fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

El debate sobre el poder de los medios de comunicación llega al Congreso

En la sesión de control al Gobierno que ha tenido lugar este miécoles en el Congreso se ha debatido acerca del poder y libertad de los medios de comunicación

En la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso de los Diputados, el diputado de Ciudadanos Guillermo Díaz, ha presentado una interpelación urgente al Vicepresidente Segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. La moción quería instar a Pablo Iglesias y al resto del Gobierno a "garantizar el ejercicio del periodismo en libertad y sin injerencias políticas".

En su intervención, el diputado de Ciudadanos, acusó al Vicepresidente Segundo de "no creer en la democracia occidental", de "alentar la caza de periodistas" y de montar un panfleto matoncillo" (refiriéndose al que lee usted en este momento, 'La Última Hora) y añadió "hay líneas editoriales y los medios tienen ideología pero no debemos decidir aquí [en el Congreso] qué se debe leer y que no porque es la ciudadanía leyendo lo que lee quien decide quien quiere que le informe". En turno de palabra del Gobierno Pablo Iglesias agradece la interpelación porque asegura que pocas veces se puede hablar en el Congreso del poder mediático y del papel de este poder en la democracia. "Los poderes mediáticos deciden las agendas, los temas de los que se habla y de los que no se habla" reflexionó. "Las voces que se oyen en esta cámara las deciden los ciudadanos, con los poderes mediáticos no ocurre necesariamente así".

El Vicepresidente se refirió también a cómo se habla de determinadas cosas como "la normalización de la agenda de la Extrema Derecha en los medios de comunicación". Iglesias recordó las presiones que recibió el hoy presidente del Gobierno, Pedro Sánchez por parte del grupo PRISA en 2016 para que no pactase un gobierno con Unidas Podemos y aseveró: "es un peligro para el periodismo que sus propietarios sean fondos buitre o los bancos".

En el turno de respuesta el diputado de Ciudadanos insistió en la idea de que son los lectores, los oyentes y los espectadores quienes con su elección del medio hacen prosperar o no un periódico, una tele o una radio. "Hay medios que son propiedad de un periodista y ahí están, hay otros que son propiedad de un banco y ahí están también pero dependen de que los lectores y oyentes los sostengan, es por viabilidad. Es el mercado". Para concluir, el diputado naranja quiso recordar los mejores descubrimientos basados en investigaciones periodísticas : "el Watergate, los ERE, la Gurtel, el Gal".

Por último fue el turno final del Vicepresidente Segundo que para concluir el debate recordó a Ciudadanos que ellos son la mejor prueba de las presiones mediáticas que puede recibir un partido y respondió a la idea de que las empresas de comunicación funcionan con los criterios de la oferta y la demanda: "y dice usted en una ingenuidad liberal que los periódicos son rentables si la gente los lee... ¿pero cuántos periódicos conoce usted que sean rentables que no sean los deportivos, señoría?" dice el vicepresidente aguantando la risa y concluye "una sociedad en que solo los millonarios pueden poseer medios de comunicación es una sociedad limitada democráticamente." y sentenció: "Los medios de comunicación tienen más poder que usted que ha sido elegido por la ciudanía y que yo que estoy en el Gobierno".

Desde el panfleto

Desde LUH y por alusiones, hemos querido profundizar más en este debate acerca de los poderes mediáticos y su poder real y también en esta ocasión hemos querido preguntar a Francisco Sierra Caballero, catedrático de Teoría de la Comunicación, investigador y académico de la Universidad de Sevilla.

Pregunta: Los medios de comunicación en España, ¿Contrapoderes o brazos del poder?
Respuesta: Los medios ni en España ni en Estados Unidos o Inglaterra son contrapoderes. Esa ficción política de defensores de los derechos y el periodismo como guardián del poder político es tan ilusa como la propia narrativa de los periodistas como héroes de la justicia y el derecho. Los estudios de campo demuestran que tienen una autoimagen falsificada sobre lo que son y sobre lo que hacen. Esto es, dicen ser contrapoder cuando en la práctica están al servicio de los intereses dominantes. Y esto en todos los países. En España, lo grave es que el descrédito de los medios y periodistas es notoriamente superior por la baja calidad y control democrático. La opinión pública tiene una imagen muy negativa de los medios y los informadores junto a los políticos y es por obvias razones. Pongamos el caso de la cobertura de la crisis del 2008. Un análisis de contenido de la cobertura de los medios ilustra cómo sistemáticamente la representación de la crisis financiera internacional fue la de la banca que, dicho sea de paso, es la propietaria principal con las empresas de telecomunicaciones y las eléctricas de los medios dominantes. Por ello en modo alguno pueden ser un contrapoder, sino que son parte de la estructura hegemónica, en el caso de España del IBEX35.

P: ¿Por qué alude el candidato de Ciudadanos a la ideología liberal de su partido para de esa forma erigirse como el defensor de la libertad de expresión?
R: No tomaría muy en serio un partido que se ha definido de centro izquierda, socialdemócrata, patriota, de centro, de centro derecha, de derecha moderna. Ahora dicen ser liberales, pero si el portavoz de Ciudadanos tuviera alguna noción de historia debería saber que en España los liberales fueron enterrados, como los republicanos, que Blanco White o Manuel Chaves Nogales murieron en el exilio, defendiendo la libertad de expresión, y se quedaron los de "muera la inteligencia). Es decir, en España la libertad de expresión siempre ha sido perseguida. Primero por el absolutismo monárquico, luego por la dictadura, y ahora por los poderes fácticos económicos que son los mismos, en esencia, que se beneficiaron del llamado movimiento nacional. Y por ello en España no se admite el debate de los medios que es tanto como cuestionar el poder de mando en la comunicación de una oligarquía económica y política que tumba tanto el concurso público de la RTVE para unos medios de Estado autónomos como toda propuesta de regulación del duopolio televisivo o la publicidad. Véase por ejemplo ahora la campaña de ATRESMEDIA contra los medios públicos. En definitiva, la defensa de la libertad de expresión en España ha sido de los liberales, de los comunistas, del movimiento obrero y republicano, nunca de los partidos del orden y la derecha: llámese hoy Ciudadanos, antes Alianza Popular o en la actualidad el PP.

P: ¿Manda más un medio de comunicación que un vicepresidente?

R:En España y en Estados Unidos. Manda más Rupert Murdoch que Harris, la familia Lara o Polanco que Iglesias. Hay que recordar que la libertad de expresión no es poder expresarse sin cortapisas, difícil en un país que encierra a sus artistas por decir la verdad, por otra parte. Además de poder expresarse es preciso la libertad de reunión, de manifestación, de organización, medios y canales para expresar distintas corrientes de opinión e ideología. Y nada de ello se cumple en España donde el poder judicial es una extensión de la oligarquía, donde el lawfare es una práctica de acoso y derribo al vicepresidente, a Unidas Podemos, a los dirigentes y activistas sociales, mientras se protege a Botín, se ampara y promueve el sobreseimiento de procesos judiciales de los grupos de poder o directamente se obstaculiza la acción de la justicia al tiempo que se utilizan las cloacas del Estado para liquidar la disidencia. En este marco, plantear que discutir la estructura de poder mediático en España es una amenaza a la libertad de expresión produce sonrojo más aún de los que amparan esta discrecionalidad en el aparato del Estado o callan cuanndo en Colombia matan a periodistas o se trata de matar a mensajeros como Julian Assange por revelar graves violaciones a los Derechos Humanos. Cabe esperar que la ciudadanía sea cconsciente que sin información libre no hay democracia, que sin políticas de comunicación no habrá libertades públicas ni derechos fundamentales garantizados. Y hoy por hoy en España el aparato mediático cumple una labor fundamental, evitar las reformas y avances de progreso como antes en Italia Berlusconi fue creado como imperio para frenar el imparable ascenso al poder del Estado del PCI.

P: ¿El monstruo de la ultra derecha se alimenta de horas de tele?

Cuando insistimos que España es una anomalía en materia del Derecho a la Comunicación es porque es impensable en Alemania o Italia el blanqueamiento de la extrema derecha. No es nuevo. Cuando ha habido avances significativos de la izquierda, pensemos en IU bajo el liderazgo de Julio Anguita, el sistema mediático despliega una campaña de acoso y derribo contra toda alternativa transformadora. Esto mismo ha pasado con Podemos y la proyección mediática de Ciudadanos, y liquidada la aventura de Albert Rivera ahora se promociona VOX con la idea de atraer el voto popular y seguir con la hoja de ruta neoliberal y el pogromo aporofóbico. Este tratamiento no solo vulnera en los medios públicos y privados las normas deontológicas mínimas sino que en efecto promueve un discurso del odio que puede, y de hecho, tiene efectos en la realidad.

 

 

 

 

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. joaquín archidona acedo

    18 de febrero de 2021 09:51 at 09:51

    LUH,,,Panfleto matoncillo,,, pos fale sres, fachillas, a mí y a muchos miles y, cada vez más, nos informaremos en LUH, de vuestros chanchullos y fechorías.-
    D. Guillermo las garantias que pide a Pablo Iglesias con tanta desfachatez son de CONSEJOS VENDO,,,, Y PARA «MÍ» NO TENGO, y si lo que dijo el sr. Iglesias no entra en su ley del embudo de pequeña mente carca,,, bon profit.-

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes