fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

TV y redes

“El líder del partido que nombró la mayoría del CGPJ es hijo del juez que libró a los Franco del Caso Redondela”

Las redes recuerdan que el padre del expresidente Mariano Rajoy fue el responsable de librar de la cárcel al hermano de Franco, implicado en el caso REACE, una trama fraudulenta que especulaba con aceite y que estuvo rodeada de polémicas muertes

Mariano Rajoy padre CGPJ caso Redondela

El debate en torno a la renovación del caducado Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se encuentra en el centro de la polémica. Tanto por el veto que el Partido Popular quiere imponer a Unidas Podemos para la negociación de sus miembros como por los magistrados que la bancada azul ha propuesto para su composición, muy cercanos a su formación.

Ahora, las redes sociales no han tardado en recordar el turbulento nombramiento del anterior órgano, que se vio salpicado por los WhatsApp de Ignacio Cosidó –que habría redactado el actual portavoz popular y actual parte en la negociación, Teodoro García Egea– donde garantizaba el control de jueces y salas responsables de enjuiciar a diputados, miembros del Gobierno y senadores. “Una jugada estupenda” que colocaba a magistrados de su color político en los principales Tribunales del país encargados de investigar sus tramas de corrupción.

Apelan a la memoria histórica para comprender en profundidad la influencia de los populares en el Poder Judicial, recordando el caso del aceite de Redondela, donde el padre de Mariano Rajoy, como magistrado de la Audiencia Provincial de Pontevedra, libró al hermano de Francisco Franco de la cárcel.

El caso del aceite de Redondela

En los últimos años de la dictadura, Mariano Rajoy Sobredo, padre del antiguo líder de los populares, presidía la sección primera de la Audiencia Provincial de Pontevedra, responsable del enjuiciamiento y la instrucción del caso.

Ante la escasez de aceite de oliva en la época, se repartieron por todo el país una serie de depósitos, tanto públicos como alquilados a empresas privadas, para almacenarlo y, en los períodos donde el aceite aumentaba su precio o no se cubría la demanda, se utilizaban las reservas.

Una de las empresas dedicadas a su conservación era REACE, que llegó a un acuerdo con la Comisaría General de Abastecimientos y Transportes, regida por el gobierno dictatorial, para su almacenamiento. Sin embargo, los más de 4 millones de litros que correspondían a las reservas desaparecieron, descubriéndose posteriormente que la empresa vulneraba los precintos y vendían a particulares los insumos de aceite, repartiendo los beneficios obtenidos entre los administradores.

En aquel momento, el consejo de administración de la empresa estaba dirigido por Nicolás Franco, hermano del dictador; también formaba parte su fundador, Rodrigo Alonso Fariña, y otros destacados nombres como el embajador de Portugal en España, Rodrigo Alonso Seoane.

Ante los hechos delictivos, el director gerente de la compañía, José María Romero González, denunció el fraude en los juzgados. 6 meses después de interponer la demanda, apareció sospechosamente muerto junto a su mujer y una de sus hijas. Junto a sus cadáveres, una nota de suicidio explicaba los fallecimientos, sin embargo, múltiples expertos dudaron de su veracidad. Asimismo, el taxista responsable de transportar a los miembros implicados en la trama fue asesinado a disparos y, unos años después, fallecería Luis Mañas, el representante de los acreedores de REACE.

A pesar de las evidencias y los testimonios que salpicaban a todo el consejo de administración de REACE, cuyas principales sospechas recaían sobre Nicolás Franco, el padre del expresidente del Gobierno concluyó en la sentencia penas de prisión tan solo por los acontecimientos asociados al fraude de la venta opaca del aceite. Lo hacía debido a que el sumario “desapareció” de los archivos de la Audiencia Provincial, hecho que eximió, incluso, de la declaración del hermano del dictador, librándolo de cualquier responsabilidad sin procesarlo.

Los “agradecimientos” de la familia Franco

Personas que recuerdan de manera cercana la trama no han dudado en sacar conclusiones. “Hablamos de Rajoy y dicen las malas lenguas q Marianito obtuvo un puestito como abogado del estado como agradecimiento de los Franco a su papá”, señala un usuario de Twitter.

“Se dice que los hijos del juez prevaricador aprobaron todos oposiciones a notario y registradores con la ayuda del dedo todopoderoso”, apunta otra tuitera.

“Y luego, los hijos de ese juez hicieron unas carreras magníficas y sacaron unas oposiciones dificilísimas en tiempo récord, porque le salieron súper listos. Nada que ver con ese favorcillo a los Franco. Pura meritocracia. La España que madrugó... en 1939”.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. Bernal de Loureiros

    1 de marzo de 2021 15:12 at 15:12

    ¿Y, cuándo se jubiló el padre de Mariano Rajoy?
    Pues en 1986, ya bien entrado el Régimen del 78 y con Isidoro en la presidencia del Gobierno.
    ¿Qué pasa, que Mariano Rajoy Sobredo era un impecable magistrado dictatorial cuando se acostó a dormir el 20 de noviembre de 1975 y sufrió esa noche una prodigiosa metamorfosis por la cual se despertó en la mañana del día 21 convertido en un impecable y ejemplarísimo magistrado democrático?
    Es el reflejo de la modélica Transición que nos vendieron, el ejemplo de la farsa que significa esa democratización de la Justicia, uno de los poderes fundamentales en cualquier sistema de libertades, que en España sigue secuestrado por el franquismo nacional catolicista, heredero de la Inquisición y el Santo Oficio.
    A eso le llaman “normalidad democrática”, “democracia plena”.
    Así nos va.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes