fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

“Es la primera vez que una crisis no la pagan los de siempre y necesitamos que la gente esté muy activa para que eso permanezca”

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, dice en ‘En la Frontera’ que la crisis de 2008 ha estado “híper presente” en las medidas del Gobierno para afrontar la actual crisis, pero “para tener la convicción de que no queremos salir” de ella “como lo hizo el PP”

Yolanda Díaz y Juan Carlos Monedero, durante la entrevista

“Todas las crisis que ha vivido nuestro país se han resuelto de una única manera, el ajuste que se ha practicado ha sido siempre el mismo: despidiendo a la gente, precarizando las relaciones laborales… Llevamos desde el año 84 con múltiples reformas legislativas extensas, extensísimas, como ningún país en nuestro entorno europeo, con un único objetivo: flexibilizar absolutamente las relaciones laborales, desregular el mercado de trabajo y precarizar las relaciones laborales. Esta es la primera vez que la crisis no se resuelve desde un ajuste que pagan los de siempre; sigamos pensando, repensándonos, trabajando y también movilizándose de alguna manera para que permanezca este espíritu. Necesitamos que la gente esté muy activa”. Así se ha expresado este lunes la ministra de Trabajo del Gobierno de coalición, Yolanda Díaz (Unidas Podemos), en una entrevista con Juan Carlos Monedero en el programa ‘En la Frontera’ (Público TV), donde ha destacado que “las situaciones que estamos viviendo” con motivo de la pandemia de coronavirus son “dramáticas, durísimas, nos están haciendo repensar nuestras vidas y nuestra vida en sociedad y creo que hay que afrontarlas con muchísima valentía pero con muchísima dignidad”.

Durante la entrevista, Díaz ha reconocido que la crisis de 2008 ha estado “híper presente” en las medidas del Gobierno para afrontar la actual crisis, pero “para tener la convicción de que no queremos salir” de ella “como lo hizo el PP”. “Recordemos que el PP nada más llegar dicta la reforma laboral, la impone y hace un despliegue de eso que eufemísticamente llamaron flexibilidad externa, es decir despedir a la gente, dejar caer a la gente; lo que nosotros hemos querido hacer es justamente todo lo contrario: que no podía haber despidos, no podía haber modificaciones unilaterales que fueran impuestas por el empleador”, ha destacado.

Manifestaciones con palos de golf

La ministra se ha mostrado “preocupada”, porque “las posiciones que está manteniendo el PP, no hablo ya de Vox, son para hacernos pensar”. “Sé que defienden siempre una única medida, con pandemia y sin pandemia: bajar los impuestos”, pero “yo creo que la ciudadanía española es madura, moderna y sensata y lo que quiere es que solventemos los problemas, no generemos crispación ni ruido, y sobre todo estemos del lado de los que tenemos que estar”, ha dicho.

“Hablando de ruido”, Monedero le ha preguntado por las “caceroladas que comienzan en ese barrio rico y pudiente al que Franco nunca quiso bombardear, el barrio de Salamanca”. “Lo que estamos viendo estos días da mucho que pensar sobre la historia de nuestro país y sobre los cuarenta años de franquismo… Reclaman ‘libertad’ estos días en la calle; estoy pensando en los compañeros y compañeras que han conocido y transitado las cárceles franquistas y en todo caso estoy segura de que la ciudadanía española está en otra cosa”, ha respondido Díaz, que procede “de una ciudad combativa” y ha asegurado que nunca ha visto una manifestación “con palos de golf” o manifestarse “en un coche con un chófer”. “Estas cosas medio esperpénticas que vivimos no representan a la gente de la calle, pero mientras sean pacíficos, no violentos y respeten los derechos…”, ha zanjado.

“Siempre se puede hacer más”

La ministra ha negado que la apuesta de su ministerio por el diálogo sea “contradictoria” con el avance hacia posiciones más emancipadoras. “Necesitamos diálogo para avanzar socialmente, pero necesitamos también organización para la búsqueda de la emancipación”, ha dicho. “A veces, si queremos avanzar un poquito más, necesitamos dialogar con muchas gentes diversas, pero sin perder la perspectiva de la emancipación, y creo que esto es la clave de lo que hacemos en el Ministerio de Trabajo”, ha añadido. Y preguntada por Monedero sobre si podrían hacerse más cosas si la correlación de fuerzas en el Gobierno fuera otra, ha respondido que “por supuesto que sí”, pues “siempre se puede hacer más”. “Hay mayoría social y lo demostramos con los proyectos que salen adelante, pero urge que las distintas voces que tenemos operemos mucho, definamos muy bien los proyectos, nos centremos en cuáles son las necesidades actuales y seamos capaces también, con las diferencias, de avanzar en la defensa de los más”, ha asegurado.

En cualquier caso, también ha reconocido que la crisis económica vinculada a la pandemia de coronavirus no podrá solventarse “sin la ayuda de la Unión Europea”. “Además, creo que la historia nos va a juzgar a todos y a todas y también va a juzgar a la Unión Europea, que o entienden bien lo que está pasando o me parece que una Europa ‘alemana’ que se plantee dos velocidades con países como España e Italia no es tolerable en el día de hoy, así que o entienden que las políticas de austeridad son fallidas y que ahora mismo necesitamos el alcance absoluto de la financiación o se van a equivocar”, ha advertido.

Los ERTEs

Díaz ha manifestado que el Gobierno ha “reinventado” la herramienta del ERTE “para proteger al máximo a las partes”, la ha calificado de “amortiguador social” y ha destacado que “aun estando muy alejados de las medias europeas, es la primera vez que nuestro país hace uso masivo de esta herramienta”. “Los ERTEs son un contrato en el que los trabajadores pierden una parte de su retribución, los empresarios se comprometen a mantener el empleo y el erario público pone un carril para amortiguar socialmente; esto en otros países no se cuestiona, y aquí se ha cuestionado”, ha añadido.

Preguntada por Monedero sobre por qué en España no ha sido posible que, como en Dinamarca, los empresarios paguen una parte de los ERTEs vinculados al estado de alarma, la ministra ha asegurado que porque la danesa es “una cultura empresarial completamente ajena”. No obstante, ha negado que estos ERTEs sean “un chollo” para los empresarios, pues estos “tienen que mantener el empleo durante seis meses, no pueden hacer reparto de dividendos en este ejercicio fiscal, por supuesto está prohibido que operen en un paraíso fiscal y en el caso de que exista algún tipo de fraude, tienen que devolver todo el dinero público”. “Hemos prohibido el despido precisamente porque el Estado está propiciando los mecanismos jurídicos para que no se produzcan despidos”, ha insistido. Y ha advertido: “Estos días se está reflexionando en toda Europa acerca de la necesidad de ingresos en los países para proteger a la gente, y yo sigo pensando que los empresarios y empresarias de este país deberán contribuir y sacrificarse, los que más tengan, para ayudar en estos momentos tan dramáticos en nuestro país”.

La Inspección de Trabajo

“Parece que la patronal confunde la Inspección de Trabajo con una suerte de inquisición”, ha apuntado, en otro momento de la entrevista, Monedero, que ha recordado casos como el del “empresario que depositó a un trabajador suyo en la puerta de un hospital y desapareció” y ha insistido en que “echar una ojeada a lo que pasa en el campo parece de sentido común en un país desarrollado en el siglo XXI”. “Tan de sentido común como que es necesario redimensionar una Inspección de Trabajo que tiene una plantilla muy pequeña en relación a las necesidades que tenemos”, ha apuntado Díaz, que ha insistido en que la Inspección de Trabajo “despliega protocolos técnicos de actuación para prevenir conductas irregulares no sólo en el campo sino en muchísimas materias” y “actúa siempre con enorme rigor y por supuesto con criterios técnicos”.

Los ‘falsos autónomos’

La ministra ha considerado asimismo que “las clásicas relaciones laborales en las que desde la izquierda se miraba sólo las relaciones de los asalariados han transmutado” y que esa “transmutación de las relaciones laborales en el siglo XXI tiene mucho que ver con el nuevo diseño o la nueva definición de la incorporación del mundo autónomo”. En este sentido, ha recordado que dentro de los “3.200.000” autónomos que hay en España, están los denominados ‘falsos autónomos’, que han buscado “una salida que en realidad es directamente una huida del desempleo” y que están “en la precariedad absoluta”. “Lo vemos por nuestras calles: autónomos que carecen del principio elemental de la relación laboral –no tienen autonomía– y que no sólo han de ser protagonistas, sino que hay que defenderlos.

Las empleadas domésticas

Antes de la pandemia, yo ya afirmaba que tener a un grupo de trabajadoras prescindiendo de un elemento fundamental de la protección social como es el desempleo era generar acciones desiguales en nuestro país”, y “con la pandemia, obviamente intentamos subsanar esta desprotección social que tenían, porque muchas mujeres se quedaban sin trabajo pero a su vez se quedaban sin protección social, por ello ideamos ese subsidio excepcional de trabajadoras del hogar que creo que ha venido para quedarse”, ha apuntado Díaz sobre este colectivo, integrado en su inmensa mayoría por mujeres. La parte de esas mujeres que cotiza también tiene “elementos diferenciales” y “condiciones laborales complicadas”, pues “tienen sus cotizaciones topadas, es decir que quieren cotizar por todo lo que perciben pero no se les deja”. “Hay que hacer trabajos de fondo, pedagógicos, para considerar que es bueno estar en las redes formales”, ha insistido.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes