fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

De ceses, renuncias, dimisiones y derrotas

De ceses, renuncias, dimisiones y derrotas

El coro mediático está muy bien aleccionado para que responda a los estímulos que se han puesto sobre la superficie del juego. Esto es así, porque en lo que resta de legislatura se repartirán los fondos que llegarán desde la UE. Esa circunstancia hace que las concesiones de los contratos públicos estén debidamente fiscalizadas. Habrá que evitar, por ejemplo, las corruptelas de los sobrecostes.

Esta es una nueva oportunidad para la transparencia dentro de las contrataciones que se avecinan. No es momento para compartir la aceptación de corruptelas, cuyos turbios intereses llenan de ruido mediático la opinión publicada a través de la máquina del fango del statu quo. Están procurando tapar las vergüenzas de los oscuros casos de corrupción que no han hecho más que comenzar a ser sentenciados. No es aceptable repetir viejas prácticas. Tal vez por ello, porque la decencia se impondrá en los procesos de asignación de contratos, la dirigencia opositora al gobierno de coalición se ha dedicado a pedir renuncias y ceses. Son portavoces de los oligopolios de contratistas mal habituados, aún en instancias europeas. Desde aquí, es necesario hacer distinciones.

Por “renuncia”se entiende el abandonovoluntariode unacosaquese poseeo de unaactividadquese ejerce.“Renunciar” es algo más reflexionado. Tiene más que ver con el sujeto que con los demás. Una decisión de “punto y aparte”. “Dimitir”, por el contrario, suele tener una cierta connotación negativa. La dimisión suele resultar, generalmente, de presiones que obligan al sujeto. Ocurre porque se está implicado en un escándalo. Inclusive también, porque se tienen "divergencias irreconciliables" con sus compañeros o jefes. Entonces, se dimite cuando se abandona el cargo que se desempeña. El matiz entre ambos conceptos no es casual. Los detalles son determinantes. El comportamiento de desvinculación de una persona puede ser una pausa. Pero también puede ser una expulsión. Puede tener causas que se basen en discrepancias. Como deberse a cuestiones indecorosas a las que se le ofrece un “puente de oro” para que la organización consiga un “control de daños” razonable.

En algunos casos una renuncia puede verse como una derrota. En otros, a una dimisión, como a una victoria. Todo dependerá de la perspectiva con la que se vea. Sea emocional o analítica. En cualquier caso. En la historia personal o de la organización. Estas desvinculaciones suponen un punto de cambio. El PP cerró la puerta a esta posibilidad.

En las sociedades serias. En las que los derechos se encuentran preservados por normas de convivencia, cuando se producen acontecimientos que implican a personas y organizaciones, resulta frecuente y generalmente necesario que se produzcan relevos. Cuando ello no es así, podríamos encontrarnos ante sistemas autoritarios que basan su existencia en un poder vertical que ignora los posibles deterioros de las conductas de sus miembros. Sean estas simples discrepancias o evidentes ilegalidades. En los casos de corrupción que se están investigando no han presentado demasiadas dimisiones. Ni renuncias. Tal vez algunas tuvieron que ver con una estrategia en el marco del propio proceso que podría abrirse que en motivos más nobles. Es el caso notorio del refugio que representan los fueros.

La contextualización de unos casos en relación a otros. Hace suponer que esa modulación en la Opinión Publicada no es casual. Las personas tienden a adherirse más a los que se anuncian como ganadores que a los que se vaticinan perdedores. Se toman a las encuestas como base argumental. Ejercicio peligroso. Prefiero a las estadísticas más que a las probabilidades. Unas me hablan de lo que ocurrió. Las últimas de lo que puede ocurrir. El caso del Partido Popular es un modelo que se estudiará en los centros de estudios políticos del futuro inmediato. Nadie renuncia. Pocos dimiten. La responsabilidad no se asume. Se buscan culpables o víctimas propiciatorias. Gente caída en desgracia a la que hacer dimitir. O cesar si se resisten. También crear estructuras parapoliciales con el fin de eliminar a la oposición. En especial a Podemos y a Pablo Iglesias. Con Fakes, los apologetas en plantilla corren raudos a cubrir espacios informativos que llenan de justificaciones oportunistas unos casos y otros. Se ganan el sueldo satisfactoriamente.

Al PP, a su pesar, le asedió el oleaje de su propia corrupción. En esos embates se ha visto obligado a producir “ceses”. Figura esta que tiene más que ver con el “despido” que se produce en una empresa cualquiera. Estos ceses sólo se han visto como una herramienta de cortafuegos que evitase que esos oleajes alcanzasen a los verdaderos responsables de la organización en entredicho. Quisieron evitar la asunción de responsabilidades sin comprender que ese sendero los llevaba inexorablemente a la derrota. No contaron con que, si no mantenían el poder quedarían al descubierto. En poco tiempo en sus esfuerzos por controlar las instituciones sólo les quedó la Justicia. Con la nueva norma de elección del CGPJ podrán ser neutralizados. Por no querer producir ceses. Por limitar las dimisiones. Por evitar las renuncias. Entonces comprobarán lo dicho por John Kennedy: “La victoria tiene un centenar de padres, pero la derrota es huérfana.”

Aún podemos regresar a la España del blanco y negro. De las listas negras. Todavía siguen en las cunetas sus víctimas. Con el sencillo acto de apoyar la democracia podemos salvar a España de su derrota.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

1 Comentario

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA