fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

El sindicato “apolítico” de la Policía

La CEP se queja de que “quienes antes calificaban de mordaza” la Ley Orgánica 4/2015 defiendan “su aplicación” ante las protestas del barrio madrileño de Salamanca, convocadas en pleno estado de alarma, y dice que “sería inaceptable en una democracia”

El sindicato “apolítico” de la Policía
Un policía toma sus datos a dos detenidas en la protesta contra la proclamación de Felipe VI como rey de España, el 19 de junio de 2014 en Madrid | Foto: Dani Gago

La CEP (Confederación Española de Policía), sindicato del Cuerpo Nacional de Policía que se define, entre otras cosas, como “apolítico” –como si fuera posible ser apolítico– y “apartidista” –esto ya es más posible, aunque muy poco habitual–, ha ofrecido esta semana a los policías sus servicios “en caso de recibir órdenes de intervención con motivaciones políticas o restricciones de las libertades fundamentales”, algo que “sería inaceptable en una democracia”. Abordar el significado de “motivaciones políticas” o abordar la posibilidad de llevar a cabo labores policiales sin “restricciones de las libertades fundamentales”, aunque sea sometiendo esas restricciones a la normativa vigente –que, por cierto, no siempre ha sido el caso ni siquiera en democracia–, supondría adentrarse prácticamente en el campo de la filosofía, pero las razones de la CEP son mucho más mundanas.

“La Policía Nacional no trabaja ante una crisis de seguridad sino ante una sanitaria y la protesta en balcones, con banderas, en redes sociales o de cualquier otro tipo, siempre que no vulnere la normativa sanitaria o constituya un delito público, debe respetarse como lo ha sido en otras ocasiones”, ha advertido el sindicato apolítico, que no ha ocultado que su apolítica queja se refiere a las órdenes para llevar a cabo tres intervenciones policiales, la primera el pasado domingo y las otras dos al día siguiente, en la calle Núñez de Balboa del barrio madrileño de Salamanca ante sendas concentraciones con cacerolas, convocadas en pleno estado de alarma, para reclamar la dimisión del Gobierno central.

“Debe respetarse como lo ha sido en otras ocasiones”. Más allá de lo forzado de la redacción, ¿sostiene la CEP que las protestas del barrio de Salamanca están siendo menos respetadas por el Gobierno de lo que lo han sido protestas de otro signo? Porque la hemeroteca contiene un largo historial de respuestas policiales violentas –decía Max Weber que lo que define al Estado es el monopolio de la violencia, y en el Estado español uno de los cuerpos encargados de aplicarlo es precisamente el Cuerpo Nacional de Policía–, y por supuesto de actuaciones policiales más violentas que las de esta semana en Núñez de Balboa, a protestas tan pacíficas o más que las convocadas esta semana en esta calle del barrio de Salamanca. Y en plena democracia. Y sin estar en estado de alarma. Pero el sindicato apolítico del Cuerpo Nacional de Policía dice que en situaciones tan excepcionales como esta “solo se ponen multas por comportamientos que arriesgan la salud de los demás y se hace con una Ley Orgánica” –la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana– “que quienes antes calificaban de mordaza ahora defienden en su aplicación”.

Del Deep State Estado profundo o Estado dentro del Estado– se habla mucho últimamente, pero no es nada nuevo. Como no es nuevo el problema que existe en el Estado español con la Policía. Nuevas sólo son las circunstancias.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes