fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Dirigentes y cargos de Ciudadanos vuelven al PP de la mano del entorno de Rivera

Bal denuncia que desde el partido de Casado han puesto en marcha en todo el territorio estatal una “nueva trama de corrupción” para “comprar voluntades y personas” de su formación y que están “dispuestos a pagar lo que haga falta” para “destruir” a Ciudadanos.

Dirigentes y cargos de Ciudadanos vuelven al PP de la mano del entorno de Rivera
Pablo Casado, Albert Rivera y otros miembros de PP y Ciudadanos, el 11 de febrero de 2019 en la madrileña plaza de Colón

Albert Rivera perdió 47 de los 57 diputados de Ciudadanos en el Congreso en medio año –el que va de las elecciones generales de abril a las de noviembre de 2019–, así que no le quedó más remedio que dimitir como presidente del partido, y hace ahora un año se incorporó al despacho de abogados Martínez-Echevarría, ahora Martínez-Echevarría & Rivera. Atrás quedaban su frustrado pacto con el PSOE tras las generales de 2015, su foto con Pablo Casado y Santiago Abascal en la madrileña plaza de Colón o su negativa a volver a negociar con el PSOE tras las generales de abril de 2019, preludio de su batacazo electoral de medio año después.

Tras su dimisión, Rivera fue sustituido en la Presidencia de Ciudadanos por Inés Arrimadas, mientras el partido seguía desangrándose entre sus propios bandazos en busca de espacio político, unas encuestas que amenazaban ruina y la cada vez más indisimulada ‘OPA hostil’ –intento de adquisición de una empresa sin el visto bueno de su Dirección– del PP, que ya está desembocando en la vuelta de numerosos dirigentes y cargos –otros aún no la han consumado pero ya la negocian, como el alcalde de Granada, Luis Salvador– al PP, el partido del que muchos de ellos proceden –empezando por el propio Rivera–, de la mano del entorno del propio Rivera.

Esa ‘OPA hostil’ la han acelerado esta misma semana los equipos de quien fuera el ‘número tres’ de Rivera en Ciudadanos, el ex secretario de Organización Fran Hervías, y del ‘número dos’ de Casado en el PP, el secretario general Teodoro García Egea, muy próximo al expresidente de Ciudadanos. Hervías ha ayudado a García Egea a lograr los tres tránsfugas que el PP necesitaba para abortar la moción de censura de PSOE y Ciudadanos contra el presidente autonómico de Murcia, Fernando López Miras (PP). A cambio, el ex ‘número tres’ de Rivera ha sido incorporado al PP, y más concretamente al equipo de García Egea.

La operación ha recordado al ‘tamayazo’ de 2003 en Madrid, con la salvedad de que esta vez no ha sido consumada no sólo con ningún rubor sino además sacando pecho. En cualquier caso, Edmundo Bal, miembro del Comité Permanente de Ciudadanos y portavoz adjunto del partido en el Congreso, ha calificado este domingo de “mafiosos” los movimientos registrados en Murcia y ha denunciado que desde el PP han puesto en marcha en todo el territorio estatal una “nueva trama de corrupción” para “comprar voluntades y personas” de su partido y que, al haber “abierto su caja B”, están “dispuestos a pagar lo que haga falta” para “destruir” a Ciudadanos.

Marcos de Quinto o Juan Carlos Girauta se fueron de Ciudadanos en cuanto Arrimadas alcanzó acuerdos con Sánchez para aprobar prórrogas del primer estado de alarma declarado por la pandemia de coronavirus. Después lo hicieron otros dirigentes y cargos como Lorena Roldán, también del entorno de Rivera y ahora ya en el PP. Hacía tiempo que el partido amenazaba ruina por haber dejado de ser útil a los intereses de los poderes económicos que en su día lo impulsaron, pero ahora la desbandada está empezando a ser general.

El propio Rivera no perdió de vista la política tras su incorporación al despacho de abogados Martínez-Echevarría. Su relación con Arrimadas es mala, pero con el PP en general y con Casado y García Egea en particular siempre ha sido buena –juntos, Casado y García Egea por un lado y Rivera y José Manuel Villegas por el otro, fraguaron los gobiernos de coalición autonómicos y municipales de PP y Ciudadanos apoyados por el partido ultraderechista Vox, entre ellos el que acaba de saltar por los aires en la Región de Murcia–, y es cada día mejor. Tanto, que el pasado mes de noviembre el PP encargó al despacho de Rivera su recurso, ante el Tribunal Constitucional, a la ley catalana que permitirá regular el precio de los alquileres de vivienda. Y que el pasado mes de febrero el partido de Casado volvió a encargar al despacho del expresidente de Ciudadanos un recurso suyo ante el Tribunal Constitucional, en este caso a la LOMLOE, ley de educación más conocida como ‘Ley Celaá’. En el PP dicen que ambos encargos respondieron a cuestiones meramente profesionales. Otros sostienen que Hervías y García Egea acaban de despejar el camino para que la relación de Rivera con el PP se estreche aún más.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes