fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

El debate dentro del Gobierno: el empuje de Iglesias inclina la balanza hacía medidas sociales

Las ayudas al alquiler, inicialmente rechazadas por el PSOE, son el último fruto de la insistencia de los ministros morados. Iglesias se afana en convencer a todo del Ejecutivo de que la salida a la crisis pasa por aportar seguridad a la gente.

U.H.- El coronavirus ha puesto a toda España a prueba. La crisis sanitaria, social y económica desatada por el covid-19 ha motivado decisiones sin precedentes para frenar la expansión del virus. Medidas como el confinamiento o la paralización de toda actividad económica no esencial han hecho necesario, además, un amplio paquete social que garantice seguridad y condiciones de vida dignas a las familias. Y, en este último terreno, la insistencia de los ministros de Unidas Podemos en el Gobierno de Coalición se ha demostrado clave para que algunas de las propuestas más ambiciosas puedan ver la luz.

El último ejemplo son las ayudas al alquiler, con puntos como la prohibición de los desahucios durante seis meses, microcréditos sin comisiones ni intereses para que los colectivos vulnerables afronten las rentas, la garantía de que el Estado pagará esos créditos si las familias no pueden asumirlos una vez acabado el estado de alarma, y la obligación de que los fondos de inversión y grandes propietarios de vivienda compartan las perdidas a través de reestructuraciones de duda o quitas. En suma, un paquete amplio y que ve la luz tras un intenso debate en el seno del Ejecutivo, que finalmente se ha decantado por las tesis de Unidas Podemos.

Los morados, encabezados por el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, venían insistiendo en que la moratoria de las hipotecas –mejorada también este martes– no era suficiente para proteger a todas las familias. Según los últimos datos, por ejemplo, hay ya más desahucios de vivienda en alquiler que en propiedad, y la subida de las rentas se ha convertido en una de las grandes preocupaciones de las clases medias y trabajadoras, especialmente en las grandes ciudades. Desde el inicio de esta crisis, Unidas Podemos defendió que era necesario aprobar ayudas, algo a lo que inicialmente se opusieron ministros del PSOE, dirigidos por Nadia Calviño.

El resultado del Consejo de Ministros de este martes es, por tanto, un aval a los ministros de Unidas Podemos –respaldados por varios socialistas– y a su hoja de ruta: anteponer la seguridad de las familias a los intereses de grandes empresarios y al dogma de la austeridad. Iglesias se escudó este martes en que lo aprobado se inscribe en “un marco idóneo: la Constitución española”, que reconoce el derecho a unos ingresos dignos, a la salud o a la vivienda, entre otros. Pero, discursos al margen, a nadie se le escapa que el rumbo adoptado ahora difiere del decidido en 2008, y que supone un desaire a Calviño.

El de este martes no es el primer revés para la vicepresidenta económica. Las últimas decisiones del Gobierno ponen de manifiesto la influencia de Unidas Podemos, que insistió ya desde el mismo sábado 14 de marzo en la necesidad de un escudo social ante la crisis que se avecinaba. Los partidarios de la austeridad en el Ejecutivo congelaron ese debate durante 48 horas, hasta el Consejo de Ministros del martes, pero Sánchez acabó por la razón a Iglesias e incluyó una de las medidas que generaban controversia entre los ministros: la moratoria en el pago de las hipotecas. Esa fue la primera piedra de toque que demostró que la cosa iba en serio.

El segundo hito llegó el pasado fin de semana, con la paralización de las empresas no esenciales. Dos semanas antes, Iglesias había apostado ante Sánchez por esa medida, pero el presidente lo rechazó y pidió tiempo. De hecho, se mostró contrario al cierre total en su intervención del miércoles 25 ante el Pleno del Congreso, posición que también había expresado Calviño: "La prioridad no tiene que ser parar la actividad", dijo en RNE esa mañana. Pero, finalmente, la realidad acabó por imponerse, y las recomendaciones de los científicos respaldaron la posiciones de los morados. Sánchez viró 180 grados y, entre proteger la salud al máximo y los intereses de los empresarios, optó por lo primero.

Las quejas de la patronal no se hicieron esperar. Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, lo calificó de “peligroso error”. Las grandes empresas también han criticado la prohibición de los despidos, adoptada a propuesta de Yolanda Díaz, ministra de Trabajo. Esas presiones no han dado frutos por ahora, pero la partida del coronavirus sigue en juego, y la respuesta social y económica a la crisis se decide en cada Consejo de Ministros. La moratoria hipotecaria –otra medida a la que el PSOE se opuso en principio–, las ayudas al alquiler o la paralización de las actividades no esenciales demuestran el peso y la capacidad de Unidas Podemos y de Iglesias, que se afana en convencer al resto del Ejecutivo que de esta crisis se debe salir aportando seguridad a las familias

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA