fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

“Esta crisis ha destapado el verdadero rostro de la dictadura marroquí y su afán expansionista”

Jadiyetu El Mohtar, subdelegada saharaui para la Comunidad de Madrid, habla con LUH tras los sucesos de Ceuta

“Esta crisis ha destapado el verdadero rostro de la dictadura marroquí y su afán expansionista”
Jadiyetu El Mohtar; detrás, el rey Mohamed VI y su hermano, el príncipe Mulay Rachid

El Gobierno español aprobaba este martes conceder a Marruecos una “ayuda de cooperación policial internacional” de 30 millones de euros “para contribuir a la financiación del despliegue de las autoridades marroquíes en actividades de lucha contra la inmigración irregular, el tráfico de inmigrantes y la trata de seres humanos”. La decisión llegaba después de que Marruecos dejara traspasar su frontera con Ceuta a 7.000 migrantes irregulares, cifra que en las horas siguientes ascendió a 8.000. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguraba que esa cantidad de 30 millones de euros formaba parte de lo presupuestado por el Ministerio del Interior para tal fin y que “no obedece a ninguna otra circunstancia concreta”.

La Audiencia Nacional abría el mismo día una segunda causa contra el político saharaui Brahim Ghali –secretario general del Frente Polisario y presidente de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática)–, que entró en España hace un mes con otra identidad y que está ingresado con covid en un hospital de Logroño. Esta segunda causa abierta parte de una querella interpuesta por ASADEH (Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos), a la que después se unió otra –que también está abierta–, interpuesta por el ciudadano español de origen saharaui Fadel Breica.

Este miércoles, al día siguiente de ambas decisiones –la del Gobierno español y la de la Audiencia Nacional–, Marruecos cerraba su frontera con Ceuta, interrumpiendo así el éxodo migratorio que había permitido en los últimos dos días. “Marruecos se ha acostumbrado a chantajear a los gobiernos de España”, una práctica “con réditos para Marruecos pero que desprestigia a España”, destaca Jadiyetu El Mohtar –subdelegada saharaui para la Comunidad de Madrid y miembro de la UNMS (Unión Nacional de Mujeres Saharauis)– en esta entrevista con LUH.

La vista gorda de Marruecos en su frontera con Ceuta llegó una semana después de su duro comunicado asegurando que la presencia de Ghali en España tendría “consecuencias”, pues “la preservación de la asociación bilateral” entre ambos Estados es “una responsabilidad compartida” que “se nutre del compromiso permanente de salvaguardar la confianza mutua, una cooperación fructífera y la salvaguarda de los intereses estratégicos de dos países”. Sin embargo, El Mohtar está convencida de que para Marruecos la presencia de Ghali en España no es más que “una burda excusa”, pues los tira y afloja entre ambos Estados “ya forman parte de su ‘típica’ relación de amor/odio” y “son permanentes”. “Ghali llegó en abril y Marruecos había empezado su escala de presión en diciembre, después de intentarlo con Alemania sin que le diera resultado”, destaca.

Y es que fue a principios de diciembre cuando el anterior presidente estadounidense, Donald Trump, declaró que reconocía la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental –cuyo proceso de descolonización fue interrumpido en 1975 cuando España, su potencia administradora, lo abandonó tras la Marcha Verde dejándolo en manos de Marruecos y para el que la ONU viene estableciendo la necesidad de un referéndum de autodeterminación–, una declaración presidencial que el sucesor de Trump, Joe Biden, no ha revertido ni prevé revertir. “Tras la declaración de Trump sobre la supuesta soberanía de Marruecos sobre el Sahara, Marruecos ha presionado a España para que, como potencia administradora, ceda”, pero la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, “declaró a mediados de diciembre que la declaración de Trump no cambia la posición de España ni el estatus jurídico del territorio saharaui, y eso ha sido el detonante real del chantaje actual”, asegura la subdelegada saharaui.

El Mohtar también aborda las dos decisiones tomadas este martes en España –la del Gobierno español de conceder 30 millones de euros a Marruecos y la de la Audiencia Nacional de abrir una segunda causa contra Ghali–, tras las cuales Marruecos ha cerrado por fin este miércoles su frontera con Ceuta.

Así, califica de “incomprensible” la concesión de 30 millones de euros a Marruecos “por la sencilla razón” de que el jefe del Estado marroquí, Mohamed VI, es “el séptimo monarca más rico del mundo, por delante del príncipe de Mónaco y de la reina de Inglaterra”, según la lista publicada en 2007 por la revista estadounidense ‘Forbes’. “La Unión Europea debería ser más exigente con Marruecos con respecto a los fondos que se le inyectan y que, como es notorio, no repercuten ni en su desarrollo ni en su retención de la inmigración”, advierte.

“Al servicio de Marruecos”

Sobre las querellas interpuestas por ASADEH y Breica contra Ghali, la subdelegada saharaui asegura que ASADEH, “con sede en España”, es “una organización compuesta por cuatro disidentes saharauis que están al servicio de Marruecos y que le hacen el juego a Marruecos para intentar contrarrestar la querella contra 11 oficiales marroquíes que sigue activa en la Audiencia Nacional”. La subdelegada saharaui se refiere al procesamiento de 11 altos cargos, militares y policías marroquíes por presuntos delitos de genocidio cometidos en el Sahara Occidental entre 1975 y 1992 –en algunos casos en concurso con delitos de detención ilegal, torturas, asesinato y desaparición forzada–, decisión que la Audiencia Nacional tomó en 2015 a instancias de la Fiscalía y basándose en las declaraciones de 19 víctimas directas que permitieron “corroborar la indiciaria veracidad” de los delitos denunciados, apoyadas en muchos casos por “documentos de identidad de la época o fotografías de las lesiones sufridas como consecuencia de las torturas”, así como por “el hallazgo de una fosa común en febrero de 2013 en la zona de Amgala (Sahara Occidental) con ocho cadáveres que han sido plenamente identificados por el ADN, así como por la documentación que tenían entre sus prendas”.

En cuanto a Breica, El Mohtar asegura que es “un exmilitar del ejército saharaui que se hizo pasar por bloguero” y que “a principios de 2019 llegó a los campamentos saharauis” de Tinduf –en 1976, el Frente Polisario proclamó la independencia del Sahara Occidental y creó la RASD, que no obstante sólo controla una pequeña parte del territorio, por lo que gran parte de la población saharaui vive refugiada en la provincia argelina de Tinduf– “para provocar disturbios”, por lo que “fue encarcelado durante un par de meses y después puesto en libertad”. “Y está en la misma línea de ASADEH, en la de acusar a Ghali para reforzar la querella de ASADEH”, añade.

“Todas las acusaciones sobre Ghali son burdas, no se sostienen; quienes verdaderamente han cometido crímenes de lesa humanidad en el Sahara Occidental son Marruecos y su Ejército al invadir el Sahara y bombardear a los saharauis con napalm y fósforo blanco”, advierte la subdelegada saharaui. “Nos tiraron vivos desde helicópteros, nos enterraron en fosas comunes; el exterminio del pueblo saharaui es a manos de los reyes de Marruecos y de oficiales como los imputados en la querella interpuesta en la Audiencia Nacional”, añade. E insiste en que Ghali, que no es el secretario general “de un partido político ni de un grupo terrorista” sino “de un movimiento de liberación nacional”, es “el representante legítimo de un pueblo bajo dominación colonial, reconocido por la ONU en la Resolución 34/37 del año 1979” y “es inadmisible imputarle retención de refugiados cuando él, yo y 200.000 refugiados más somos reconocidos por la ONU como tales”.

“Ghali es un saharaui más de los que luchamos contra la ocupación militar marroquí y las presiones del ‘Majzen’ marroquí y de los pocos disidentes saharauis que le siguen el juego no nos impedirán seguir nuestra lucha por la libertad y la independencia”, advierte El Mohtar, que destaca que “lo que enfada a Marruecos de Ghali” no son “esos supuestos crímenes de lesa humanidad”, sino “que Ghali haya reiniciado la guerra con Marruecos después de que las fuerzas militares marroquíes atacaran a civiles saharauis concentrados en  la brecha ilegal de Guerguerat” –el pasado mes de noviembre, Marruecos rompía el alto el fuego que había pactado en 1991 con el Frente Polisario y lo hacía con la irrupción de su Ejército en el paso del Guerguerat tras una manifestación pacífica de saharauis–, además de “que Ghali fue ministro de Defensa durante los 16 años de guerra con Marruecos que casi acaban con el reinado de Hassan II” –el anterior rey marroquí–, “que tuvo que recurrir a Israel para diseñar y construir el muro defensivo de 2.740 kilómetros”.

Por cierto, Israel es, junto a Estados Unidos y los propios Marruecos y España, otro de los grandes protagonistas de esta particular relación “familiar” sometida a un permanente chantaje. Y es que la subdelegada saharaui destaca que “el supuesto reconocimiento de la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental” por parte de Estados Unidos “a través del tuit de Trump” fue “una contrapartida al reconocimiento de Israel por parte de Marruecos a través de los Acuerdos de Abraham”, acuerdo de paz entre Emiratos Árabes Unidos e Israel ratificado el pasado mes de septiembre en la Casa Blanca y por el que Emiratos Árabes Unidos se convirtió en el tercer Estado árabe –después de Egipto en 1979 y Jordania en 1994– en normalizar sus relaciones con Israel.

La historia se ha condensado, y mucho, estos últimos días en Ceuta, pero “no hay mal que por bien no venga”, porque “esta crisis ha destapado el verdadero rostro de la dictadura marroquí y su afán expansionista”, y es que “utilizar niños y familias vulnerables para presionar a otro país es un acto criminal que Marruecos debe asumir con sanciones  y condenas por parte de la UE y de los organismos de defensa de los derechos humanos”, advierte El Mohtu. En cuanto a España, la subdelegada saharaui considera que, “como responsable de una descolonización inconclusa”, debe “aprovechar esta crisis” para “zanjar el tema desligándose de los vergonzosos Acuerdos de Madrid” –firmados por España, Marruecos y Mauritania en noviembre de 1975, tras la Marcha Verde– y “propiciar un referéndum de autodeterminación bajo los auspicios de la ONU”.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

5 Comentarios

5 Comments

  1. ESTRELL@

    20 de mayo de 2021 09:25 at 09:25

    es lamentable :
    “utilizar niños y familias vulnerables para presionar a otro país es un acto criminal que Marruecos debe asumir con sanciones y condenas por parte de la UE y de los organismos de defensa de los derechos humanos”.
    Sobre resto me considero ignorante de esa cuestión… No conozco ningún dictador que haya respetado y asumido el bienestar común de su pueblo y no creo que darle ese dinero vaya a beneficiar a nadie mas que a el mismo.

  2. Josu Monreal

    20 de mayo de 2021 19:35 at 19:35

    Me pregunto, en este asunto, cuales son los lazos de Mohamed con el Preparao, y de estos con los partidos de ultraderecha marroquíes y españoles?

  3. ciro angel vacchiano lopez

    20 de mayo de 2021 22:04 at 22:04

    No se debe olvidar, que el 21 del próximo mes de Julio, se cumplen 100 años, del inolvidable » Desastre de Anual «. Este suceso supuso, la mayor derrota militar y la muerte de miles de soldados españoles, muchos de ellos del famoso cupo.Supuso desde luego, el principio del fin de la Monarquía Alfonsina cubierta de corrupción y con extrañas maniobras, entre el General Silvestre y el Monarca Alfonso XIII, aquel le prometía la victoria el día de Santiago, con aquello de «Santiago Matamoros».La aventura ya se sabe miles de españoles muertos, por la desidia y el desprecio de las autoridades militares.
    Espero que el próximo día 21 de Julio, se esté pendiente de las previsibles manifestaciones por parte de Marruecos, que dejará pasar la posibilidad de ensuciar las relaciones con su vecino del Norte.
    Servicios secretos al loro.

  4. AbuJavi

    21 de mayo de 2021 14:50 at 14:50

    Brahim Ghali, es el Presidente de la República Árabe Sáhara Democrática. Sería de agradecer que cuando os refirais a el, hicieseis referencia a su presidencia y no sólo a su pertenencia al Frente Polisario, que también lo es.

  5. Jose Ramon T L

    21 de mayo de 2021 22:15 at 22:15

    https://youtu.be/NicAq9bbfOc
    Esto es lo que decia Julio Anguita hace 10 años.
    Si la politica no cambia, cambian los periodistas o como se llamen ahora.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes