Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Hay que desinfectar el virus del odio

No se puede soportar tanta ignominia y tanta vileza encanallada

En la sesión última de control, le volvió a tocar a María de la Cabeza disparar políticamente a la cabeza del vicepresidente segundo del Gobierno con todo tipo de infamias, quizá con el vano intento de hacerle perder la cabeza. Quienes no son demócratas, porque su credo está anclado en el del viejo o viejos regímenes, no pueden ni saben hacerlo de otro modo.

El miércoles pasado repitió la señora Ruiz Solá lo perpetrado en la sesión parlamentaria de la semana anterior, como seguramente tiene pautado para sucesivas intervenciones. Va a ser muy tedioso.

El redactor-jefe de soflamas y difamaciones de su partido le ha escrito un nuevo libelo y doña María subió otra vez a la tribuna sin que el más mínimo rictus de vergüenza turbara su cara dura, a pesar de dar voz a las más burdas infamias que jamás se han escuchado en el Congreso de los Diputados en las últimas cuatro décadas.

De acusar a Iglesias, en la anterior sesión, de cometer un genocidio con los miles ancianos fallecidos por la pandemia en las residencias y geriátricos, ha pasado a difamarlo como distribuidor de morfina para acabar con nuestros mayores e inquirirle sobre sus planes para liquidarlos físicamente.

No se puede soportar tanta ignominia y tanta vileza encanallada, cuyo único fermento sólo puede proceder de ese añejo odio cainita que tantas veces llevó a este país a un duelo a garrotazos con muy trágicas consecuencias.

Cabe esperar que, de entre los casi cuatro millones de votos que obtuvo Vox en las urnas, haya españoles que se abochornen de ese sucio proceder, cuyo único norte y guía es la inquina guerracivilista, y reparen en el error de su elección. Sería demasiado preocupante que ocurriese lo contrario.

No encontré desmesura y sí una réplica argumental enérgica y razonada en las intervenciones del injuriado. Una nación que vivió casi cuarenta años bajo una dictadura criada a pechos del nazi-fascismo debe agradecerle a Pablo Iglesias su controladas y contundentes respuestas.

El fascismo ya tiene voz propia en el Parlamento de España y se sentiría muy a gusto si encontrara algún atisbo de miedo para hacerle frente, porque el miedo es el alimento que le hace medrar para acabar con la muerte de las libertades, según sabemos y nos conviene recordar siempre.

O al menos cada vez que María de la Cabeza hace uso de la miseria moral para enarbolar la fétida ranciedad del odio como única razón de su escaño. Como siga así, la limpieza del atril, que ahora se hace de modo preventivo contra el virus de la corona, va a seguir siendo necesaria contra el virus más maligno de nuestra historia.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA