta personal para la CAV y que Feijóo no ha dejado de sonar para sustituirlo al frente del PP prácticamente desde que llegó a la Presidencia del partido hace dos años.

Con una mano con Vox y con la otra con Ciudadanos

Con una mano, el PP estableció acuerdos con Vox en diversas comunidades autónomas –el primero, en Andalucía, donde sólo así pudo arrebatar el Gobierno de la Junta al PSOE, primera fuerza política en las autonómicas de 2018– y en diversos ayuntamientos, empezando por el de la capital de España, Madrid. Con la otra mano, también mantiene pactos de gobierno con Ciudadanos –en la propia Andalucía o en el propio Ayuntamiento de Madrid–, que compartió candidatura con el PP en las autonómicas de la CAV, que no quiere ni oír hablar de pactos directos con Vox –los indirectos, es decir los establecidos a través del propio PP, son otra cosa– y que en los últimos tiempos no le ha hecho ascos a establecer en el Congreso acuerdos puntuales con el PSOE, a lo que ha ayudado la sustitución de Albert Rivera por Inés Arrimadas al frente del partido naranja tras su debacle en las generales del pasado mes de noviembre.

Este martes, mientras el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias celebraba el pacto alcanzado en la UE para crear y repartir entre los Estados miembros un fondo de 750.000 millones de euros destinados a impulsar la reactivación económica tras la crisis sanitaria del COVID-19, Casado, descolocado, calificaba de “buen acuerdo” ese pacto, un acuerdo en el que nunca creyó y que incluso llegó a intentar torpedear. Y lo hacía en El Escorial, rodeado de tres exministros de perfil tirando a bajo: una de Aznar –Elvira Rodríguez– y dos de Rajoy: Fátima Báñez y Román Escolano. Y todo mientras la disputa entre su portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, y el victorioso Feijóo –que representan dos formas de entender el partido y su futuro– parece lejos de aplacarse.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA