fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

¿Contra Pablo Iglesias vale todo?

El ‘lawfare’ amenaza al vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de coalición y líder de Unidas Podemos

¿Contra Pablo Iglesias vale todo?
A la izquierda, Pablo Iglesias; detrás, de izquierda a derecha, Eduardo Inda, Manuel García-Castellón, Manuel Marchena y Pablo Casado

El juez instructor de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha solicitado al Tribunal Supremo que investigue al vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de coalición, secretario general de Podemos y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, por los presuntos delitos de daños informáticos, revelación de secretos y denuncia falsa, en el marco de la pieza Dina del caso Tándem, que investiga la sustracción, en 2015, del teléfono móvil de su entonces asesora Dina Bousselham y la posterior utilización de archivos que contenía.

García-Castellón ha dado este paso sin consultar ni a la Fiscalía y después de que hace tres semanas un auto de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional –firmado por los magistrados Carlos Fraile, María Teresa García Quesada y Alfonso Guevara– calificara de “meras hipótesis” sus argumentos para expulsar de la causa a Iglesias e instara al juez instructor a devolver al secretario general de Podemos la condición de perjudicado en la misma, recordándole que el objeto de la pieza Dina es investigar una presunta organización criminal a través de la cual los investigados “comercializaban, aprovechando la condición de comisario de Policía de José Manuel Villarejo, servicios ilícitos” y que los elementos que conectaban a Iglesias con ese objeto, que son los que permitieron su personación en la causa como perjudicado, siguen plenamente vigentes.

El auto de la Audiencia Nacional recordaba a García-Castellón que entre el material ocupado a Villarejo en su domicilio había varios ‘pendrives’ que contenían dos carpetas –denominadas DINA 2 y DINA 3– que a su vez contenían archivos procedentes del móvil sustraído a Bousselham; entre ellos, capturas de pantalla “idénticas” a las publicadas después por diarios digitales como ‘OKdiario’, dirigido y editado por el periodista Eduardo Inda, para “causar quebranto” a Iglesias. Además, destacaba la “aparente concordancia” de esos hechos con la “presunta operativa habitual” de Villarejo y aseguraba que “no hay pruebas que sustenten” la tesis de García-Castellón de que además de esa presunta organización criminal existían otras posibles fuentes de difusión del contenido del móvil de Bousselham. Pero nada de eso ha bastado a García-Castellón, que expulsó a Iglesias de la causa alegando también que el secretario general de Podemos mantuvo en su poder la tarjeta del móvil de Bousselham durante un tiempo –después de que se la entregara el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio– hasta devolvérsela, intacta –como se ha demostrado–, a la propia Bousselham.

Los hechos se comentan por sí solos, y en Podemos –donde, “a pesar del ruido que se está haciendo” este martes, no conciben otra posibilidad por parte del Tribunal Supremo que el “archivo” de la solicitud de García-Castellón– se preguntan si “este es el precio” que Iglesias tiene que pagar por “pedir que se renueve el Consejo General del Poder Judicial que está bloqueando el PP” o por “decir que es republicano” y hacerlo desde su condición de vicepresidente del Gobierno central.

El presidente del Tribunal Supremo y del propio CGPJ, Carlos Lesmes, lleva casi dos años atrincherado en el órgano de gobierno del poder judicial gracias al PP de Pablo Casado. El presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo –la que sería competente para investigar a Iglesias–, Manuel Marchena, es uno de los jueces en los que el PP reconoce tener más confianza. Dirigentes del PP han hablado abiertamente de la justicia como “último dique de contención” frente al pacto de investidura y frente al pacto de gobierno establecidos tras las generales del 10N. La justicia en España se administra en nombre del rey. El ‘lawfare’ o guerra judicial amenaza a Pablo Iglesias. Hoy muchos se preguntan si contra él vale todo.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

8 Comentarios

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA