fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

JUPOL ficha a Albert Rivera para su guerra legal contra el Gobierno

La ultraderecha policial ficha al ex líder de Ciudadanos Albert Rivera para iniciar un lawfare contra el Gobierno

LUH- AIP-R3D Agencia

Después de años negando la complicidad y financiación de Ciudadanos a los nostálgicos de la dictadura activos en el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, su exlíder Albert Rivera ya no oculta su afinidad ideológica con ellos. Ahora JUPOL, el sindicato policial ultraderechista, ha fichado al bufete madrileño de Rivera para ejecutar su estrategia de lawfare (guerra político-judicial) contra el Gobierno.

El primer caso que el principal sindicato policial, surgido de JUSAPOL, ha puesto en manos del bufete Martínez-Echevarría & Rivera es una querella contra el Ministerio del Interior. Se trata de una acción legal de claro tinte político de JUPOL dirigida contra el Director General de la Policía por presunta “negligencia” durante los primeros meses de la pandemia, por supuestamente no facilitar material de protección contra el COVID-19 a los agentes. Esta querella se enmarca en la estrategia judicial de la ultraderecha española (Cs-PP-Vox) de crispación y acoso sistemático contra el Gobierno de España, y de la que forma parte el principal sindicato policial de España.

JUPOL tiene mayoría absoluta en el Consejo de la Policía, con 8 de los 14 puestos en este órgano paritario de negociación del Ministerio del Interior.  Y JUPOL, además, maneja sumas millonarias tanto por afiliación como por subvenciones procedentes de los presupuestos del Estado. Quizá ahora ha llegado el momento de devolver favores políticos al marido de Malú, contratando a su bufete, al tiempo que hace su aportación a la causa del “Trío de Colón”.

Con este fichaje, Albert Rivera contribuye a ampliar la lista de clientes solventes de “Martínez-Echevarría”, que lo ha contratado precisamente para “generar negocio”. Desde este despacho jurídico madrileño aseguran además que el fichaje de Albert Rivera obedece a “su trayectoria en Ciudadanos, levantando un proyecto político de la nada”. Olvida el bufete que también su fichaje estrella, liderando Ciudadanos, habiendo logrado 57 escaños en el Congreso de los Diputados en las elecciones de abril de 2019, perdió 47 diputados ocho meses más tarde, abandonando el partido y dejándolo a la deriva.

Los vínculos de Ciudadanos y Vox con JUSAPOL

El malestar de esta acción y la contratación del bufete de Rivera ha generado suspicacias entre un sector de JUPOL, que lleva meses reclamando a la dirección del sindicato transparencia en las cuentas. Apenas un folio -dicen en sus redes sociales- para explicar los ingresos y sin aclarar pormenorizadamente en qué gasta el dinero su junta directiva.

Por lo visto, el acceso a la contabilidad de JUPOL se ha convertido en “materia reservada” solo al alcance de unos pocos miembros de la dirección del sindicato, bajo el control férreo de José María García, su secretario general, amigo de los dirigentes de Vox.

“Medio millón de euros en gastos jurídicos es la única información que ha facilitado a los afiliados de JUPOL el secretario general Chema García, pero sin especificar el destino”, según cuenta en sus redes sociales el policía Jandro Lion, actualmente suspendido de empleo y sueldo por la Dirección General de la Policía, quien ha pasado de líder mediático de la asociación JUSAPOL y sus sindicatos a marginado en apenas unos meses.

En realidad, según los datos de 2019, JUPOL destinó a abogados y asesoría el 31,48% de los 1,3 millones de euros ingresados. Es decir, 416.382 euros, casi un tercio de los ingresos por cuotas y subvenciones. Obviamente, la entrada de JUPOL como cliente del bufete del exlíder de Ciudadanos para una actividad lawfare contra el Gobierno, potencialmente podría reportarle tanto un suculento ingreso anual cercano al medio millón de euros, así como una extraordinaria notoriedad mediática. Y todo gracias a los servicios políticos prestados desde 2018 por Rivera al sindicalismo policial de ultraderecha.

Pero también había otros bufetes muy interesados en hacerse con la asesoría jurídica de JUPOL, en especial el despacho de abogados en Barcelona del eurodiputado y vicepresidente político de Vox, Jorge Buxadé. El propio Alejandro León asegura en un tuit que “había negociado con la asesoría de Jorge Buxadé” para que le llevaran sus asuntos, pero que el secretario general de JUPOL no quería que lo asociaran con Vox. “Él mismo ahora negocia con @Albert_Rivera y no pasa nada”.

Chema Garcia y sus negocios

El máximo responsable de la opacidad denunciada por policías afiliados a JUPOL, como el propio Alejandro León, es su secretario general, el subinspector de la Policía Nacional, Jose María García, que desde hace un lustro es propietario de la empresa de obras pública “Excavaciones y Asfaltos Avilés SL”, que opera en Asturias y que contrata con el Gobierno del Principado, concejos y ayuntamientos. Una actividad empresarial para la que no está habilitado por el Ministerio del interior y de cuya circunstancia ya tiene conocimiento Asuntos Internos de la Dirección General de la Policía tras la información del diario Público en septiembre del pasado año.

El cuartel general de la empresa de Chema García, como coloquialmente se conoce al subinspector y líder de JUPOL, se encuentra actualmente en Grado, si bien inicialmente la empresa fue registrada en su domicilio de Avilés en 2015.

A poco más de 50 kilómetros de esta localidad asturiana se encuentra Felgueras, en el Valle del Lena, donde el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias e Irene Montero, junto a sus hijos, intentaron en agosto pasado disfrutar de unos días de vacaciones. Pero no fue posible. Alguien de la seguridad filtró a miembros de la ultraderecha, entre ellas cuentas en redes de Vox, que la familia del vicepresidente segundo del Gobierno se encontraba alojada en casa del secretario general PCE y diputado de Unidas Podemos, Enrique de Santiago, iniciándose una campaña brutal de acoso, insultos y amenazas, tanto presencialmente en las inmediaciones de la casa como en redes sociales. Esta situación aconsejó dar por finalizadas las vacaciones y su regreso a Madrid. Ya en su casa de Galapagar se reanudaron las concentraciones y acoso de la ultraderecha.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. Angel Entrena

    1 de febrero de 2021 22:03 at 22:03

    Pues si esta pollo les va a llevar la guerra legal contra el Gobierno, tienen perdido el caso.

  2. José Antonio García Sánchez

    3 de febrero de 2021 11:54 at 11:54

    !Como esta el patio! Es un habito en los primates desparasitarse unos a otros, se usa también como reforzamiento de vínculos y alianzas. Dicho en otras palabras » yo te rasco la espalda y tu me la rascas a mi».
    El caso lo tienen perdido, con que el abogado de la defensa aporte : el desconocimiento que había del virus, la inasistencia de material de protección ( no había asistencias o dinero para comprarlo) y que el colectivo de la sanidad no dispusieron de ellos estando más expuesto.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes