fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

PP y FAES tragan con el ingreso mínimo vital

El partido de Casado avanza que no se opondrá a la medida en el Congreso porque es “una imitación” de otras suyas, mientras que la ultraderecha dice que alimentará “la entrada masiva e ilegal de extranjeros en España”

Turbulencias en el espacio de PP y Vox por la moción de censura de la ultraderecha
Pablo Casado y José María Aznar

La derecha española lo ha hecho ya con unas cuantas ‘medidas sociales’, y el ingreso mínimo vital, aprobado el pasado viernes por real decreto del Consejo de Ministros del Gobierno de coalición, no es una excepción: primero carga con dureza contra ellas, después las asume y a veces incluso trata de apropiárselas. Por eso el PP de Pablo Casado dice ahora que no votará en contra de la medida cuando esta llegue al Congreso y por eso la fundación FAES de José María Aznar resta ahora importancia al ingreso mínimo vital, cargando, eso sí, contra “la retórica populista que ha envuelto su presentación”. Pero ahora que PP y hasta FAES tragan con la medida, Vox vuelve a rechazarla, lo que muestra la división existente en la derecha y la ultraderecha en torno a este tema. O que el aznarismo juega a dos bandas.

El PP, que venía cargando con dureza contra el ingreso mínimo vital, reconoce ahora que “es necesario dada la situación en la que estamos viviendo” y, a la espera de “analizar” el contenido de la medida aprobada por el Gobierno, se debate entre el voto a favor y la abstención para cuando el real decreto llegue al Congreso. Así lo ha adelantado este lunes, en declaraciones a los medios, la vicesecretaria de Política Social del partido, Cuca Gamarra. “El objetivo del PP es mejorar el planteamiento que ha hecho el Gobierno”, ha dicho Gamarra, que después ha ido incluso más allá y no ha tenido empacho en asegurar que la medida es “una imitación de las que el PP empezó a aplicar en las comunidades autónomas hace años”.

“Ahora la Administración del Estado sigue ese camino que la responsabilidad asistencial a nivel autonómico y local ya había abierto”, dice la fundación de Aznar

Por su parte, FAES ha vuelto a criticar este lunes, en un comunicado, el ingreso mínimo vital aprobado por el Gobierno, pero ya no frontalmente: “no será un sistema temporal sino estructural y no está claro que la extraordinaria complejidad del diseño de esta política contribuya a una gestión eficaz y a una evaluación rigurosa de sus resultados”, se ha limitado a decir, y ha insistido, eso sí, en que “la retórica populista que ha envuelto su presentación no es un buen augurio”. Así, la fundación de Aznar ha preferido, como el propio PP, asumir la medida y restarle importancia: “la introducción del ingreso mínimo como una nueva prestación en el sistema de seguridad social” es una “novedad solo relativa”, pues “las comunidades autónomas, en uso de sus competencias, han arbitrado diversos mecanismos de sostenimiento de rentas mínimas que este ingreso complementará en diversos supuestos” y “ahora la Administración del Estado sigue ese camino que la responsabilidad asistencial a nivel autonómico y local ya había abierto”, ha enfatizado.

Contra lo que sí ha vuelto a alertar FAES es contra lo que llama “la extrema izquierda populista”, una de sus recurrentes obsesiones. Así, ha asegurado que “es un deber moral y una política sensata remediar las situaciones de pobreza extrema y exclusión en nuestra sociedad” y ha enmarcado el ingreso mínimo vital en el Estado del Bienestar, que “solo se da en economías de mercado, abiertas y basadas en la iniciativa empresarial” y “no existe en las economías de la privación y la miseria soñadas por la extrema izquierda populista y predicadas por esta como sus modelos”.

Mientras PP y FAES asumen ya el ingreso mínimo vital, Vox ha vuelto a rectificar su posición sobre la medida aprobada por el Gobierno, y ahora dice que la rechaza. Sólo una semana, pues, ha durado el apoyo del partido ultraderechista al ingreso mínimo vital que antes de ese apoyo ya había calificado de “paguita”. El portavoz de Vox, Jorge Buxadé, ha declarado este lunes a los medios que tras estudiar la medida aprobada definitivamente por el Gobierno, el partido ultraderechista ha decidido rechazarla porque no es “temporal” ni está “condicionada absolutamente a nada”, pero sobre todo porque con ella “el Gobierno está alimentando la entrada masiva e ilegal de extranjeros en España para beneficiarse de esta renta mínima vital”.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes