fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

El voto no es un cheque en blanco

“Hay puñales en las sonrisas de los hombres; cuanto más cercanos son, más sangrientos.” William Shakespeare

Históricamente en España se normalizó el incumplimiento del contrato pactado entre los votantes y sus representantes. Para ser más precisos, desde los pactos de la Transición en adelante, sólo se dio cumplimiento a la acción de gobierno que continuase soportando al llamado statu quo empresarial, financiero, religioso, militar y político. Así ha venido siendo dentro del modelo bipartidista ideado por ese entorno fáctico. Aún hoy hay grupos dentro de los partidos “tradicionales” que lo impulsan.

Institucionalizar la traición al electorado, con la constante justificación de que “las condiciones han cambiado”, es un pretexto que ofende la inteligencia ciudadana. No se llega con el voto para defender los intereses de los grupos fácticos. Eso es ser un lobista puro y duro. Por ello hay gente escasamente progresista que obstaculiza el cumplimiento del pacto de gobierno. Personas que han sido colocadas allí por otros. No por tu voto.

Por ejemplo, la cuestión tarifaria en materia energética se mantiene abusiva gracias a la intervención de ex cargos que transitan las puertas giratorias en uno y otro sentido. Los recortes en libertades civiles, como la denominada ley Mordaza, colabora en la represión de los movimientos sociales que tratan de oponerse a la voracidad de bancos y monopolios. El recorte de las pensiones públicas está en marcha bajo la absurda coartada del llamado “Pacto de Toledo”.

En los casos de corrupción la sociedad está terminando de aceptar que los delincuentes detenidos gocen de beneficios de los que no disponen los ciudadanos de a pie. Cabría preguntarse los motivos por los que cierta magistratura deja prescribir delitos, archiva causas o interpreta torticeramente la ley. El ejemplo que ha dado la más alta autoridad del Estado puede que haya servido para alentar la corrosión de la moral pública.

Estamos en presencia de una oportunidad única para seguir gobernando en línea con los valores y creencias más nobles y progresistas de la política española. Más de una docena de presuntos casos de corrupción atribuidos a la dirigencia de Podemos se han archivado. Gracias a la cobertura mediática de la Máquina del Fango, al servicio de fondos buitre y corporaciones, pasan inadvertidos las sentencias absolutorias. Las personas tienen la sensación de que la Justicia está al servicio de grupos y asociaciones fundamentalistas, que desearían eliminar todo avance destinado a la mejora de la vida de las personas vulnerables.

El caso de Madrid es la ocasión perfecta para demostrar que no se debe permitir que se siga abusando de la buena fe de los votantes. En estas próximas elecciones se dirimirá el tono y tendencia del próximo gobierno del Estado español. Porque, en definitiva, es la ciudadanía en donde radica el poder de la democracia. Las personas son las que permiten la existencia de las instituciones. No a la inversa. Deberían enterarse los distraídos genuflexos.

El abuso de poder, en la creencia de que la legislatura es aún larga, puede llevarse una sorpresa. Si se confirma que hay representantes electos que están dispuestos y dispuestas a cumplir con el mandato ciudadano, entonces, tal vez, los tecnócratas y dirigentes incumplidores se lleven una sorpresa.

La pluma que escribe la Historia le pertenece a la gente. Úsala responsablemente. No desertes de tú obligación con las urnas. Es tú oportunidad de hacer entrar en razón a los sirvientes de los poderosos. No te resignes.

Tu voto no es un cheque en blanco. Exige que cumplan.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes