fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

El 28 de marzo y el 4 de mayo

Una de las obras teatrales más inolvidables de Fernando Fernán Gómez es sin duda Las bicicletas son para el verano, sobre la que el mismo autor hizo una película no menos destacable en la historia del cine español. Muchos recordamos la frase con la que el personaje del padre, magníficamente interpretado por Agustín González, pone punto final al film con una respuesta a su hijo (Gabino Diego), en medio del paisaje arruinado de la ciudad de Madrid en la que residen: "No ha llegado la Paz, ha llegado la Victoria".

La victoria que trajo consigo una dictadura de cuatro décadas tuvo por objeto la total destrucción de los vencidos, según acreditan las purgas, el exilio, los destierros, encarcelamientos y ejecuciones que tuvieron lugar de modo sistemático y de manera especialmente brutal durante la primera década de la posguerra. El historiador Julián Casanova cifra el número de ejecuciones en 50.000 y se calcula que fueron 250.000 los internos recluidos en los campos de concentración y cárceles de la dictadura después de la guerra.

Un ejemplo de esa violencia vengadora sobre la que se asentó aquel régimen lo tenemos en la Ley de Responsabilidad Políticas de 1939. En la misma se declaraba la responsabilidad política de las personas, tanto jurídicas como físicas, que, con efectos retroactivos desde el 1 de octubre de 1934, "contribuyeron a crear o agravar la subversión de todo orden de que se hizo víctima a España y que a partir del 18 de julio de 1936 se hubieron opuesto al “Movimiento Nacional con actos concretos o con pasividad grave”.

Durante esa primera década de la Victoria, sobre todo, era frecuente ver en las sórdidas prisiones del régimen franquista a las mujeres entregando a sus familiares encarcelados, junto a una vieja muda limpia, la poca comida que podían permitirse entregar a su maridos, padres, hijos o hermanos, siempre que los guardias no les informasen de su fusilamiento, tal como les ocurrió a muchas familias. 

El pasado 28 de marzo, la Delegación del Gobierno (progresista) en Madrid permitió la celebración de una marcha franquista en conmemoración del "Día de la liberación de Madrid", esa misma jornada glosada en las últimas secuencias del film de Fernán Gómez. El régimen instituyó después oficialmente el 1 de abril como Día de la Victoria, dando con ello paso al proceso de destrucción total de los vencidos -una vez finalizada la guerra- mediante una legislación vengadora. 

Una marcha de ese carácter sería inimaginable en cualquier país democrático, aunque en el nuestro estemos acostumbrados a gobiernos que ignoran o desprecian la memoria de los demócratas y permiten manifestaciones de ese tipo. Se da la circunstancia, además, de que esa manifestación se autorizó y celebró -cuando otras no fueron permitidas en tiempo de pandemia- en la ciudad de una comunidad autónoma en la que están convocadas unas elecciones a las que concurre una derecha extremada  y una extrema derecha llamadas a entenderse, porque para quien podría liderar ese gobierno reaccionario “el fascismo es el lado bueno de la historia”.

Ante una expectativa de ese carácter, el 4 de mayo debería ser una jornada llamada a la liberación de Madrid de semejante y ominoso horizonte. Para ello bastará sumar los votos suficientes y sobrados de quienes defienden la democracia y la decencia frente a quienes quieren verlas cautivas y desarmadas. Frente a los señoritos que invocan la patria y la venden, según decía Antonio Machado, al pueblo, a todos los pueblos del sur de Madrid, solo les toca esta vez hablar en las urnas. A ser posible con la voz de Miguel Hernández, el poeta que perdió su vida en las cárceles franquistas:

“¡Ay río Manzanares, / sin otro manzano que el pueblo que te hace/ tan grande como el mar!”

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. ANTONIO ALONSO RUIZ

    4 de abril de 2021 20:52 at 20:52

    No contrata enfermeras, auxiliares, médicos, celadores, administrativos para los centros de atención primaria, hospitalaria, UCIS, para las vacunas. Como Ayuso siga de presidenta tendremos pandemia para rato. ¿La vas a seguir votando?

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes