fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Deporte

El orgullo amazigh de Munir El Haddadi

El delantero del Sevilla lució orgulloso la bandera de la etnia de su padre en la celebración de la Europa League

Munir, junto a Jordi Alba. Foto: Wikicommons


Que el fútbol actual es una torre de Babel es algo difícil de discutir. Salvo excepciones como el Athletic de Bilbao, la mayoría de los clubes de primer nivel cuentan en su plantilla con jugadores procedentes de muchas partes del globo. Y cada uno con su trayectoria nacional e identitaria.

El caso de Munir el Haddadi es particular. El delantero nació en San Lorenzo de El Escorial (Madrid), pero es de orígenes marroquíes. En los años en los que se produjo su temprano despunte la Selección Española absoluta se apresuró a llamarle para un partido oficial. De esta manera se aseguraba que Marruecos no pudiera contar con ese joven talento en el futuro. Ésta decisión se volvió en su contra: la Roja no guarda el sitio a nadie. Munir destacó en su cesión en el Alavés pero fue más discreto en su etapa en Valencia y en su regreso al Barcelona. Ahora, en el Sevilla, alterna titularidades y suplencias en un conjunto con muchísima competencia en su posición.

Es, en parte, por lo que debe esperar atento a un cambio que puede llegar de la FIFA. El máximo organismo del fútbol mundial estudia cambiar la normativa y permitir que un jugador se enfunde la elástica de dos selecciones sí se dan una serie de condiciones que el cumple. A saber: “que hayan jugado como máximo tres partidos con la primera, incluyendo citas oficiales en eliminatorias, y lo hicieran antes de cumplir los 21 años, debiendo transcurrir al menos tres años para poder optar a ser seleccionado por un nuevo país”, explica este artículo de Estadio Deportivo.

Si lo consigue, compartiría internacionalidad con sus compañeros Youssef En-Nesyri y Yassine Bounou. Ambos se anudaron la bandera oficial de Marruecos en la fiesta posterior a la consecución de la Europa League ante el Inter de Milán. No así Munir, que optó por la tricolor amazigh. En castellano se suele traducir como “bereber” es peyorativo, ya que significa “bárbaros”. Ellos prefieren considerarse imazighen, que se traduce como “hombres libres”.

Su madre, de Melilla, se casó con su padre, un marroquí de esa etnia. Su espacio de influencia abarca desde Canarias a Siwa (Egipto), y desde el Mediterráneo hasta el Sahel. Se estima que pertenecen a esta comunidad unas veinte millones de personas. Políticamente existe “la cuestión amazigh”. Cómo resume este análisis de Ayri Domínguez en ‘El Orden Mundial’, “en términos prácticos, el principal objetivo del pueblo amazigh es el reconocimiento oficial de su lengua y la corrección de las injusticias que considera que se han cometido contra ellos en las políticas educativas, económicas y sociales”. 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes