fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Cultura

Colorado Kid (Stephen King)

Esta semana hemos conocido que el Nobel de literatura ha ido a parar a la poeta norteamericana Louise Glück. Decía una cuenta en Twitter (@editorindignado) que «Javier Marías, Arturo Pérez Reverte, Michael Houebellc y Haruki Murakam irrumpiendo en plan comando en la academia sueca justo cuando se va a anunciar la ganadora del Nobel de literatura al grito de: el heteropatriarcado no se rinde», podría pasar perfectamente. El autor del que os voy a hablar nunca aparece en las quinielas y, a diferencia de Murakami, le importa bien poco que le den o no un premio Nobel. Tampoco formaría parte nunca de ese comando de señores que escriben con la punta del pene mientras añoran los buenos tiempos. Algunos críticos dijeron de él que era «el mejor de la segunda división» y yo lo único que puedo decir, hablando en plata, es que me cago en esos críticos.

Stephen King lleva cincuenta años aterrorizando a varias generaciones, entreteniéndonos, contando historias. Podría hablaros de Misery, de El Resplandor, de Carrie o de El misterio de Salem’s Lot… O de Cuenta conmigo, Cadena perpetua, La milla verde y otras adaptaciones cinematográficas de sus cuentos. De cómo sabe zambullirse en eso que llamamos miedos colectivos, de cómo aborda cuestiones como la infancia, el racismo, la pobreza, la religión o la guerra y de cómo su retrato social de los Estados Unidos –tanto en lo urbano como en lo rural–, supera con creces el de muchos analistas y académicos de pedigrí. Pero no, aunque Stephen King ya te hablaba del buying antes de que la palabra existiera (Carrie), me gustaría recomendar y comentar una de sus obras menos conocida: Colorado Kid (2005).

No es ni de lejos una de sus mejores obras, de hecho escapa del terror (su género habitual) para contarnos una historia muy peculiar de tintes detectivescos en donde lo más interesante no es descubrir el misterio sino el misterio en sí mismo, el camino a recorrer. Con tan sólo cuatro personajes –dos periodistas sexagenarios que cuentan la historia, una estudiante en prácticas que escucha la historia y el cadáver de Colorado Kid–, King reflexiona sobre el periodismo, el periodismo de provincias, el misterio y, por supuesto y como en casi todas sus obras, la condición humana.

Narrada en tercera persona, la historia nos sitúa en un pequeñito pueblo de la costa de Maine (siempre Maine) en el que aparece un cadáver sin identificar, nadie lo reclama, nadie sabe de quien se trata y conforme van apareciendo algunos datos y pistas sobre las circunstancias de la muerte del desconocido, todo parece complicarse más: ¿se trata de un crimen perfecto? ¿Quién es Colorado Kid y por qué ha aparecido muerto en la costa de Maine? ¿Qué ocurre cuando los datos no concuerdan con la realidad material?

King nos presenta un relato breve pero conmovedor y lleno de matices. Con muy poco, con la sencillez (aparente) como bandera y como solamente saben hacer los maestros, construye todo un universo entorno a una muerte en extrañas circunstancias. Anochece de nuevo en Maine.

* Colorado Kid (Stephen King)
* Editorial: Debolsillo
* Nota: 7,5
*PVP 9,95€
* Número de páginas: 160

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes