fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

El apartheid de las vacunas

El enfrentamiento entre la Organización Mundial del Comercio y la Organización Mundial de la Salud confirma la codicia suicida de la complicidad de los gobiernos más poderosos con la arrogancia de las multinacionales farmacéuticas.

Hasta la BBC lo denuncia. Es el apartheid de las vacunas. De los doscientos millones de vacunas distribuidas hasta febrero, el 75% lo han acaparado los diez países que dominan el escenario mundial, empezando por Estados Unidos y la Unión Europea. Ni una sola vacuna para los 2.500 millones de habitantes de los 130 países con menos recursos.

Una codicia suicida porque, como advierten los expertos consultados por la BBC, para vencer a la pandemia resulta imprescindible una respuesta global con la vacunación en todo el planeta.

La India y Suráfrica reclaman que se suspendan temporalmente los derechos de las patentes para producir en todo el mundo y en mejores condiciones la cantidad de vacunas necesarias para que sean accesibles sin exclusiones. Sin apartheid.

La Organización Mundial de la salud propone un gran acuerdo internacional para compartir voluntariamente los conocimientos y la propiedad de las patentes.

Estados Unidos, la Unión Europea, la Organización Mundial del Comercio y la Federación Internacional de Productores y Asociaciones Farmacéuticas se oponen a esas dos iniciativas de solidaridad global. Argumentan que los privilegios de la propiedad intelectual de las patentes son necesarios para incentivar la inversión comercial en la investigación y el desarrollo de las vacunas. Pero ocultan lo que ha denunciado la prestigiosa revista médica The Lancet, que las cinco mayores farmacéuticas han recibido 10.000 millones de euros de financiación pública. A cambio, los gobiernos con más poder se han asegurado los contratos para acaparar las vacunas.

El enfrentamiento de la OMC con la OMS en plena pandemia confirma la codicia de los privilegiados para imponer los beneficios del comercio sobre la solidaridad imprescindible para proteger la salud de las inmensas mayorías. Codicia suicida porque si no nos vacunamos todos, a todos nos devorará la pandemia.

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

3 Comentarios

3 Comments

  1. Josu Monreal

    27 de marzo de 2021 05:46 at 05:46

    Es increible que las farmaceuticas impongan una dictadura a través de las patentes, por la cual se darán dosis al mejor postor, es decir a los paises ricos, y más tarde a los pobres…y que las naciones no hagan nada porque los políticos están vendidos a sus intereses.

    Somos un planeta realmente lamentable, espero que no haya ninguna civilización alienígena por ahí afuera, porque si nos vieran hacemos el completo ridículo como especie.

  2. Jose Ramon T L

    27 de marzo de 2021 13:10 at 13:10

    Esa es la suerte que tendran los trabajadores de los paises pobres, que no recibiran en su organismo todas esas sustancias toxicas, que estan administrando los multimillonarios de las farmaceuticas.
    Ni que la vacuna fuera la revolucion de octubre, es el holocausto de los campos de concentracion nazis, apoyados por los medios de comunicacion supuestamente.

  3. Jose Ramon T L

    27 de marzo de 2021 13:13 at 13:13

    Espero que este comentarista se haga voluntario y se vacune por el bien de la humanidad.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes