fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

‘El País’ critica la fórmula del Gobierno para renovar el Poder Judicial con los mismos argumentos que la derecha

El Gobierno se ha visto obligado a impulsar una ley para renovar el CGPJ debido al secuestro del mismo por parte del PP

El País poder judicial
Fuente: Dani Gago.

“La reforma del Poder Judicial del PSOE y Unidas Podemos resulta inaceptable”, con esta tajante afirmación comienza el editorial del medio bandera del grupo PRISA, el diario ‘El País’. Sin embargo, esa frase es el escondite perfecto para los que quieren dejar intacto el máximo órgano del Poder Judicial. A pesar de su situación politizada e irregular.

Los medios tildados precipitadamente como ‘progresistas’ se han enclaustrado en la crítica, ausente de proposición, del registro para la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Sin embargo, lo cierto es que, desde la Comisión Europea hasta la situación de interinidad del órgano, el Gobierno se ha visto obligado a impulsar este tipo de solución debido al bloqueo sistemático que el PP blinda ante la imposibilidad reiterada de diálogo –negada por la propia formación azul–.

Decía el periodista Enric Juliana esta misma mañana que “el proyecto de ley para modificar el sistema de elección del Poder Judicial es discutible. Y el bloqueo del CGPJ es inaceptable. ¿Cómo se resuelve esa ecuación? ¿Centrándonos en lo discutible y dando por natural lo inaceptable? Así no”.

Efectivamente, no es una cuestión de someter a crítica la medida, que no es más que un ‘salvavidas’ ante el bloqueo del órgano más importante del Poder Judicial. Es impedir que el inaceptable secuestro del CGPJ siga el curso previsto por un partido concreto, derrotado en urnas pero, aún así, atrincherado en el poder.

"No puede ser que en estos temas tan importantes, las derechas jueguen al rugby y las izquierdas bailen ballet", ha ejemplificado hábilmente un diputado del bloque progresista.

Desviar el foco de la raíz del problema acaba por hacerle un favor a una derecha que necesita mantener ‘debajo de la alfombra’ sus casos de corrupción. Y qué mejor manera de llevarlo a cabo que continuar controlando con jueces de su color político la Sala Segunda y la Sala 61, las únicas con capacidad para enjuiciar a diputados, miembros del Gobierno y senadores, así como de ilegalizar partidos.

Felipe González y su reunión con ‘El País’

Esta situación bien podría denominarse ‘la trama del 78’. Ya revelaba LUH! las reuniones que Felipe González mantenía con el grupo PRISA. “Es urgente y necesario echar a Unidas Podemos del Gobierno”, esa fue la conclusión de la última que celebró con ‘El País’.

El divorcio con su partido de origen le ha puesto a ‘disparar’ contra la coalición gubernamental. Hasta tal punto, que incluso parece haberse olvidado que fue él mismo quien, en 1985, impulsó la Ley Orgánica del Poder Judicial. Acercándole a pasos agigantados a un PP inmerso en innumerables casos de corrupción que busca mantener su poder independientemente, incluso, del mandato de las urnas.

Que el sistema político español estaba pensado para el bipartidismo de turnos no es ningún secreto. El resto de poderes, incluido aquí el informativo, servía bien a sus intereses, en una suerte de ‘ten con ten’ donde todos salían beneficiados en una ecuación que, más bien, parecía ser una suma simple.

Es por ello que normas como la que actualmente rige el CGPJ, que dictan su renovación en la necesidad de establecer el apoyo en 3/5 de la Cámara, encuentran su lógica en el seno de los Gobiernos de mayorías absolutas. Miradas benévolas con el sistema opinan que, de esta manera, ‘obligaban’ a los partidos mayoritarios a pactar con otros más pequeños. Otras, sin embargo, vaticinaban la necesidad ideológica de establecer pactos entre las dos grandes corporaciones políticas hegemónicas.

La realidad ha cambiado. Un hemiciclo multipartidista necesita nuevas normas por las que regirse. Es más, por las lógicas del diálogo político, establecer en una mayoría absoluta la renovación de órganos tan importantes como el CGPJ auspician, por fuerza, un mayor debate, pluralidad y negociación. Garante, por tanto, de una mayor independencia entre poderes. Y sobre todo, protector con el Poder Judicial para un menor alcance de la ‘mano’ política.

Los nostálgicos del bipartidismo imperfecto y de los absolutismos mayoritarios no quieren renovar una norma creada por y para ellos. Y los medios continúan haciéndoles el trabajo.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

2 Comentarios

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA