fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

El Ciudadano

Juan Carlos Monedero, politólogo y observador electoral: “El correísmo ha demostrado que es la fuerza política más relevante en Ecuador”

Por Denis Rogatyuk para El Ciudadano

Considera que durante las elecciones generales del 7 de febrero el neoliberalismo ha sido radicalmente derrotado en la nación sudamericana

El politólogo Juan Carlos Monedero considera que durante las elecciones generales del 7 de febrero el neoliberalismo ha sido radicalmente derrotado en Ecuador.

“El correísmo creo que ha demostrado que es la fuerza política más relevante que hay ahora mismo en el Ecuador”, dijo en entrevista para El Ciudadano, por Denis Rogatyuk, en la que analizó los resultados de la primera vuelta del proceso y contó su experiencia como observador electoral.

Hasta poco antes del mediodía de este miércoles, el Consejo Nacional Electoral de la nación sudamericana llevaba procesadas 99,89 % actas electorales, de las cuales, se han computado (sumado los sufragios) 98,64 %. Con estos datos, el órgano electoral le otorga 32,62 % de los votos a Andrés Arauz, candidato de Unión por la Esperanza, coalición que aglutina al correísmo, que ya tiene asegurado su pase al balotaje, que se celebrará el próximo 11 de abril.

Por Denis Rogatyuk

DR: Quería empezar la entrevista conversando sobre el intento de parte del CNE de quitar su credencial después de su llegada a Ecuador. ¿Qué le parece todo esto? ¿Cuál es la principal razón por la que ellos querían hacer esto?

JCM: Creo que fue una decisión desafortunada del vicepresidente del CNE, que es una persona a veces demasiado ideologizada en sus posiciones, no olvidemos que en una votación esencial dentro del CNE, votaron tres consejeros a favor de que se registrara el binomio de Arauz, mientras que el vicepresidente (Enrique) Pita votó en contra, es decir, que si por él hubiera sido el correísmo no se hubiera podido presentar a las elecciones.

Entonces, si uno piensa que este señor estaba a favor de que el partido que ha ganado las elecciones en Ecuador no se presentara a las elecciones, tampoco es tan extraño que decidiera que yo tampoco fuera observador, creo que queda como una anécdota de alguien que no ha hecho muy bien su trabajo.

DR: ¿Qué le pareció todo el proceso electoral en Ecuador? Otros observadores internacionales contaron historias de caos, desorden e irregularidades, ¿considera que todo este caos funciona como un intento de fraude a través de incompetencia?

JCM: No, creo que las acusaciones de fraude hay que hacerlas cuando haya pruebas contundentes, la ineptitud y esta manera de hacer mal las cosas que caracteriza en tantos lugares a determinadas opciones ideológicas, creo que no tienen que confundirse con el fraude.

Es verdad que muchas mesas abrieron tarde, es verdad que la votación duró tres horas en algunos casos, algunos incluso me han hablado de cuatro horas, yo solo pude verlo como observador.

Bueno, creo que es mas problemático lo que no se ve, creo que el cuestionamiento del funcionamiento del CNE era previo, tenía que ver con las dificultades para que se permitiera a la candidatura de Arauz presentarse, con la decisión de prohibirles quedarse con su partido, con Alianza País, el negarles la oportunidad de llamarse Alfaro, la vertiginosidad con la que se solventó el recurso de casación, que eso debe tardar un año, año y medio, y que se resolvió en apenas semanas, días, para dejar fuera de la vicepresidencia a Rafael Correa, o una muy escandalosa desde mi punto de vista que fue prohibir los spots y los jingles donde aparecía Rafael Correa, que era una manera de castigo político, de prohibirle sufragar o ser votado, se añadía la pérdida de derechos de ciudadanía como la propia presencia, eso es un disparate.

Creo que ahí están los problemas, igual que también es muy importante ahora que no se demore mucho el anuncio de los resultados, puesto que es relevante quién pasa a segunda vuelta y es muy relevante que no haya ninguna sombra de duda al respecto.

Más allá de esos comportamientos que creo que han perjudicado claramente a la candidatura de Arauz, creo que no se puede hablar de fraude.

DR: ¿Cuál es su análisis sobre el resultado obtenido por el movimiento correísta?

JCM: Creo que el resultado tiene diferentes lecturas. Una evidente es la recuperación del correísmo después de un año de persecución, del encarcelamiento de sus líderes, del intento de proscribirlos como opción política se salda un año después, y pese a que Rafael Correa ahora mismo es un exiliado fuera del Ecuador, bueno con la victoria contundente con trece puntos de distancia respecto del siguiente.

Importante el correísmo creo que ha demostrado que es la fuerza política más relevante que hay ahora mismo en el Ecuador, en muchos lugares. También es verdad que necesita tomar nota y hacer un buen análisis de por qué el surgimiento de una candidatura que estaba fuera del foco como es la de (Xavier) Hervas y que seguramente ha cautivado a sectores de clase media juvenil y, por tanto, creo que esa gente podía perfectamente haber votado a la candidatura de Arauz y si no lo ha hecho es porque ha fallado algún tipo de comunicación en ese ámbito.

Otra lectura general es que el neoliberalismo ha sido radicalmente derrotado, o sea la candidatura de lo que ha implicado (Jaime) Nebot, de lo que ha implicado (Guillermo) Lasso, los que han gobernado la última legislatura se han ido al basurero de la historia, no cuenta nada, no pintan nada, no son nadie en este país, y creo que eso es muy interesante, creo que todos podemos estar contentos de esa respuesta contundente del pueblo ecuatoriano a los que tanto daño han hecho a la democracia en este país.

Monedero. Foto: AlbaCiudad.

Ahora viene una segunda vuelta donde yo creo que es muy importante y sería la tercera lectura, tengo la sensación de que los ecuatorianos desean un modelo de país, un proyecto de país con menos confrontación, que mire hacia adelante, es decir, que vaya superando el pasado, y que sepa reconstruir los valores de la emancipación desde sitios diferentes, como siempre ocurre manteniendo elementos del pasado positivos que han hecho que Ecuador volviera estar otra vez en el radar internacional, pero hay otros que seguramente hay que ir superando.

DR: Esta elección parece como el fin de la hegemonía de las fuerzas conservadoras al menos en la región de costa, como en la Provincia de Guayas, porque Guillermo Lasso solo ganó en Galápagos y en Pichincha. ¿Cuál cree que sería el futuro papel de estas fuerzas conservadoras en Ecuador?

JCM: Creo que el neoliberalismo empezó en América Latina con el golpe de Estado contra Salvador Allende en el 73, tuvieron que imponerlo a sangre y fuego, con un enorme costo en vidas y en sufrimiento, con un empobrecimiento radical de la ciudadanía prácticamente en todos los países del continente, lo cual generó también que aquí fuera donde se dio la primera respuesta con la victoria de Chávez, de Lula, de Correa, de Kirchner, de Evo, de Lugo, etc., y el mantenimiento también como referencia siempre contra la lucha imperialista de Cuba y también de Nicaragua, aunque Nicaragua tiene especificidades más complejas por alguna respuesta que han dado en algunas manifestaciones populares o por su acercamiento a la iglesia católica y al conservadurismo nicaragüense, pero esa respuesta al modelo neoliberal que fue tan contundente y que sembró una sensación muy positiva por el avance de la democracia en la región, no solamente por la solución de situaciones de pobreza y de pobreza extrema a más de 20 millones de personas, sino también por la creación de infraestructuras, por la alfabetización, por el aumento de la esperanza de vida, por la caída de la mortalidad infantil, son elementos que fueron muy asombrosos.

Hubo un contragolpe neoliberal cuando Estados Unidos termina una parte de su aventura en Oriente Medio, regresa otra vez a América Latina, presiona, hacen enormes campañas mediáticas, ponen en marcha el lawfare que ha sido auspiciado desde Estados Unidos, que es una nueva forma de imperialismo más sutil, y al final bueno pues regresan los neoliberales. Ahora bien, regresan con dos características, con media población en contra, en todos los países donde ganan hay media población en contra, fuera Brasil, fuera Argentina, Colombia, ganan pero con medio país en contra, y no ganan igual, es decir, que tienen que poner en marcha procesos de represión, más sutiles también, que generan también una respuesta popular y hace que estalle la revuelta en Chile, que todavía a día de hoy sigue habiendo represión de sectores populares, pierden México, pierden en Argentina, pierden en Bolivia después de un golpe de Estado, de nuevo cuño pero un golpe de Estado, y por tanto ahora estamos en un momento de reconstitución de las fuerzas, donde por un lado hay los que quieren reconstruir ese espiritu de la Unasur, una América Latina con muchos lazos, moderna, tecnológicamente avanzada, atenta a los pueblos originarios, feminista, con una presencia diferente en el mundo, y frente a eso pues un modelo neoliberal que quiere mantener un poco en el atraso al continente.

DR: El fenómeno de Yaku Pérez también ha sido muy interesante en esta elección. Muchos dicen que Yaku es como un caballo de Troya del movimiento neoliberal.

JCM: Pero no solo, las cosas son más complejas porque hay una parte del voto de Yaku que tiene que ver con Pachakutik, donde es verdad que algunos jugaron bases neoliberales, jugaron bases corporativas, pero otra parte también responde a posiciones de izquierda, es decir, parte del voto de Yaku es un voto contra el modelo neoliberal, y lo que no debe hacer Yaku es esa parte que es un voto de izquierda confrontarlo con Arauz porque creo que muchos asuntos podrían llegar a acuerdos. Yaku el problema que tiene es su figura en concreto, que es una figura que parece construida, cuando él ha tenido relación con empresas mineras, no ha tenido un acercamiento nunca a la ecología, nunca ha tenido un acercamiento al mundo indígena, parece que es como una construcción mediática, pero no confundamos a los líderes con sus votantes, el líder puede ser cuestionable pero sus votantes creo que forman parte de esa lucha neoliberal en el Ecuador.

Considera que durante las elecciones generales del 7 de febrero el neoliberalismo ha sido radicalmente derrotado en la nación sudamericana

 

El politólogo Juan Carlos Monedero considera que durante las elecciones generales del 7 de febrero el neoliberalismo ha sido radicalmente derrotado en Ecuador.

“El correísmo creo que ha demostrado que es la fuerza política más relevante que hay ahora mismo en el Ecuador”, dijo en entrevista para El Ciudadano, por Denis Rogatyuk, en la que analizó los resultados de la primera vuelta del proceso y contó su experiencia como observador electoral.

Hasta poco antes del mediodía de este miércoles, el Consejo Nacional Electoral de la nación sudamericana llevaba procesadas 99,89 % actas electorales, de las cuales, se han computado (sumado los sufragios) 98,64 %. Con estos datos, el órgano electoral le otorga 32,62 % de los votos a Andrés Arauz, candidato de Unión por la Esperanza, coalición que aglutina al correísmo, que ya tiene asegurado su pase al balotaje, que se celebrará el próximo 11 de abril.

Por Denis Rogatyuk

DR: Quería empezar la entrevista conversando sobre el intento de parte del CNE de quitar su credencial después de su llegada a Ecuador. ¿Qué le parece todo esto? ¿Cuál es la principal razón por la que ellos querían hacer esto?

JCM: Creo que fue una decisión desafortunada del vicepresidente del CNE, que es una persona a veces demasiado ideologizada en sus posiciones, no olvidemos que en una votación esencial dentro del CNE, votaron tres consejeros a favor de que se registrara el binomio de Arauz, mientras que el vicepresidente (Enrique) Pita votó en contra, es decir, que si por él hubiera sido el correísmo no se hubiera podido presentar a las elecciones.

Entonces, si uno piensa que este señor estaba a favor de que el partido que ha ganado las elecciones en Ecuador no se presentara a las elecciones, tampoco es tan extraño que decidiera que yo tampoco fuera observador, creo que queda como una anécdota de alguien que no ha hecho muy bien su trabajo.

DR: ¿Qué le pareció todo el proceso electoral en Ecuador? Otros observadores internacionales contaron historias de caos, desorden e irregularidades, ¿considera que todo este caos funciona como un intento de fraude a través de incompetencia?

JCM: No, creo que las acusaciones de fraude hay que hacerlas cuando haya pruebas contundentes, la ineptitud y esta manera de hacer mal las cosas que caracteriza en tantos lugares a determinadas opciones ideológicas, creo que no tienen que confundirse con el fraude.

Es verdad que muchas mesas abrieron tarde, es verdad que la votación duró tres horas en algunos casos, algunos incluso me han hablado de cuatro horas, yo solo pude verlo como observador.

Bueno, creo que es mas problemático lo que no se ve, creo que el cuestionamiento del funcionamiento del CNE era previo, tenía que ver con las dificultades para que se permitiera a la candidatura de Arauz presentarse, con la decisión de prohibirles quedarse con su partido, con Alianza País, el negarles la oportunidad de llamarse Alfaro, la vertiginosidad con la que se solventó el recurso de casación, que eso debe tardar un año, año y medio, y que se resolvió en apenas semanas, días, para dejar fuera de la vicepresidencia a Rafael Correa, o una muy escandalosa desde mi punto de vista que fue prohibir los spots y los jingles donde aparecía Rafael Correa, que era una manera de castigo político, de prohibirle sufragar o ser votado, se añadía la pérdida de derechos de ciudadanía como la propia presencia, eso es un disparate.

Creo que ahí están los problemas, igual que también es muy importante ahora que no se demore mucho el anuncio de los resultados, puesto que es relevante quién pasa a segunda vuelta y es muy relevante que no haya ninguna sombra de duda al respecto.

Más allá de esos comportamientos que creo que han perjudicado claramente a la candidatura de Arauz, creo que no se puede hablar de fraude.

DR: ¿Cuál es su análisis sobre el resultado obtenido por el movimiento correísta?

JCM: Creo que el resultado tiene diferentes lecturas. Una evidente es la recuperación del correísmo después de un año de persecución, del encarcelamiento de sus líderes, del intento de proscribirlos como opción política se salda un año después, y pese a que Rafael Correa ahora mismo es un exiliado fuera del Ecuador, bueno con la victoria contundente con trece puntos de distancia respecto del siguiente.

Importante el correísmo creo que ha demostrado que es la fuerza política más relevante que hay ahora mismo en el Ecuador, en muchos lugares. También es verdad que necesita tomar nota y hacer un buen análisis de por qué el surgimiento de una candidatura que estaba fuera del foco como es la de (Xavier) Hervas y que seguramente ha cautivado a sectores de clase media juvenil y, por tanto, creo que esa gente podía perfectamente haber votado a la candidatura de Arauz y si no lo ha hecho es porque ha fallado algún tipo de comunicación en ese ámbito.

Otra lectura general es que el neoliberalismo ha sido radicalmente derrotado, o sea la candidatura de lo que ha implicado (Jaime) Nebot, de lo que ha implicado (Guillermo) Lasso, los que han gobernado la última legislatura se han ido al basurero de la historia, no cuenta nada, no pintan nada, no son nadie en este país, y creo que eso es muy interesante, creo que todos podemos estar contentos de esa respuesta contundente del pueblo ecuatoriano a los que tanto daño han hecho a la democracia en este país.

Monedero. Foto: AlbaCiudad.

Ahora viene una segunda vuelta donde yo creo que es muy importante y sería la tercera lectura, tengo la sensación de que los ecuatorianos desean un modelo de país, un proyecto de país con menos confrontación, que mire hacia adelante, es decir, que vaya superando el pasado, y que sepa reconstruir los valores de la emancipación desde sitios diferentes, como siempre ocurre manteniendo elementos del pasado positivos que han hecho que Ecuador volviera estar otra vez en el radar internacional, pero hay otros que seguramente hay que ir superando.

DR: Esta elección parece como el fin de la hegemonía de las fuerzas conservadoras al menos en la región de costa, como en la Provincia de Guayas, porque Guillermo Lasso solo ganó en Galápagos y en Pichincha. ¿Cuál cree que sería el futuro papel de estas fuerzas conservadoras en Ecuador?

JCM: Creo que el neoliberalismo empezó en América Latina con el golpe de Estado contra Salvador Allende en el 73, tuvieron que imponerlo a sangre y fuego, con un enorme costo en vidas y en sufrimiento, con un empobrecimiento radical de la ciudadanía prácticamente en todos los países del continente, lo cual generó también que aquí fuera donde se dio la primera respuesta con la victoria de Chávez, de Lula, de Correa, de Kirchner, de Evo, de Lugo, etc., y el mantenimiento también como referencia siempre contra la lucha imperialista de Cuba y también de Nicaragua, aunque Nicaragua tiene especificidades más complejas por alguna respuesta que han dado en algunas manifestaciones populares o por su acercamiento a la iglesia católica y al conservadurismo nicaragüense, pero esa respuesta al modelo neoliberal que fue tan contundente y que sembró una sensación muy positiva por el avance de la democracia en la región, no solamente por la solución de situaciones de pobreza y de pobreza extrema a más de 20 millones de personas, sino también por la creación de infraestructuras, por la alfabetización, por el aumento de la esperanza de vida, por la caída de la mortalidad infantil, son elementos que fueron muy asombrosos.

Hubo un contragolpe neoliberal cuando Estados Unidos termina una parte de su aventura en Oriente Medio, regresa otra vez a América Latina, presiona, hacen enormes campañas mediáticas, ponen en marcha el lawfare que ha sido auspiciado desde Estados Unidos, que es una nueva forma de imperialismo más sutil, y al final bueno pues regresan los neoliberales. Ahora bien, regresan con dos características, con media población en contra, en todos los países donde ganan hay media población en contra, fuera Brasil, fuera Argentina, Colombia, ganan pero con medio país en contra, y no ganan igual, es decir, que tienen que poner en marcha procesos de represión, más sutiles también, que generan también una respuesta popular y hace que estalle la revuelta en Chile, que todavía a día de hoy sigue habiendo represión de sectores populares, pierden México, pierden en Argentina, pierden en Bolivia después de un golpe de Estado, de nuevo cuño pero un golpe de Estado, y por tanto ahora estamos en un momento de reconstitución de las fuerzas, donde por un lado hay los que quieren reconstruir ese espiritu de la Unasur, una América Latina con muchos lazos, moderna, tecnológicamente avanzada, atenta a los pueblos originarios, feminista, con una presencia diferente en el mundo, y frente a eso pues un modelo neoliberal que quiere mantener un poco en el atraso al continente.

DR: El fenómeno de Yaku Pérez también ha sido muy interesante en esta elección. Muchos dicen que Yaku es como un caballo de Troya del movimiento neoliberal.

JCM: Pero no solo, las cosas son más complejas porque hay una parte del voto de Yaku que tiene que ver con Pachakutik, donde es verdad que algunos jugaron bases neoliberales, jugaron bases corporativas, pero otra parte también responde a posiciones de izquierda, es decir, parte del voto de Yaku es un voto contra el modelo neoliberal, y lo que no debe hacer Yaku es esa parte que es un voto de izquierda confrontarlo con Arauz porque creo que muchos asuntos podrían llegar a acuerdos. Yaku el problema que tiene es su figura en concreto, que es una figura que parece construida, cuando él ha tenido relación con empresas mineras, no ha tenido un acercamiento nunca a la ecología, nunca ha tenido un acercamiento al mundo indígena, parece que es como una construcción mediática, pero no confundamos a los líderes con sus votantes, el líder puede ser cuestionable pero sus votantes creo que forman parte de esa lucha neoliberal en el Ecuador.

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. Jose Ramon T L

    3 de abril de 2021 16:12 at 16:12

    Juan Carlos espero que te vacunen con la Astra Zeneka o como se llame ahora, junto a los profesores de Madrid para que esteis sanos y podias seguir dando clases.
    Cuidate listillo.
    https://loveotv.com/v/3MQS7u

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes