fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Desmontando la falacia de la ultraderecha para equiparar la Segunda República al franquismo

La propia historia se encarga de desmontar el discurso con el que Casado y Abascal comparan el sistema democrático de la Segunda República con la dictadura franquista

Desmontando la falacia de la ultraderecha para equiparar la Segunda República al franquismo

Durante el día de ayer, y aprovechando el aniversario de la proclamación de la Segunda República, la extrema derecha se encargaba de difundir un discurso con el que equiparaban la República con la dictadura franquista. “Nosotros no celebramos fechas que han dividido a los españoles” y “Nosotros celebramos la democracia” fueron algunos de los argumentos contra el sistema democrático que Pablo Casado, líder del Partido Popular, clamaba desde la tribuna del Congreso.

Una comparación a la que, para desmentirla, tan solo hay que recurrir a los libros que relatan la historia de España. En el caso de la proclamación de la Segunda República, cabe retroceder hasta el 12 de abril de 1931 para llegar hasta su origen: las elecciones municipales que sucedieron aquel domingo. Un mecanismo democrático mediante el que el voto ciudadano constató el descrédito del monarca Alfonso XIII tras permitir la dictadura de Miguel Primo de Rivera y su elevada proximidad con la misma.

Por lo tanto, fueron los resultados de la jornada electoral del 12 de abril los que propiciaron la proclamación de la Segunda República el 14 de abril de 1931, día en el que el sistema republicano —una forma de Estado basada en la idea de que la soberanía reside en el pueblo— fue oficialmente instaurado en España. Hechos muy distantes a los relacionados con la dictadura franquista, que nació del golpe de Estado de 1936, una sublevación militar contra el Gobierno democrático de la Segunda República y que desencadenó la Guerra Civil.

Una guerra en la que finalmente venció el bando sublevado, que tras derrocar el sistema republicano y democrático instauró el régimen franquista en 1939 con el caudillo Francisco Franco como líder. Una dictadura fascista que se consolidó en base a la censura, el secuestro de derechos y la persecución, la represión y el asesinato de opositores políticos y de todo aquel considerado como enemigo.

Por lo tanto, con los hechos históricos es suficiente para desmontar la equiparación de la dictadura franquista a la Segunda República, algo que figuras como Casado o Santiago Abascal, dirigente de Vox, se encargaban de promover ayer. Una comparación que no es más que una falacia que se ha encargado también de difundir la bautizada como ultraderecha mediática. Ejemplo de ello ha sido Eduardo Inda, que esta misma mañana aseguraba en El programa de Ana Rosa que la Segunda República fue una dictadura sin que nadie desmintiera tal falsedad.

Una falacia en la que la extrema derecha insiste desde la política o mediante los medios de comunicación afines a ella y que desde las redes han denunciado, asegurando que la verdadera motivación de estos es promover la ignorancia para sus propios intereses políticos. Por todo esto, es de vital importancia democrática que el discurso sea desmentido por los profesionales de la información en honor a la verdad de la historia de España y para salvaguardar la dignidad de las víctimas del franquismo.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

3 Comentarios

3 Comments

  1. Agustín Montes C.

    15 de abril de 2021 18:30 at 18:30

    ¿Desde cuándo conquistar con las urnas es lo mismo que conquistar con las armas?

    La sensatez, la dignidad, la honestidad y la humanidad nunca quiso una guerra que perdió a manos de esa España minúscula y sanguinaria, como dice Monedero, armada, acaudalada, bendecida y coronada.

  2. Mohicano

    15 de abril de 2021 23:47 at 23:47

    Urnas y armas. Hay un cierto parecido entre las dos palabras que les ha debido confundir.

  3. Jose Ramon T L

    16 de abril de 2021 11:36 at 11:36

    A ellos se les llena la boca llamandonos comunistas, algunos lo recibimos como un elogio, pero muchos progres i reformistas que los hay ha cientos en podemos se sentiran ofendidos.
    Les cuento esto para que cuando sus señorias de podemos se dirijan a los señores del pp,vox y ciudadanos no los llamen fascistas mas, deben llamarles los neofranquistas, franquistas, franquesteimitas, por lo de podemitas.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes