fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Kissinger, en 1976, sobre Juan Carlos I en la Transición: “Su actuación es muy creíble, ha sabido manipular muy bien las fuentes de poder”

El Departamento de Estado desclasifica el contenido de un encuentro entre el entonces secretario de Estado estadounidense y Prado y Colón de Carvajal, amigo personal y emisario del entonces jefe del Estado español

Kissinger, en 1976, sobre Juan Carlos I en la Transición: “Su actuación es muy creíble, ha sabido manipular muy bien las fuentes de poder”
Juan Carlos I y Henry Kissinger

Henry Kissinger –consejero de Seguridad Nacional desde 1969 hasta 1975 y secretario de Estado de Estados Unidos desde 1973 hasta 1977– desempeñó un papel clave en acontecimientos como el golpe de Estado pinochetista de 1973 contra el Gobierno legítimo de la Unidad Popular de Salvador Allende Chile o como la Transición española del franquismo al régimen del 78.

“No veo por qué tenemos que apartarnos y observar cómo un país se vuelve comunista debido a la irresponsabilidad de su gente”, dijo Kissinger, miembro del Partido Republicano, sobre el papel de Estados Unidos en el sangriento golpe de Estado contra Allende.

Ahora, el Departamento de Estado de Estados Unidos ha desclasificado el contenido de un encuentro celebrado el 2 de diciembre de 1976, es decir en plena Transición española, en Ciudad de México entre Kissinger y Manuel Prado y Colón de Carvajal –amigo personal y emisario del entonces jefe del Estado español, Juan Carlos I–, cita en la que Kissinger y Prado abordaron diversas cuestiones de la Transición y se intercambiaron numerosos mensajes de contenido político; Prado trasladó a Kissinger mensajes de Juan Carlos I, y Kissinger trasladó a Prado mensajes para Juan Carlos I. La desclasificación vuelve a evidenciar, pues, el papel de Estados Unidos en la Transición española.

Su actuación es “muy creíble en una circunstancia muy difícil”, ha sabido “manipular muy bien las fuentes de poder dentro de España” o ha hecho “un trabajo excelente” son algunas de las consideraciones sobre Juan Carlos I que Kissinger trasladó a Prado en aquel encuentro de diciembre de 1976, donde también le aseguró que “la monarquía española nunca sobrevivió cuando fue débil” o que “España sólo ha sido fuerte cuando la monarquía española ha sido fuerte”.

Por su parte, Prado –que ya se había reunido con Kissinger dos veces en Washington, ambas a principios de noviembre de 1975, es decir pocos días antes de la muerte del general Franco– trasladó al entonces secretario de Estado el estado de la situación: “Quiere que sepa que todo está bajo control y que los programas y reformas que abordaron cuando se reunieron están en marcha”, le dijo, en referencia al encuentro que Juan Carlos I mantuvo en junio de 1976 en Washington con el entonces presidente de Estados Unidos, Gerald Ford.

En vísperas del referéndum sobre la reforma política

El encuentro que Kissinger y Prado mantuvieron el 2 de diciembre de 1976 en Ciudad de México se produjo en vísperas del referéndum sobre el proyecto de ley para la reforma política celebrado en España el 15 de diciembre de 1976. Precisamente, ese referéndum y las generales del 15 de junio de 1977 fueron dos de las fechas clave de la Transición del franquismo al régimen del 78. En esas generales –las primeras celebradas en España desde las de la victoria del Frente Popular en 1936, abortada por el golpe de Estado franquista y la victoria franquista en la Guerra Civil– participó el PCE –legalizado el 9 de abril de 1977 tras asumir la monarquía y la rojigualda–, pero a prácticamente ninguna formación ubicada a su izquierda –incluidos varios partidos comunistas– se le permitió concurrir.

“Todavía tenemos cierta oposición, pero no están muy bien organizados” o que Juan Carlos I “nunca dará permiso para que los comunistas se unan abiertamente al proceso político” fueron otras de las cuestiones que Prado trasladó, aquel 2 de diciembre de 1976, a Kissinger, que recordó al emisario del entonces jefe del Estado la importancia de “sopesar los pros y los contras” para ver “dónde está el equilibrio”.

En su encuentro –cuyo contenido desvela ahora el Departamento de Estado de Estados Unidos–, Prado y Kissinger también abordaron el papel que podría desempeñar Juan Carlos I cuando, “en dos o tres años”, la Transición se consumara. El primero planteó que “una vez que la maquinaria se ponga a funcionar, probablemente sea mejor” que el entonces jefe del Estado español “no sea visto dirigiendo las cosas en el día a día”. “Sería inteligente por su parte no implicarse en la política de partidos; debe mantener una postura de neutralidad suficiente para que la izquierda no pueda atacarlo”, apuntó, en la misma línea, el secretario de Estado estadounidense.

Más de 44 años después de aquella conversación en Ciudad de México, Henry Kissinger, que sigue vivo, tiene 97 años de edad. Por su parte, Manuel de Prado y Colón de Carvajal murió en 2009 a los 78 años, después de que Juan Carlos I lo nombrara senador por designación real en junio de 1977, de haber sido el administrador privado del anterior jefe del Estado durante más de veinte años y de haber sido condenado judicialmente tres veces –por los casos Wardbasem, Torras y Grand Tibidabo–, lo que le llevó a pasar por prisión. Finalmente, Juan Carlos I, acosado por diversos escándalos, tuvo que abdicar en junio de 2014 y desde el pasado mes de agosto reside en Abu Dabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos. Su hijo Felipe VI es quien ocupa, desde su abdicación, la Jefatura del Estado español.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

4 Comentarios

4 Comments

  1. Antonio Moreno

    20 de febrero de 2021 22:02 at 22:02

    Han despertado al tigre, ahora costará meterlo en la jaula de nuevo.

  2. J7

    21 de febrero de 2021 03:19 at 03:19

    Vidas ejemplares. ¡Valientes ejemplares!

  3. José Ramón

    21 de febrero de 2021 10:55 at 10:55

    Kissinger, criminal de guerra, crímenes contra la humanidad y Premio Nobel de la Paz, además que parece inmortal, debe tener más años que yo que, son los amigos de nuestras élites, en fin

  4. Josu Monreal

    21 de febrero de 2021 16:21 at 16:21

    Hay un documento, del legendario general Vernon A. Walters, que fue director de la CIA, donde Walters afirma que Franco ya en los años 50 había pactado la democracia con USA. Vernon Walters en los años 50 y 60 fue el agregado militar USA para todo el sur de Europa, una especie de nuncio del Papa, pero en diplomacia USA…El poder de Walters era enorme y además controlaba todo lo que tenía que ver con el Plan Marshall para Europa.

    En 1953 el general Muñoz Grades, verdadera mano derecha de Franco, llega a un acuerdo con los americanos por la que ellos toman el control militar de España, a través de 4 bases militares americanas: Torrejón de Ardoz (Madrid), Zaragoza, Rota y Morón. De norte a sur, de facto, tomaban el control militar de España, a cambio los americanos regaron al régimen fascista de Francisco Franco con un plan Marshall 2.0 que acabó meses antes con las cartillas de racionamiento que soportaron durante casi 2 décadas los españoles.

    Por el pacto de Madrid Franco, tras su aislamiento internacional por la derrota del Eje, al ser un estado fascista, literalmente reconoce su derrota ante los Americanos, cede el control militar y la CIA toma el control de la inteligencia en España… esto obviamente es material secreto, pero fue así. USA pacta con Franco la llegada de la democracia a su muerte, y esto incluía a los Borbones, porque los Borbones fueron una de las causas principales de la guerra civil. Al fin y al cabo todos los que apoyaron a Francisco Franco: los Alfonsinos, los requetés, los de la CEDA e incluso los azules del Marqués de Estella (Jose Antonio Primo de Rivera) eran todos monárquicos, y si no que se lo digan a Jose Antonio que sólo se relacionaba socialmente con la aristocracia endogámica, y se presentó 2 veces por la Unión Monárquica, que ayudó a fundar, por dos circunscripciones distintas durante la II República, o que se lo pregunten a Gil Robles, lider único de la CEDA, que a pesar de sus vínculos con el Vaticano, más adelante fue miembro del Consejo Privado del conde de Barcelona Juan de Borbón, y se enfrentó al régimen de Franco por el regreso de la monarquía, que era su único interés… Hay que pensar que Gil Robles que fue ministro de Guerra con Lerroux durante la II República, hizo todo lo que pudo ya desde al menos 1935, antes del triunfo del Frente Popular, para que el golpe de estado del 36 tuviera éxito, no como la Sanjurjada de 1932 donde les pillaron.

    Juan Carlos nunca nos trajo la democracia, fue USA, él sólo fue una marioneta más al servicio del poder. Este documento desclasificado lo atestigua. El papel de
    Henry Kissinger en este caso, sólo es de conductor de algo que ya estaba decidido hace décadas.

    Espero que publiquen más, y sepamos más cosas, el conocimiento es muy importante para formar sociedades libres.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes