fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

El régimen del 78 busca recomponerse

Pablo Iglesias vuelve a romper el tablero de los poderes económicos y mediáticos, impulsores del nuevo intento de alianza entre PSOE y Ciudadanos.

El régimen del 78 busca recomponerse

El nuevo intento de alianza entre PSOE y Ciudadanos –materializado en la moción de censura que ambos partidos han presentado en Murcia y que el PP más tres tránsfugas, orgullosos de serlo, de la formación de Inés Arrimadas harán fracasar mediante un nuevo ‘tamayazo’– ha desencadenado un terremoto político cuya principal consecuencia ha sido la convocatoria de elecciones autonómicas en Madrid el próximo 4 de mayo.

Tras la irrupción de Podemos en 2014, Ciudadanos fue impulsado por los poderes económicos y mediáticos del régimen del 78 para intentar remachar un bipartidismo herido de muerte. Y es que las ententes entre PSOE y Ciudadanos siempre han sido no sólo el objetivo sino el sueño y la obsesión de esos poderes, porque el partido de Pedro Sánchez es la columna vertebral del régimen del 78 y porque sus acuerdos con Ciudadanos anulan cualquier posibilidad de profundización democrática y de llevar a cabo políticas de izquierdas en el Estado español. Por eso el PSOE pactó –o intentó pactar– con Ciudadanos tras las generales de 2015 y por eso el partido de Sánchez ha vuelto a pactar –o a intentar pactar– ahora con el de Arrimadas, pese a su pacto de gobierno con Unidas Podemos y de su pacto de investidura con formaciones de izquierdas y soberanistas como ERC o EH Bildu.

El Estado español afronta una especie de nueva transición, y el régimen del 78 busca recomponerse. Un viejo mundo –el del bipartidismo– muere, el nuevo mundo tarda en aparecer y en ese claroscuro surgen monstruos impulsados por los mismos poderes económicos y mediáticos que en su día impulsaron a Ciudadanos, monstruos bien situados en el ‘Deep State’ o ‘Estado profundo’, heredero del terrorismo franquista. Esos poderes económicos y mediáticos quieren ahora por un lado al PP –más los tránsfugas de Ciudadanos, que ya están siendo pastoreados hacia el partido de Pablo Casado por Albert Rivera y su entorno– y al partido ultraderechista Vox, bien juntos, y por otro lado al PSOE de la mano de lo que quede –si es que queda algo– de Ciudadanos, y todo ello para intentar de nuevo anular cualquier posibilidad de profundización democrática y de llevar a cabo políticas de izquierdas en el Estado español.

El movimiento que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha hecho este lunes –al anunciar que abandona el Gobierno de coalición, en el que ocupaba una Vicepresidencia, para enfrentarse, en las autonómicas de Madrid, al monstruo surgido del claroscuro– ha descolocado a todos porque nadie lo esperaba. Y el régimen del 78, tampoco.

Ese nuevo intento de alianza entre PSOE y Ciudadanos ha acabado desembocando en las autonómicas de Madrid, comunidad que acoge la capital del Estado y que ahora está en riesgo de ser gobernada directamente por una ultraderecha sin caretas –una ultraderecha que ya no esconde sus simpatías por el franquismo, por el terrorismo de Estado del propio régimen del 78 o por Donald Trump ni sus antipatías por rojos, feministas, migrantes u homosexuales–, con todo lo que eso significa. Ese nuevo intento de alianza entre PSOE y Ciudadanos es, pues, lo que, de forma mediata, ha precipitado la decisión del líder de Unidas Podemos.

Ese nuevo intento de alianza entre PSOE y Ciudadanos está impulsado –como todos los anteriores– por unos poderes económicos y mediáticos en busca de la recomposición del régimen del 78, el del ‘atado y bien atado’ franquista. Por unos poderes económicos y mediáticos que, en su obsesión por neutralizar todo intento de profundización democrática y toda alternativa de izquierdas, en su día dieron a elegir sólo entre José María Aznar y Felipe González o sólo entre Mariano Rajoy y Sánchez/Rivera y que ahora pretenden dar a elegir sólo entre PP/Vox y PSOE/Ciudadanos/otros. Pero Pablo Iglesias, una vez más, ha vuelto a romperles el tablero.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. Lucía Draín

    16 de marzo de 2021 08:54 at 08:54

    Quienes hemos vivido la Transición Franquista estamos en una deuda enorme con el 15M y con Podemos.

    La denuncia del Régimen del 78 parecía un imposible ante el asfixiante cinturón mediático, ante la traición de una izquierda que escupía en la memoria de Julián Grimau, de Enrique Ruano, de cientos de asesinados durante la infausta transición, de miles de nombre olvidados en las cunetas.

    Fascismo o libertad

  2. Josu Monreal

    16 de marzo de 2021 11:48 at 11:48

    Con un poco de suerte Cs ha implosionado, es obvio que fue creado caldear el ambiente en CAT y más tarde para torpedear a Podemos.

    Ahora a centrarnos en Madrid, si Ayuso es DERROTADA seguramente la vieja guardia del partido corruPPto tiene los días contados, y se abrirá un nuevo escenario en el país.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes