fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

¿Hay periodistas pagados?

Hay noticias o aconteceres importantes, por ejemplo todo lo relacionado con la corona, que en los telediarios no existe

Sí y desde siempre. Periodismo, política e intereses económicos han ido de la mano. Pero me importa el presente, lo que estamos viviendo,  un cóctel demoníaco de pandemia global, ola de racismo universal y recesión económica total que atañe a la integridad planetaria. Y, en nuestro pequeño y mediterráneo país, hay que añadir a la mezcla del combinado  una de las peores convulsiones políticas de nuestra historia reciente. ¿Qué recibe la opinión pública recién salida de un confinamiento lleno de incertidumbres y teoremas sin resolver amén de inmersa en un pánico escénico sin visión de futuro?.

Nuestra sociedad sintoniza con lo que oye, ve y lee en unos medios divididos, violentos y sufragados por potentes grupos pertenecientes a bandos económicos y políticos enfrentados en luchas caníbales. ¿Quiénes  transmiten la fugaz actualidad a los festines que rigen los marcadores actuales de los grandes acontecimientos? Los ojos miran, imaginan y devoran las bacanales que los y las periodistas servimos. Y ese oficio, esa misión, esa red que debería ser libre, aséptica y real, no lo es. Está vendida en mayor o menor grado.

Mi querido colega Juan Tortosa me pregunta: “La política, una parte de ella hizo su 15M, pero ¿y la prensa? Busca nombres, firmas, digitales de los que no se sabe el color del dinero que reciben”.

La respuesta es muy simple y se descubre en los titulares. No hay manera de que las  noticias noticias cuadren  entre la prensa de las derechas y la de izquierdas. Unos personajes se ensalzan y los idénticos se disuelven. Hay noticias o aconteceres importantes, por ejemplo todo lo relacionado con la corona, que en los telediarios no existe. En los escritos, según su sesgo, aparece medio escondido  en las páginas de peor lectura y en los audiovisuales se trata de tapadillo, corto y rápidamente despachado.

Cuando tuve mi etapa de prensa rosa: ”De la Corona no se habla”, se nos decía. Recuerdo un programa hacia principios de los 90 en el que Bárbara Rey iba a cobrar una cantidad desmesurada de dinero por contar su romance con el rey emérito y las chapuzas del CNI para robarle unas cintas donde tenía grabados los encuentros.

Horas antes de empezar el directo nos recluyeron en un despacho a los periodistas que estábamos para tratar el tema y la consigna fue tajante y clara. “El rey y Bárbara no existen”. Ya teníamos  a otra persona para entrevistar, la actriz se quedó en el hotel con un gran cabreo. Y pronto fue recompensada con un proyecto sobre cocina y la cosa quedó opacada.

Pocos años después ya se puede conocer desde lo que gasta la Zarzuela en fruta o pasta de dientes hasta lo que el emérito ha sisado al erario público de su país y/o sus inversiones en bancos suizos o paraísos fiscales. Modus operandi muy de la tribu borbónica. La familia que piratea unida permanece idem.

En aquella época vi con mis propios ojos de noche en Marbella entregar sobres a compañeros y compañeras que  eran fácilmente volátiles en cuanto a sus cambios de opiniones. Podían adorar a un dictador marroquí, elevar a diosa a una reina de alicatado valenciano, besar el suelo por el que pisaba la hija yonki y fascista de un torero famoso y acariciar los morros de Jesús Gil. El dinero, los regalos de cuantía, los viajes fabulosos y hasta casas en Marbella, Tánger, Valencia o Cuba volaban traficados sin rubor. También recuerdo un caballo….

Pues hoy y ahora en la política y la economía lo mismo de lo mismo. A tanto el gramo por poner a parir a Isa serra, un ejemplo reciente. Y a tanto el kilo por comparar a Casado con la Virgen de Fátima. O este montoncito aquí por olvidar los no  master del angelito que lidera el PP y  este óbolo allí para cortar la coleta e inventar romances a Pablo Iglesias.

Unas veces es en metálico, otras en cargos, colaboraciones muy bien pagadas o capítulo de viajes, que gustan mucho a la grey periodística de las derechas. Periodistas educados y repulidos que han cruzado la frontera entre la mesa tertuliana y un destino fino, fino filipino, en el organigrama de cúpulas derechonas, haylos.

Las cloacas mediáticas nunca descansan y cuando se alían con el poder la cosa es de tobogán ignífugo. Podemos oír y ver a emperatrices de programas con mucha audiencia alojando bajo su manto a canallas que escupen bulos y falsedades publicadas en digitales de alcantarillas pagadas con fondos reservados.

Puedo hablar de todo esto no solo porque lo he visto. También por lo que a mi me han ofrecido. Hay quien ha cambiado de chaqueta muchas veces a lo largo de su recorrido profesional y quienes nos hemos mantenido en nuestras trece, aún con el sobre coste de pasar por ser “una apestada radical y conflictiva”, como me tachó una colega en un directo sin cortarse un pelo.

Claro que a ella le habían puesto nuevos y gratis todos los baños de su casa y es muy conocida por las falsas e inventadas noticias que intenta mantener surfeando en las aguas revueltas donde pesca sus patrañas. Y como ella, otros y otras muchas. A uno muy super fácil de comprar le tiene que escribir los textos. Así funciona este personal.

No dejo de recordar la quema a la que me sometieron los palanganeros de Plácido Domingo cuando destapé, con datos y fuentes, lo que sería el principio del  fin de su carrera. Ocasión en la que se me ofrecieron bonitas dádivas para silenciar mis precisas informaciones.

La diferencia abismal entre el ser y no ser es desde antiguo un campo abonado por las más insondables patologías que convergen en periodistas vendidos a los diferentes poderes.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA