fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

El día que Pablo Iglesias estuvo en Perú sin moverse de Madrid

Este episodio forma parte de una historia que reúne prácticamente todos los elementos necesarios para entender bien cómo actúan el ultraliberalismo y la ultraderecha en la denominada guerra cultural contra la izquierda.

El día que Pablo Iglesias estuvo en Perú sin moverse de Madrid
Peruanos de ultraderecha protestan contra Pablo Iglesias el pasado miércoles ante un hotel de Lima; el ex secretario general de Podemos se encontraba en Madrid

Lo ha contado en su perfil de Twitter Julián Macías –coordinador de la web Pandemia Digital, observatorio contra la desinformación digital–, pero los medios que llevan un lustro mintiendo sobre Pablo Iglesias, que se pasaron la campaña de las elecciones autonómicas del 4M en Madrid silenciando sus propuestas y que llevan una semana hablando de su corte de pelo no van a contarlo. Iglesias estuvo un día en Perú sin moverse de Madrid, y todo por obra y gracia de la parte más derechizada del poder mediático y de la cloaca ultraderechista que actúa en las redes sociales, bien conectadas con dos entes claves en la denominada guerra cultural que se libra en nuestros días y que Macías conoce bien: El Yunque –secta ultracatólica de origen mexicano y vinculada a partidos de ultraderecha de varios Estados; entre ellos, Vox– y Atlas Network, la Red Atlas.

Con sede en Estados Unidos, Atlas Network es un conglomerado de 470 ‘think tanks’ ultraliberales muy bien financiado y dedicado en buena parte a intentar torpedear los procesos de profundización democrática en el mundo y a impulsar la desinformación y el descrédito contra las organizaciones de izquierdas que intentan hacerlos posible y contra sus líderes. 161 de los 470 ‘think tanks’ integrados en Atlas Network tienen sede en Estados Unidos, 100 en Latinoamérica y 121 en Europa, entre estos la FAES (Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales) que preside José María Aznar y la Fundación Internacional para la Libertad que preside Mario Vargas Llosa.

¿Qué hacía el pasado miércoles un grupo de peruanos de ultraderecha protestando, con pancartas de “El Perú se respeta” o “Fuera Iglesias comunista”, ante un hotel de Lima en el que el ex secretario general de Podemos ni había estado, ni estaba, ni se le esperaba? Este episodio forma parte de una historia que reúne prácticamente todos los elementos necesarios para entender bien cómo actúan, a todos los niveles, el ultraliberalismo y la ultraderecha –si es que hay alguna diferencia entre ambos– en la guerra cultural contra la izquierda. Y es que la historia parte del poder mediático, pasa por la cloaca ultraderechista que actúa en las redes sociales y desemboca en una protesta presuntamente espontánea, y todo bajo la atenta mirada de los ‘think tanks’ ultraliberales y sobre todo del poder económico que los financia.

El rumor de la presencia de Iglesias en Perú parte del periodista español Federico Jiménez Losantos, director y presentador del programa de radio ‘Es la mañana de Federico’, emitido por la cadena esRadio, propiedad del grupo de comunicación Libertad Digital, a su vez propiedad del propio Losantos. Y la difunde en Perú el periodista peruano Beto Ortiz, director y presentador del programa de televisión ‘Beto a saber’, emitido por la cadena Willax, propiedad de Wong –la mayor cadena de supermercados de Latinoamérica–, propiedad a su vez del holding chileno Cencosud, controlado por Horst Paulmann, el segundo hombre más rico de Chile, según la lista de la revista estadounidense ‘Forbes’.

Después, otros periodistas peruanos difunden el bulo de Losantos y de Ortiz –convenientemente impulsado por la cloaca ultraderechista que actúa en las redes sociales– y ninguno lo desmiente, excepto Marco Sifuentes en su podcast ‘La Encerrona’. “Anoche en Willax se afirmó que el exvicepresidente español Pablo Iglesias está en el Perú para apoyar a Castillo [Pedro Castillo es el candidato del partido izquierdista Perú Libre en las elecciones presidenciales de este año 2021 en Perú, comicios de los que el próximo 6 de junio se celebrará la segunda vuelta], y para probarlo pusieron un vídeo de Jiménez Losantos, que es como creer a Jaime Althaus, porque es incluso más ‘underground’ que Willax (…) Esta gente no sólo engaña a su público, sino que terminan engañándose entre ellos; yo le invito a una paella al que me traiga en 24 horas una foto de Pablo Iglesias en el Perú”, alertaba Sifuentes. Pero Sifuentes llega hasta donde llega, y las cloacas del propio poder mediático ‘confirman’ el rumor a través de un perfil falso de Perú Libre, creado precisamente para desinformar e intoxicar: “Mañana reunión del Amauta Pedro Castillo con Pablo Iglesias en el Hotel Sheraton a las 4:00 pm. Se coordinará el apoyo de los países bolivarianos y la logística que manejaremos luego del 6 de junio si la Oficina Nacional de Procesos Electorales comete un fraude”.

Macías destaca que esa cuenta ‘fake’ apoya entre otras cosas “lo que parece un remake” del mitin que el partido ultraderechista Vox celebró el pasado 7 de abril en el barrio madrileño de Vallecas, un mitin celebrado el pasado miércoles en la ciudad peruana de Huaraz y en el que Keiko Fujimori –candidata del partido derechista Fuerza Popular en la segunda vuelta de las presidenciales del próximo 6 de junio, y por tanto rival de Castillo– “hace el papel de Abascal enfrentándose a la gente” y tras el cual la candidata de Fuerza Popular acusó a los seguidores de Perú Libre de haberle tirado una piedra. “La estrategia parece replicar una acción para presentar al rival político como violento, como hicieron con Podemos” el 7 de abril en Vallecas y en otras ocasiones. El coordinador de Pandemia Digital asegura que esa “estrategia” de “emular violencia con cuentas falsas simulando que el ataque viene desde la izquierda” es un “clásico” ultraderechista, como ha podido verse en la campaña del 4M. “Vox miente a sus seguidores para que odien”, añade.

Vargas Llosa, presidente de la Fundación Internacional para la Libertad –integrada en Atlas Network–, participó activamente en la campaña del 4M en Madrid y está participando activamente en la de las presidenciales del 6 de junio en Perú. Español por nacionalización y peruano por nacimiento, en la de Madrid pidió el voto para la candidata derechista Isabel Díaz Ayuso y en la de Perú lo ha pedido para la también candidata derechista Fujimori. Vargas Llosa participó además –junto a otros dos opinadores vinculados estrechamente a la derecha: Félix de Azúa y Fernando Savater– en un coloquio sobre libertad de expresión titulado ‘Expresión de libertad’, organizado por la APM (Asociación de la Prensa de Madrid) y celebrado el pasado 3 de mayo, jornada de reflexión de las autonómicas del 4M. Por su parte, Losantos es un habitual de actos de ‘think tanks’ como la Fundación Internacional para la Libertad y otros integrados también en Atlas Network.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. mariano tomas Fuentes Alvaro

    17 de mayo de 2021 10:15 at 10:15

    !!Vaya personal!!Los Santos y Vargas Llosa dos conversos y democratas ejemplares. Hablan y escriben guiandose como «libro de cabecera»con lo que decia Goebbels sobre repetir y repetir mentiras que por arte de birlibirloque se convierten en verdad. Vaya par de «figuras» patrias»

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes