fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

El trío de Colón por la puerta de atrás

Para eso están ahí Rosa Díez y Unión 78: para intentar hacer más cómodo a PP y Cs su nuevo desembarco en la plaza madrileña junto a Vox.

El trío de Colón por la puerta de atrás
Arriba, Carlos Urquijo, María San Gil, Rosa Díez, Jesús Cuadrado, Fernando Savater y David Mejía, en febrero de 2020 durante la presentación de la plataforma Unión 78; abajo, Santiago Abascal, Pablo Casado, Albert Rivera y otros dirigentes de Vox, PP y Cs posan en febrero de 2019 en la madrileña plaza de Colón

Lo ha dicho este martes la presidenta de Cs, Inés Arrimadas: finalmente asistirá a la concentración contra los indultos a los líderes del procés convocada para el próximo 13 de junio en la madrileña plaza de Colón pero lo hará “a título personal” porque –al contrario que la del 10 de febrero de 2019 en el mismo escenario, convocada por PP, Vox y Cs, conocidos desde entonces como el “trío de Colón”– esta vez ha sido convocada no por partidos políticos sino por “la sociedad civil”, por lo que está convencida de que también asistirá mucha gente del PSOE “de toda la vida”, indignada ahora “con el sanchismo”. “Tenemos que ir como ciudadanos de a pie”, ha insistido.

¿Por qué?

Primero, ¿qué tienen en común la derecha ultra y la ultraderecha del trío de Colón, “la sociedad civil” y esa gente –mucha o poca– del PSOE “de toda la vida”, indignada ahora “con el sanchismo”, de los que habla Arrimadas? No poco a simple vista, pero mucho más de lo que parece a simple vista. Por eso todos ellos están presionando, al unísono, para intentar limitar la actuación, en el ámbito de sus competencias, del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos en general y de su presidente –y secretario general del PSOE–, Pedro Sánchez, en particular. Por eso todos ellos –ninguno de los cuales protestó nunca contra los indultos a golpistas del 23F, a terroristas de Estado o a torturadores– estarán protestando el 13 de junio en Colón contra los indultos a los líderes de un proceso soberanista pacífico, aunque no les preocupan tanto los indultos en sí mismos como lo que supondrían: alejar la cuestión territorial de las cárceles y acercarla a la política.

“La sociedad civil” de la que habla Arrimadas es la plataforma Unión 78, convocante de la concentración del 13 de junio en Colón. Puesta en marcha cuando el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos daba sus primeros pasos –en febrero del pasado año 2020–, Unión 78 reivindica el régimen del 78 –como su propio nombre indica– y reconoce en su propia web que surgió ante la “grave preocupación” que provoca a sus impulsores “la composición del actual Gobierno, en el que figuran miembros de un partido que se ha declarado abiertamente contrario a la Constitución del 78 y que se apoya en grupos políticos separatistas o vinculados al muy reciente terrorismo”. En otras palabras, Unión 78 nació para combatir el pacto de gobierno del PSOE con la formación de izquierda estatal Unidas Podemos y los pactos de investidura de PSOE y Unidas Podemos con formaciones de izquierda soberanista como ERC o EH Bildu.

Pero ¿por qué alguien puso en marcha una plataforma para hacer lo que ya hacían PP, Vox y Cs, es decir el “trío de Colón”? Quizás sin pretenderlo, la respuesta la ha dado Arrimadas este martes. Unión 78 fue puesta en marcha para que protestas como la del 13 de junio en Colón no aparezcan vinculadas tanto a la derecha ultra y a la ultraderecha que las encabezan como a una “sociedad civil” en la que hay incluso gente del PSOE “de toda la vida” indignada ahora “con el sanchismo”.

Por eso la principal impulsora de Unión 78 es una exdirigente del PSOE: la también exlíder de UPyD Rosa Díez, parlamentaria autonómica del PSOE desde 1987 hasta 1999 y eurodiputada del partido desde 1999 hasta 2004. De las cinco personas que presentaron junto a Díez el manifiesto fundacional de la plataforma, otra también es exdirigente del PSOE: el también columnista del diario ‘El Español’ –editado y dirigido por Pedro J. Ramírez– Jesús Cuadrado, parlamentario autonómico del PSOE desde 1995 hasta 2000 y diputado del partido en el Congreso desde 2000 hasta el pasado año 2020, cuando se dio de baja del PSOE para integrarse en Cs.

Junto a Díez y Cuadrado presentaron el manifiesto fundacional de Unión 78 Fernando Savater –fundador de la UPyD de Díez y vinculado al Cs de Arrimadas y Cuadrado–, David Mejía –columnista de ‘El Español’, como Cuadrado– y dos exdirigentes del PP vinculados a Jaime Mayor Oreja –ministro del Interior del Gobierno del PP de José María Aznar– y por tanto adscritos al ala más integrista del partido: María San Gil y Carlos Urquijo.

El PP anunciaba este lunes que el presidente del partido, Pablo Casado, también asistirá a la concentración del 13 de junio en Colón, a la que el presidente de Vox, Santiago Abascal, anunció que asistiría prácticamente en el momento en que fue convocada. Arrimadas se ha sumado a ambos este mismo martes. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, desvelaba este lunes que la propia Rosa Díez llamó a su partido para informarles sobre la protesta e invitarles a sumarse a ella. “Teo, y dile a Pablo que venga él también, que esto no va de política sino de la sociedad civil, ya sabes”, vendría a decirle.

Lo más reaccionario del régimen

El manifiesto fundacional de Unión 78 recibió apoyos de lo más reaccionario del régimen del 78, tanto en lo político –desde Francisco Vázquez hasta Gorka Maneiro, pasando por Carlos Martínez Gorriarán– como en lo mediático –desde Ernesto Sáenz de Buruaga hasta Carlos Herrera, pasando por Ángel Expósito–. Y es que el poder mediático está muy presente en colectivos de la sociedad civil de ámbito estatal como la propia plataforma Unión 78 o el club de opinión La España que reúne –cuya cara más visible es el también exdirigente del PSOE Nicolás Redondo Terreros–, herederos de la extinta ¡Basta Ya! –de ámbito vasco y a la que pertenecieron Rosa Díez, Savater o San Gil– o de Societat Civil Catalana, de ámbito catalán y convocante de la manifestación contra el procés que el 29 de octubre de 2017 en Barcelona reunió tras la misma pancarta a políticos del PP como Dolors Montserrat y Xavier García Albiol, de Cs como Albert Rivera o la propia Arrimadas, del PSOE como Josep Borrell y Miquel Iceta, al ex secretario general del PCE Francisco Frutos –cuyo partido reprobó su presencia en la marcha– y a representantes de formaciones falangistas y ultraderechistas, entre ellas la propia Vox.

Si la plataforma Unión 78 fue puesta en marcha cuando el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos daba sus primeros pasos, el club de opinión La España que reúne fue puesto en marcha cuatro meses antes –en vísperas de las generales de noviembre de 2019– con dos objetivos fundamentales: reivindicar sin ambages el régimen del 78 y sobre todo intentar que, tras las generales, el PSOE no alcanzara pactos con Unidas Podemos ni con formaciones de izquierda soberanista, sino con formaciones de derecha española como PP y Cs. Pero no lo logró.

Como Unión 78, La España que reúne también está vinculado a lo más reaccionario del régimen del 78, tanto en lo político como en lo mediático. Así, su manifiesto fundacional lo presentaron el periodista de la Cadena SER Miguel Ángel Aguilar; el colaborador del diario ‘elEconomista’ Javier Santacruz, miembro del equipo de la Fundación Civismo, presidida por Julio Pomés, colaborador del diario ‘El Mundo’ y de los diarios de ámbito autonómico o provincial de Vocento; uno de los patronos de la Fundación Civismo es Carlos Espinosa de los Monteros, que ha sido secretario de Estado y Alto Comisionado para la Marca España y es padre de Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox en el Congreso. En la presentación del manifiesto intervinieron también el propio Redondo Terreros, Francesc de Carreras –cofundador de Cs–, Elisa de la Nuez –secretaria general de la Fundación Hay Derecho, cuyo blog está integrado en el diario ‘Expansión’–, el concejal por Barcelona pel canvi / Ciudadanos Manuel Valls y José María Múgica, sobrino del también exdirigente del PSOE y exministro de Justicia de Felipe González Enrique Múgica.

También han apoyado manifiestos de La España que reúne Rafael Spottorno –último jefe de la Casa Real del anterior jefe del Estado, Juan Carlos I–, el columnista de ‘El Mundo’ Arcadi Espada, viejas glorias del felipismo como José Luis Corcuera o Joaquín Leguina, del aznarismo como Soledad Becerril o Eugenio Nasarre e incluso del marianismo como José Manuel García-Margallo, además de exmiembros de UPyD como Francisco Sosa Wagner o Gorka Maneiro –vinculados también a Unión 78– e incluso políticos en activo como Cayetana Álvarez de Toledo (PP) o Francisco Igea (Cs).

Tras el coste político que para PP y Cs supuso su foto con Vox del 10 de febrero de 2019 en Colón, Casado y Arrimadas dudaban sobre si volver a fotografiar a sus formaciones con el partido ultraderechista, y más teniendo en cuenta que la concentración del 13 de junio tendrá lugar en la misma plaza madrileña. Pero para eso están ahí Rosa Díez y Unión 78: para intentar hacerles más cómodo su nuevo desembarco en la plaza madrileña junto a Vox.

Por eso la propia Díez ha adelantado este martes en el programa de TVE ‘La Hora de La 1’ que todos los asistentes a la concentración del 13 de junio en Colón estarán “juntos” y “mezclados”, por lo que no habrá “zonas vip” para los líderes políticos. “Nos vamos a juntar los distintos para defender lo común”, ha añadido. “Los distintos” serían PP, Cs, Vox y los demás partidos de derecha ultra o de ultraderecha que se sumen a la protesta y colectivos como Unión 78 o La España que reúne, así como miembros del PSOE como Felipe González, Alfonso Guerra, José Barrionuevo o Rafael Vera, que se han mostrado radicalmente en contra de los indultos –de los indultos a los líderes del procés– pero de los que se desconoce si asistirán a la concentración. Y “lo común” es, por supuesto, el régimen del 78, como indica el propio nombre de la plataforma encabezada por Díez, que este martes ha reconocido que lo que ansía es un ¡Basta Ya! de ámbito estatal. El trío de Colón vuelve al lugar de los hechos, aunque esta vez por la puerta de atrás. Vuelve con el mismo objetivo pero, a poder ser, esta vez sin foto. “La sociedad civil” pone el resto.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. ESTRELL@

    2 de junio de 2021 13:40 at 13:40

    a mi esa foto me hace imaginar una viñeta, donde de los labios de Casado (dijera) :-somos muy fascistas , muy tontos y muy españoles, y nos alegramos mucho de serlo ¡¡

  2. Carlos Primero de los Míos

    2 de junio de 2021 13:58 at 13:58

    En Españistán siempre han sido famosas las españoladas y esta es una mas de ellas. Debe ser que somos tercermundistas y/o gilipollas rotundos y no tenemos remedio.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes