fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

La batalla por la regularización de los “riders”

El Ministerio de Trabajo pretende regular la situación de desprotección de los "riders", de los que un 42% tiene estudios universitarios

La batalla por la regularización de los “riders”

La precariedad es cada vez más latente en los jóvenes. Prueba de ello es la gran cantidad de estudiantes que se ven obligados a recurrir a trabajos irregulares o inseguros en los que acarician la explotación laboral con tal de poder continuar sus estudios. Tampoco se salvan aquellos que ya se han graduado y poseen un título universitario, que a pesar de haber finalizado sus estudios no pueden dedicarse a ello debido a las dificultades del mercado laboral.

Una opción a la que los jóvenes recurren con frecuencia es la de convertirse en repartidores de empresas de comida a domicilio. A estos trabajadores, también conocidos como “riders”, se les contrata como autónomos para, así, ahorrarse el coste que supone darles de alta en el Régimen General de la Seguridad Social. De esta forma —y convertidos en “falsos autónomos”— los empleados carecen de derechos fundamentales. Una irregularidad a la que cabe añadir el estrés continuo al que se ven sometidos durante sus entregas. En total, una encuesta reciente asegura que el 42% de los “riders” tienen estudios universitarios.

Existen varios procedimientos abiertos en los tribunales que tratan de regular el sector para poner fin a ese vacío legal. De hecho, el pasado septiembre el Tribunal Supremo falló a favor de los “riders”, reconociendo su relación laboral con las empresas y su condición de “falsos autónomos”. Todo un éxito que, sin embargo, sindicatos como la Unión General de los Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) consideran que no es suficiente. Y es que, desde dichas organizaciones, se cree necesaria una mayor actuación desde la administración a través del establecimiento de una normativa más clara y que realmente proteja a los trabajadores de plataformas digitales.

El desamparo del sector se incrementó durante el peor momento de la pandemia, cuando los “riders” continuaron trabajando y realizando entregas a pesar de que —al no pertenecer legalmente a ninguna empresa que se hiciese cargo— carecían del material de protección necesario para garantizar su salud y seguridad. Por eso, su regularización se calificó de urgente y los sindicatos y el Ministerio de Trabajo, a cargo de Yolanda Díaz, se pusieron manos a la obra para ponerle fin.

Ambas partes llevan más de dos meses negociando de forma ininterrumpida y se espera que todo quede atado tras una última reunión. A través de la Mesa del Diálogo Social, fuentes cercanas al Ministerio aseguran que el Gobierno está trabajando para incorporar la sentencia del Supremo—en la que se reconoce a los "riders" como asalariados— a la legislación. Además, también se contempla la constitución de un Observatorio Tripartito para poder llevar a cabo un seguimiento sobre estos trabajadores y garantizar, así, el cumplimiento de sus derechos.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes