fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Desmadre a la madrileña

Almeida dice ahora que “no se puede poner un policía detrás para que no se produzcan botellones” y que “la libertad no es hacer botellones ni ir sin mascarilla por la calle”, un discurso que para muchos llega tarde, está dicho con la boca pequeña y no será suficiente para frenar el desmadre a la madrileña.

Desmadre a la madrileña
Imagen de la madrugada del pasado sábado al domingo en Madrid

‘Desmadre a la americana’ es una película estadounidense de 1978, dirigida por John Landis, ya clásica y en su día muy taquillera. Se trata de una de las comedias más influyentes de su época, y aborda las aventuras de los alumnos del Faber College, una universidad privada estadounidense famosa por su clasismo. Algunos de quienes este fin de semana en Madrid celebraron el final del estado de alarma declarado con motivo de la pandemia de coronavirus sin adoptar ninguna medida de seguridad doblan en edad a los alumnos del Faber College, pero no dudaron en apuntarse al desmadre, en este caso a la madrileña.

“A Madrid se viene a vivir ‘a la madrileña’, y ‘a la madrileña’ es una forma muy característica de vivir; mucha gente dice «soy libre porque vivo en Madrid»”. Con frases así, loas a las cañas de cerveza en el exterior, la inestimable ayuda del poder mediático y muy poco más ganaron Isabel Díaz Ayuso y el PP las elecciones autonómicas del pasado martes. Cuatro días después, cientos de energúmenos –unos jóvenes y otros bastante menos jóvenes– celebraban impunemente el final del estado de alarma en las calles de la ciudad sin una sola medida de seguridad para protegerse ellos mismos ni para proteger a los demás frente al coronavirus. Imágenes así no sólo se produjeron en Madrid –con 317 casos de covid por cada 100.000 habitantes, frente a los 200 de la media estatal, y con más de 15.000 muertos por covid–, pero se produjeron sobre todo en Madrid, y eso no parece casual.

Las imágenes han indignado a los sanitarios, que llevan meses trabajando sin descanso contra la pandemia en los hospitales. Uno de ellos, Daniel Savoini –enfermero en la UCI de un centro hospitalario de Madrid– grabó desde una de las habitaciones del hospital las imágenes del macrobotellón celebrado, entre gritos y cánticos y sin ningún distanciamiento, frente al hospital, y después las compartió en su perfil de la red social Twitter con el texto: “Madrid. Turno de noche en una UCI Covid. Estas son mis vistas ahora mismo. Esta es la libertad que quieren estos energúmenos. Se nos está quedando una sociedad bonita…”.

“Libertad” fue precisamente el lema de la campaña de Ayuso.

Pero las imágenes no sólo han indignado a los sanitarios, también han indignado a los vecinos. Este lunes, una cabecera tan poco sospechosa de ser enemiga de Ayuso como es la de ‘ABC’ –el diario de ámbito estatal del grupo de comunicación Vocento– llamaba la atención sobre el “malestar” de los vecinos del distrito centro, que piden respeto para ellos y “para los muertos” por la pandemia de coronavirus y aseguran que “pervertir la palabra libertad y confundir ocio con alcohol” tiene el “riesgo” de acabar así. “Los que vivimos aquí no podemos más, vamos a tener que atrincherarnos en nuestras casas. ¿Este va a ser nuestro destino? Es infernal”, insisten las asociaciones vecinales del distrito y la propia FRAVM (Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid).

Así las cosas, las asociaciones vecinales del distrito centro han vuelto a reclamar una inmediata intervención política, pero ni en la Comunidad de Madrid ni en el Ayuntamiento de la capital –dirigidos la primera por Ayuso y el segundo por Almeida, ambos del PP–, saben bien qué hacer ahora –después de haberse pasado la campaña del 4M hablando de libertad y vinculando esta a las cañas de cerveza en el exterior–, aparte de desviar sus responsabilidades hacia el Gobierno central.

El consejero de Interior en funciones de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha manifestado este lunes que “beber alcohol en la vía pública está prohibido” y ha pedido a quienes lo hacen “más responsabilidad” y al Ejecutivo español “más apoyo policial” para hacer frente a los macrobotellones. “Pido ayuda a la Policía Nacional y la Guardia Civil para evitar esas actuaciones y que esos pocos sean más responsables; tenemos que controlar esto y pedir ese grado de responsabilidad”, ha manifestado López.

Por su parte, la delegada del Gobierno central en la Comunidad de Madrid, Mercedes González, ha asegurado este lunes que en la Delegación del Gobierno estaban preparados para que en la madrugada del pasado sábado al domingo se produjera una especie de “fin de año improvisado” pero no para “esas imágenes tan dantescas” y ha augurado que este fin de semana –que además coincide, este sábado, con la festividad de San Isidro– se repetirán. Por ello, y aunque ha avanzado que el Ejecutivo español, en coordinación con el Ayuntamiento de Madrid, aumentará el dispositivo policial, ha recordado a Ayuso que “cuando llevas meses sembrando en la ciudadanía una falsa libertad, te encuentras un libertinaje” y le ha instado a implantar el toque de queda, una medida “valiente” que otras cinco comunidades autónomas ya están valorando tras el final del estado de alarma.

Mientras tanto, José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid y portavoz del PP de Pablo Casado, ha recordado este lunes que “la pandemia sigue entre nosotros”, ha advertido de que, aunque el Ayuntamiento que dirige ha puesto 450 denuncias por beber en la calle, “no se puede poner un policía detrás para que no se produzcan botellones” y ha insistido en que “la libertad no es hacer botellones ni ir sin mascarilla por la calle”, sino “ser conscientes de que vivimos en sociedad”. Un discurso que para muchos llega tarde, está dicho con la boca pequeña y no será suficiente para frenar el desmadre a la madrileña.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

10 Comentarios

10 Comments

  1. mochuelillo

    11 de mayo de 2021 00:48 at 00:48

    Las imagenes que he visto hasta ahora no sale ningún tio/a mayor de 50.Deduzco que este menchucerío no tiene ni idea del significado de la palabra libertad.Si creen que es sinónimo de botellones,juergas,insensatez,marcha o hacer vida de murciélago estamos ante un futuro muy quebradizo,por llanarle futuro.Bienvenidos a la libertad,bienvenidos al zental.Inconscientes e insensatos.

  2. Josu Monreal

    11 de mayo de 2021 01:16 at 01:16

    La libertad de Ayuso, la que ha propagado en campaña a todo el país, es el botellón y la juerga en plena pandemia.

    La misma libertad que le llevó a enviar emails para que no se ingresaran en hospitales ancianos enfermos de COVID de las residencias.

    O la misma libertad que abrió Madrid en Navidad y nos volvió a costar miles de muertos en la segunda ola.

  3. Lucía Draín

    11 de mayo de 2021 07:53 at 07:53

    El Madriluf de Ayuso, el Madrid del muerto al hoyo y el vivo al bollo.

    Bochorno ante un éxito electoral, espoleado por la «livertaz». Esa cateta sociedad madrileña, racista y cavernaria, sin ninguna sensibilidad antifascista.

    Como mola ser el madrileño que dibuja Ayuso. Livertaz, livertaz.

  4. Lucía Draín

    11 de mayo de 2021 08:05 at 08:05

    ¿Y qué me decís del consejero estrella de Ayuso, Enrique López?, dando consejitos etílicos a los habitantes de Madriluf

    https://www.elplural.com/sociedad/tribunales/una-sentencia-poco-ejemplar-las-copillas-de-enrique-lopez-al-volante-le-cuestan-la-pena-minima_38284102

    Juez del Constitucional … un borracho que, cuadruplicando la tasa máxima de alcohol, se salta un semáforo por la noche con su moto. No mató a nadie por casualidad. Otros jueces fascistas como él le «perdonan» el incidente, posiblemente recordando su sentencia fascista de 3,5 años de cárcel a Valtonyc.

  5. SANTIAGO zamora

    11 de mayo de 2021 08:13 at 08:13

    «… y cierro la última discoteca porque me da la gana». (Ayuso)

  6. Bernal de Loureiros

    11 de mayo de 2021 08:32 at 08:32

    Claro, pero esta gentuza no contagia el virus, ni propaga la enfermedad. Pues eso solo ocurre en las manifestaciones del 8 de marzo y por eso la Delegación del Gobierno y la justicia las prohibieron.
    Aquí, en cambio, ningún problema.

  7. Mohicano

    11 de mayo de 2021 10:32 at 10:32

    Qué sensación de impotencia amarga dejan estos personajes y sus descerebrados seguidores retando al coronavirus a que se apodere de sus cuerpos sin mente y a que no tiene cojones de propagarse.
    Espero que lo paguéis.

  8. mariano tomas Fuentes Alvaro

    11 de mayo de 2021 10:47 at 10:47

    Ayuso,Enrique Lopez, el asesor Rodriguez,etc, son lo que son pero no debemos olvidar, con permiso de Errejon y afines, que los jaleadores de los «sube farolas», como la imagen de la tele, pues alguna culpa tienen y como más o menos dijo Monedero: Ganar 1000€ y votar a «Viva la cerveza y la libertad ayusista (!!vaya oximoron!!)» deja claro el nivel mental y ciudadano solidario que tienen. Como será la cosa que hasta las plumas y voceros del pesebre mediatico no lo aplauden.

  9. Jose Ramon T L

    11 de mayo de 2021 12:08 at 12:08

    Los sanitarios son bastante hipocritas no ponen el grito en el cielo cuando todos los dias van como cerdos al matadero con el metro.
    O con las corridas de toros.
    Yo no se por que les llaman sanitarios y no mercenarios a sueldo de las farmaceuticas, nunca hablo de los de a pie.

  10. cristobal miguel urbaneja aguilar

    11 de mayo de 2021 16:32 at 16:32

    ¡¡¡Madrileños disfrutad de lo votado!!!Siempre he dicho que el voto no debería ser secreto para que seamos responsables de lo que hacemos con todas sus consecuencias. Me rio de tanta marea blanca…mareas verdes….no serían tant@s ni estaremos tan mal cuando a triunfado el fascismo.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes