fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

El andalucismo a la madrileña de Teresa Rodríguez

Nada puede ser más trágico en estos momentos para Andalucía que debilitar al Gobierno de coalición y reforzar al Ejecutivo andaluz que comanda Abascal desde Madrid

La que fuera líder de Podemos Andalucía, que decidió abandonar la formación morada por su negativa al acuerdo entre Unidas Podemos y PSOE que dio lugar al gobierno de coalición  y tras una consulta interna en la que sólo avalaron su postura el 3% de los inscritos andaluces, se ha ido hasta Madrid a defender la industria de la Bahía de Cádiz, que ciertamente está amenazada por aires de cierre de la planta de Airbus en Puerto Real, lo que agravaría, más aún, la herida de la desindustrialización en la comunidad andaluza.

Rodríguez, ahora diputada en el grupo mixto del Parlamento andaluz tras ser declarada tránsfuga, ha anunciado que su formación política, Anticapitalistas, concurrirá con la coalición Adelante Andalucía, marca robada a Podemos e IU al estar inscrita en el registro de partidos del Ministerio del Interior sólo con la firma de afines a Rodríguez.

Así lo comunicó la líder anticapitalista este martes en una entrevista en ‘Al Rojo Vivo’, el espacio de información y opinión política de La Sexta que presenta Antonio García Ferreras, quien ha invitado más a su programa a Rodríguez desde que abandonó Podemos que durante los cinco años que ésta lideró la formación morada en Andalucía.

Aprovechando la entrevista en Madrid, Rodríguez aprovechó para presentar una proposición no de ley en el Senado, acompañada de la senadora andaluza por designación autonómica Pilar González, en apoyo a Airbus de Puerto Real y argumentar que su formación política, que confunde permanentemente con Andalucía en la peor tradición de los nacionalismos identitarios, debe estar presente en el Congreso para luchar por los andaluces. Proposición no de ley significa declaración de intenciones sin vinculación jurídica. Un brindis al sol. A lo mucho, algún titular grandilocuente cuya único función es la propaganda.

Sorprende que Teresa Rodríguez crea que el andalucismo es únicamente presionar en Madrid mientras que el presidente andaluz, Moreno Bonilla, se desentiende del futuro industrial de Andalucía sin que la líder de Anticapitalistas le exija, como ha hecho el presidente gallego para defender la industria gallega, que use el poder andaluz, la Junta, para presionar a favor de los intereses y necesidades de Andalucía en Madrid, en Bruselas o en Toulousse, que es donde está la sede del gigante aeronáutico Airbus.

En los peores días de la pandemia, mientras Moreno Bonilla se guardaba 1.000 millones de euros en los cajones de la Junta de Andalucía para luego presumir de superávit, dinero enviado por el Gobierno de España para reforzar la atención primaria, la educación y ayudar a trabajadores, familias y empresarios andaluces, Teresa Rodríguez hacía oposición al Gobierno de coalición de Unidas Podemos y PSOE en lugar de defender a Andalucía en el Parlamento andaluz, institución por la que dio su vida el Padre de la Patria Andaluza, Blas Infante, y donde reside la soberanía del pueblo andaluz.  

Hay en el andalucismo de Teresa Rodríguez mucho de impostura de quien sólo vio útil la ideología que fundara Blas Infante para librar la batalla interna en Podemos, a no ser que Izquierda Anticapitalista, el partido de Teresa Rodríguez y del eurodiputado Miguel Urban, se fundara comiendo gambas en el Romerijo de El Puerto o en los Caños de Meca y no en Madrid con una estructura centralista. 

Sólo quien ondea la bandera del andalucismo desde la impostura puede pensar que a Andalucía únicamente se la defiende desde Madrid, mientras que en el Parlamento andaluz, donde Teresa Rodríguez lleva de diputada seis años, la derecha y ultraderecha rebajan impuestos a las 17.000 grandes rentas de Andalucía y ejecutan recortes en sanidad o educación, que son la columna vertebral de la autonomía política que el pueblo andaluz luchó en las calles y en las urnas.

Difícilmente puede ser útil a los andaluces y defender a Andalucía quien es incapaz de ceder, dialogar y llegar a acuerdos porque cualquier cesión es sinónimo de perder la pureza. Rodríguez  lleva seis años con escaño en la Cámara andaluza y no ha sido capaz de incluir ni una sola medida en ni uno solo de los seis presupuestos generales aprobados desde 2015. En el haber de Rodríguez, en seis años, sólo hay una ley de senderos públicos, muy útil para los senderistas y el medio ambiente, dicho sea de paso.

La diferencia entre un político y un charlatán es que el político hace, mientras que el charlatán sólo dice. El andalucismo madrileño de Teresa Rodríguez, más que defender a Andalucía, parece que busca ser la oposición al Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, mientras que Moreno Bonilla hace palmas con las orejas por tener a una aliada desde el anticapitalismo que le ayuda a ocultar su falta de liderazgo y de soluciones para los problemas reales de los andaluces y andaluzas. 

Andalucía necesita ser defendida en Madrid, pero sobre todo necesita defensa en el Parlamento andaluz, donde gobierna la derecha y la ultraderecha que ni reconoce a Andalucía como comunidad política. El andalucismo a la madrileña es antiandalucismo, por mucha impostura con la que se escenifique, porque nada puede ser más trágico en estos momentos para Andalucía que debilitar al Gobierno de coalición y reforzar al Ejecutivo andaluz que comanda Abascal desde Madrid.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

7 Comentarios

7 Comments

  1. Enrique Asenjo cobos

    25 de mayo de 2021 21:07 at 21:07

    Que pena ,parece que el virus errejon ha calado también en andalucia,en fin ha seguir luchando con podemos .Si se puede y hasta la victoria siempre

  2. Enrique Rodriguez Marcos

    25 de mayo de 2021 23:51 at 23:51

    A PODEMOS le crecieron las enanas y los enanos. Ramon Espinar, Iñigo Errejón, Teresa Rodriguez, Carmen Santos, Miguel Urban, que por cierto sigue con acta de eurodiputado de un partido del cual se fue, etc.

  3. Jesusillo Pode Mos

    25 de mayo de 2021 23:58 at 23:58

    Otra fabricante de magdalenas. A ver si tenemos suerte y en Andalucia se le queman. UP siempre. Si se puede.
    Salud y República.

  4. Josu Monreal

    26 de mayo de 2021 06:18 at 06:18

    Para mí está claro que Teresa Ro es un fraude, que sólo busca con odio atacar a Podemos, lo demás le importa muy poco.

    Ferreras por supuesto, por ser quien es, es ahora mismo su mayor altavoz político.

    El marido de Teresa Ro, el Kichi, tiene como mayor logro tirarse dos años para cambiar el nombre franquista al estadio del Cadiz C.F., chapuza tras chapuza, el estadio sigue con el mismo nombre.

    Vislumbro una alianza de Teresa Ro con el traidor Errejón, el que le ha dado la medalla a Ana Botella, la de los fondos buitre.

  5. Pintaius

    26 de mayo de 2021 18:35 at 18:35

    La última vez que los Anticapitalistas se presentaron como tal en unas Generales fue en 2011. Obtuvieron la confianza, nada más y nada menos, de 24.456 ciudadanos en todo el Estado; 11.307 en Catalunya, 6.508 en Madrid y al menos dos, los de Teresa y el Kichi, en Andalucía.

    Ahora que han logrado la visibilidad de la mano de Podemos supongo que pretenden mejorar aquellos resultados.

    No me sale del alma desearles suerte.

  6. mekong --

    27 de mayo de 2021 18:36 at 18:36

    ¡Qué prisas se dan las cloacas para invitar a los/las que son como ella! ¡Y ella con qué prisa acude!

  7. Josu Monreal

    27 de mayo de 2021 20:30 at 20:30

    Esa es la clave: Tere Ro en Andalucía es una ovejita del PP y Cs, que por no molestar no dice nada de la desindustrialización de Andalucía, pero cuando va a Madrid arrecia con todo contra el gobierno Podemos + PSOE.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes