fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

De los generadores del miedo a la traición a España

Saben que, si este Gobierno de coalición supera las dificultades y restituye derechos a las personas, entonces el miedo pierde sus efectos corrosivos

“Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros.” 

Hermann Hesse

En la Historia de la Humanidad, la creación del miedo siempre fue una práctica de conocida eficiencia para doblegar a los díscolos con los poderes establecidos y estrujar el corazón de los pueblos para lograr la obediencia. El miedo paraliza. Somete a las gentes. Inhibe las actitudes críticas. Ese sentimiento disuade pensar libremente. El miedo abre los templos y cierra las tumbas. Los gobiernos o grupos que utilizan al miedo, como arma psicológica o física, conocen que una vez aplicado no hay marcha atrás. Nicolae Ceaușescu y su esposa fueron un ejemplo. Benito Mussolini junto a Clara Petacci, otro. Francisco Franco siempre lo supo y así lo aplicó con la máxima violencia desde sus años más tempranos. Eso le permitió morir en una cama de hospital.

Las llamadas democracias liberales, haciendo uso del monopolio de la violencia, logran que el tipo de miedo que aplican a veces sea difuso, impreciso, pero efectivo. El statu quo sabe que cuando se teme una amenaza indefinida, no materializada, se cae en la ansiedad. A esta la podríamos definir como "una respuesta emocional o conjunto de respuestas que engloba: aspectos subjetivos o cognitivos de carácter displacentero, aspectos corporales o fisiológicos caracterizados por un alto grado de activación del sistema periférico, aspectos observables o motores que suelen implicar comportamientos poco ajustados y escasamente adaptativos".

Por tanto, se concluye que la ansiedad es el miedo incapacitante, fuera de control, según su grado. Crear ansiedad es una técnica de las derechas para controlar las conductas y llevarlas hacia sus modelos de comportamiento. Miedo a la pérdida del empleo. A la salud. A las posibilidades de desarrollo personal y familiar. Las derechas españolas siempre construyen ese miedo. Desde los gobiernos de Aznar lo aplicaron para justificar el uso de la violencia. Las armas de destrucción masiva. Con la crisis, Rajoy difundió el miedo para acometer el ataque más indignante a la vida y hacienda de los más vulnerables de nuestra sociedad. Aún hoy se sienten sus efectos. La violenta Reforma Laboral. La disuasora Ley Mordaza. Siempre el Temor. No la Convicción.

Con el equipo de Pablo Casado aplican el miedo cuando anuncian el Apocalipsis nada dicen de la proscripción de las organizaciones que hacen apología del franquismo. Incluso hacen uso de ese vacío legal para llevar a juicio a quienes dicen las verdades históricas.  Paradójicamente, todos sumados al coro con el discurso de la pandilla de Abascal y los restos de Ciudadanos. Desde ellos y ellas, se difunden mentiras para deslegitimar. Hacen uso de palabras portadoras de significados que ni siquiera su indigencia y pereza intelectual se han tomado tiempo para cotejar. Todo vale. Es el caso del mantra “gobierno socialcomunista”. ¿Cuál es el miedo que se quiere difundir al practicar una ideología que está dentro del marco constitucional?

La generación de ansiedad en relación al escenario futuro del post COVID se está construyendo desde los púlpitos, platós televisivos, micrófonos radiales y medios escritos, además desde las organizaciones empresarias y la dirección de los partidos de toda la gama de la derecha en la oposición. Recordemos que el PNV es la demostración de una práctica moderada que beneficie a toda la ciudadanía.

En España se procuró desestabilizar al legítimo Gobierno de coalición. Utilizando el miedo como munición. Manchando la esperanza de la recuperación. Todo, con el único fin de tomar el poder con la complicidad de los infiltrados en las organizaciones políticas de apariencia progresista. Saben que, si este Gobierno de coalición supera las dificultades y restituye derechos a las personas, entonces el miedo pierde sus efectos corrosivos.

Los que practican la propagación del miedo en todos sus niveles, desde la inquietud al pánico, pueden tomar nota de Angela Merkel. Esta, acaba de instruir a la ministra de Defensa alemana Annegret Kramp-Karrenbauer para que proceda al desmantelamiento parcial de una de las unidades de élite del Ejército alemán, conocido como KSK. Luego de una serie de escándalos que revelaron que estaba infestada de miembros de la extrema derecha. El detonante fue el hallazgo el mes pasado de un arsenal de armas, explosivos y munición, en parte robados al Ejército, en el domicilio de uno de los soldados, que además tenía objetos de simbología nazi. La ministra ha culpado a un grupo de "dirigentes tóxicos" de la situación. La unidad "no puede seguir existiendo en su forma actual”. Ella conoce como grupos similares socavaron los cimientos de la República de Weimar. Lo acontecido luego es de sobra conocido.

En estos momentos se procura obstaculizar, en el seno de los propios organismos europeos, la utilización de fondos europeos que se aprobarán, para paliar las consecuencias del saqueo que los gobiernos de las derechas, y algunos de la izquierda, produjeron en este país.

Eso es una verdadera traición a España. Nuestra Historia tiene abundantes ejemplos.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes