Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Entrevistas

Idoia Villanueva: “El siguiente objetivo en Europa es la transformación del modelo productivo”

“Que en España tengamos un Gobierno de coalición progresista no me cabe duda de que ha influido para alcanzar el acuerdo europeo para la reconstrucción”, dice la eurodiputada de Unidas Podemos y secretaria de Internacional de Podemos en una entrevista con LUH

Idoia Villanueva: “El siguiente objetivo en Europa es la transformación del modelo productivo”
Idoia Villanueva

A raíz del reciente acuerdo europeo para la reconstrucción, desde LUH hemos querido hablar con Idoia Villanueva, eurodiputada de Unidas Podemos y secretaria de Internacional de Podemos, para analizar el contexto europeo y los próximos retos.

¿Cómo valora este acuerdo europeo y cuáles son sus principales ejes?

Europa ha aprendido la lección de las anteriores crisis, especialmente la de 2008, para tomar un nuevo cambio esperanzador basado en la cooperación entre Estados. Pese al intento de boicot de las derechas, este ha sido un acuerdo histórico. Lo más importante es que lo hagamos sin dejar a nadie atrás. El Fondo Social Europeo sale reforzado: al menos el 25% de los fondos deberán dedicarse a inclusión social, combate contra la pobreza y el desempleo juvenil. Es más, como nos ha enseñado la pandemia, debemos apostar por desarrollar la economía de los cuidados y los sectores esenciales como el primario, partida en que afortunadamente hemos logrado evitar recortes. Este acuerdo histórico no debe impedirnos señalar sus insuficiencias; se han perdido importantes partidas para sanidad, investigación y lucha contra el cambio climático, y también la inquietud porque se margine nuevamente al Parlamento Europeo reforzando la gobernanza intergubernamental del Consejo. Eso sí, partimos de una nueva etapa europea para abordarlos de la que debemos felicitarnos pese al intento de boicot en pleno de las derechas de nuestro país que han intentado jugar con Países Bajos.

Con el plan de recuperación, Europa está reformando de facto el pacto presupuestario puesto en marcha hace 30 años. ¿Vamos hacia una unión fiscal?

Hace meses, nos parecía imposible que la UE apostara por una salida común de la crisis económica originada por la pandemia. Hoy tenemos una solución que ha buscado otras vías con políticas conjuntas en un proyecto europeo en el que todos los países, sectores económicos y personas deben partir con las mismas oportunidades. Para ello es clave trabajar por la armonización fiscal y acabar con los paraísos fiscales dentro de la Unión Europea, evitar el dumping fiscal que hace que los países tributen en países con reglas más laxas y no donde realmente están facturando e impulsar el pilar social en una realidad europea. La armonización fiscal debería ir unida al trabajo por reformas para crear una estructura económica más igualitaria. Como ya he señalado, nos toca trabajar también en esos cambios. En primer lugar, hay que suspender de manera definitiva del Pacto de Estabilidad, ya que no podemos volver a ese corsé presupuestario que de nada sirvió en la crisis financiera anterior. Así que debemos empujar por su supresión permanente. Y debemos apostar por reformar el estatuto del Banco Central Europeo para que tenga objetivos de empleo y funcione como un auténtico banco central. Desde nuestro partido no cesaremos de trabajar por defender a las mayorías sociales.

El proyecto europeo ha sufrido estos últimos años una profunda crisis que ha tenido su momento álgido en la actual crisis sanitaria. ¿Sale reforzado tras este acuerdo?

Sin duda es uno de los elementos más importantes del acuerdo. Al principio de la pandemia decíamos que la Unión se encontraba ante un momento de la verdad en el que tendría que elegir qué camino seguir: si más integración, por ejemplo a través de la mutualización de deuda; o hacia la desintegración. Está claro que se ha elegido el primer camino y ahora mismo el proyecto y los Estados Miembros están más unidos que antes de lograr este acuerdo. Es el momento de aprovechar este impulso para avanzar más en otras facetas del proyecto que siguen mostrando disparidades. Cuestiones como la fiscalidad común, de la que ya hemos hablado, pero también la convergencia en derechos sociales por arriba o una verdadera transición ecológica de la que todos y todas seamos responsables son pasos que podemos y debemos dar. Uno de los elementos clave, un hecho diferenciador de este acuerdo, es que la búsqueda del interés nacional en la negociación se ha combinado, en la mayor parte de los casos, con la conciencia de que había una problema común y colectivo que nos afectaba a todos. Esa idea de comunidad “más allá” de los intereses nacionales es muy importante y es justamente sobre la que hay que construir el avance en esos otros sectores.

“Esas recetas de austeridad y flexibilización del mercado laboral se han demostrado fallidas”

Los países del Sur han protagonizado una lucha asimétrica por poner encima de la mesa medidas totalmente contrarias a aquellas puestas en marcha en 2008. ¿Cuál va a ser ahora el siguiente objetivo político?

Cuando decimos que el acuerdo alcanzado es un acuerdo histórico y bueno para España, nos referimos precisamente a eso: va en la dirección opuesta a las recetas utilizadas durante la pasada década, con el rescate a la banca como punta de lanza de la respuesta europea a la crisis financiera. Esas recetas de austeridad y flexibilización del mercado laboral se han demostrado fallidas, ya que han dejado a nuestro país y a nuestra gente en una situación de extrema precariedad y de mayor vulnerabilidad frente a la emergencia sanitaria. Por ello, y pese a los límites del acuerdo, es de celebrar que esta vez no vaya a haber hombres de negro. Pero la aprobación de este acuerdo solo es el primer obstáculo a superar por parte de España y de la UE para hacer frente a los retos que plantea la pandemia. Ahora toca sentar las bases de un cambio de modelo económico y social más justo y resiliente. Por ello, el siguiente objetivo político es claro: seguir trabajando para impulsar la recuperación de nuestra economía y para propiciar la transformación de nuestro modelo productivo y avanzar hacia la transición ecológica, la digitalización y el desarrollo de la economía de cuidados. Seguiremos trabajando en todas las instancias, nacionales y europeas, para llevar estos dos objetivos a cabo sin dejar a nadie atrás.

¿Ha influido que en España tengamos un Gobierno de coalición progresista?

A estas alturas pocas dudas caben acerca de lo diferente que sería la historia si el Gobierno de coalición no estuviera al frente de las negociaciones en Europa. Ni siquiera hay que echar la vista atrás, a los peores momentos de 2008, tan solo hay que atender a la política europea del Partido Popular en el presente. Mientras en España están todos los esfuerzos volcados en aprobar medidas para fortalecer el Escudo Social y proteger a las mayorías sociales, la delegación del PP en Europa se sumaba a un grupo de trabajo con otros dirigentes alemanes y holandeses de su grupo, con el objetivo de vigilar que la negociación sobre los detalles del Fondo incorporara una condicionalidad estricta ligada a reformas. Resulta muy gráfico y esclarecedor que, en un momento como el actual, el Partido Popular se alinee con los llamados “países frugales” –aunque de frugal no tienen nada– para exigir condicionalidad para las ayudas. Los mismos que han rechazado desde el inicio una salida común europea y han defendido hasta el último momento que España debería aplicar reformas, por ejemplo en el mercado laboral o en las pensiones. Gracias a ellos hoy las partidas del Fondo destinadas a sanidad, investigación o lucha contra el cambio climático son menos cuantiosas, cosa incomprensible a la luz de la coyuntura actual. Defienden el “sálvese quien pueda” en vez de un proyecto cohesionado y con futuro, y esa es precisamente la política que quiere el PP para España. Por tanto, sí, no me cabe duda de que ha influido.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA