fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Casi la mitad de los votantes de Vox creen que su partido contribuye a la crispación

Así lo dice el último barómetro de la consultora Metroscopia

“Vox es considerado el partido que más contribuye a la crispación. Ojo, que así lo piensan casi la mitad de sus propios votantes”. Éste ha sido uno de los datos más sorprendentes de la entrevista realizada a Andrés Medina, director de Metroscopia, en Las mañanas de RNE.

Ésta afirmación resulta poco sorprendente, a tenor de la estrategia comunicativa empleada por la formación de ultraderecha. Vox no ha tenido reparos en alentar escraches a ministros o manifestaciones y caceroladas en fase 0. Tampoco en mentir en un tema tan sensible como es el del Ingreso Mínimo Vital y la inmigración.

El Partido Popular, en lugar de diferenciarse, se ha dejado arrastrar por esa marejada. Así se deduce, al menos, del protagonismo adquirido en este periodo por dos de sus voces más duras: la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y su portavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo.

La primera, en su última intervención en la Asamblea de Madrid, explicó que no iba a permitir que se calificase como ‘fascistas” a Vox, al tiempo que ella misma valoraba a Podemos como “peor que el virus”.

La segunda, en un pleno que desde el PP confiaban estuviera protagonizado por Marlaska, llamó terrorista al padre de Pablo Iglesias. Ese momento no fue una excepción: forma parte de su manera de comunicar. De hecho, ella misma, en el último pleno, explicó que iba a continuar así. “Nos quieren sumisos y silentes. Olvídense. No son nuestras palabras las que causan la crispación, son sus hechos. Y por tanto son ustedes los que habrán de rectificar para devolver el sosiego a la nación”.

“La crispación es un recurso peligroso de doble filo”

Medina ha repasado con el periodista Íñigo Alfonso alguna de las conclusiones que extraen de su último barómetro. “La crispación es un recurso peligroso de doble filo”, sostiene Medina. “Lo que sabemos ahora es que puede deteriorar los liderazgos y la fidelidad a los propios partidos. Los votantes que creen que su partido está contribuyendo a la crispación evalúan peor a su líder y tienen menos predisposición a volverle a votar”, añade.

“No es admisible ni está justificado discutir en el Congreso con formas despectivas y recurrir al insulto”. Esa es, también, una de las conclusiones casi unánimes que se extraen del sondeo realizado por la Metroscopia. Los ciudadanos, sin diferencia de filiación ideológica, coinciden en que la vida política está crispada y que eso supone un peligro para la democracia.

Esto explica que en todos los partidos haya una parte “no menor”, califica Medina, “de más de un tercio” de votantes “incomodados que piensan que su formación está siendo parte del problema y no de la solución”. 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes