fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

La caja de Solidaridad

La caja de Solidaridad

Quienes nunca habíamos militado en organizaciones políticas y quienes no creíamos en los políticos vimos en Podemos la posibilidad de llevar a cabo un cambio real, de que se hicieran las cosas de forma diferente. Nacía un partido que señalaba a los bancos, a los poderosos y a los corruptos. Antes insistían en que la economía estaba por encima de cualquier cosa, que había que sostener a los bancos, a las multinacionales, a los buitres a costa de los derechos laborales y Podemos dejó muy claro que no, que había alternativas, que se podían hacer políticas sociales que beneficiaran al conjunto de la sociedad, a empresarios y trabajadores. Algo a lo que no estábamos acostumbrados y que era tan ilusionante como necesario.

Y una de las cosas que más me atrajo era esa humildad, esa capacidad de organizarnos, de defender a los trabajadores y trabajadoras, que han sido siempre quienes han levantado este país una y otra vez. Ellos son quienes han aguantado salarios precarios e inestables, jornadas intensas y cada vez con menos derechos.

Podemos vino para quedarse y eso a las élites de este país no les gustó. Fue entonces cuando llegó la guerra mediática y el acoso y derribo constante hacia una organización que no les debía nada y que no iba a quedarse callada frente a buitres especuladores y grandes medios de comunicación. Unos medios que, a su vez, rinden pleitesía a los poderosos bancos que los mantienen, no sólo económicamente, sino que también se encargan de mantenerlos en el lado “correcto” en función de sus propios intereses. Han intentado liquidarnos con mentiras, manipulaciones y, ahora, con rumores.

He vivido momentos muy intensos militando en Podemos, muchos de ellos muy buenos y otros no tan buenos. Es algo normal en cualquier organización.  Sin duda, nos hemos equivocado muchas veces. Un partido tan joven y con tanta guerra mediática al que se le ha acorralado continuamente, sumado a las permanentes campañas electorales, no nos ha permitido poder tejer y cuidar lo que nos envuelve. Esto es, poder establecernos como organización y seguir ampliando nuestro espacio político.

El trabajo que desde Podemos se ha venido haciendo con la sociedad civil y con los colectivos sociales, que han estado dando la batalla día a día a pesar de todas las adversidades, es, sin duda alguna, un motivo de satisfacción. Nuestro trabajo consistía en dar apoyo en todo lo que estuviera en nuestra mano, acompañándolos en momentos difíciles, buscando soluciones y alternativas tanto institucionales como sociales, dando voz a sus demandas e incluso haciendo donaciones con los excedentes de nuestros cargos públicos.

Un buen uso al excedente salarial

Intentamos que se aprobara una bajada de salario de los cargos públicos. Ante la imposibilidad de lograr la mayoría parlamentaria necesaria decidimos, como espacio político, darle un buen uso a lo que entendemos como excedente salarial y entregarlo a aquellas asociaciones, entidades, cooperativas o cajas de resistencia en conflictos laborales. En definitiva, nuestro objetivo era aportar una ayuda a todos aquellos que necesitaran un impulso para poder seguir peleando por sus puestos de trabajo y llegando a aquellos lugares donde no se llega como institución.

Si de algo me siento orgullosa, es de la caja de Solidaridad de Podemos, una caja que ha llegado a miles de personas vulnerables a través de entidades de reparto de alimentos, de asociaciones migrantes que hacían y repartían mascarillas en pleno confinamiento, de apoyo en huelgas sindicales que luchaban por sus puestos de trabajo, de alquileres o de sostenimiento de la cultura. Me dejo muchas porque el trabajo ha sido incansable durante meses. También me queda un sentimiento de rabia e impotencia por no poder hacer más.

Mientras algunos criticaban la mala gestión del Gobierno desde el sofá de su casa, otros estaban dejándose la piel y el tiempo en solidaridad con un pueblo que sufría una pandemia y una crisis sanitaria sin precedentes. Cuando leo y escucho las críticas que hacen a la caja de solidaridad se me parte el alma. He visto gente llorar por no poder llenar la nevera, personas desesperadas porque no podían ni comprar mascarillas o medicación, trabajadores y trabajadoras que sufrían ante la incertidumbre.

En vez de estar buscando soluciones a esta situación tan traumática para tanta gente, se está intentando desacreditar a Podemos. Y estos ataques se realizan acusando a una caja solidaridad, que ha sido y sigue siendo tan necesaria para la sociedad civil, de ser una ‘caja B’, ensuciándola y comparándola con cloacas y criminales. Pues no, señores y señoras, es una caja que seguirá existiendo porque es parte de nuestra esencia, parte de lo que somos y de lo que queremos ser. Seguiremos con nuestra cultura del compartir, de la solidaridad, de colaborar y continuar siendo útiles a nuestro pueblo de todas las formas posibles.

Vamos a seguir peleando por una vida digna que merezca la pena ser vivida. Y lo haremos con la cabeza alta y la conciencia tranquila, tanto desde las instituciones, con todas y todos nuestros representantes públicos, como también desde las calles, con toda esa militancia que levanta a pulso este partido en cada elección electoral, en cada circulo, en cada espacio social, manifestación, huelga o colectivo. Porque si de algo estamos convencidas es que de esta crisis sólo vamos a salir unidas.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA