fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

La Cañada somos casi todos

Debido al cambio climático, se están produciendo picos enormes de calor y de frio extremo. Eso hace que el sistema tienda a la exclusión de grandes capas de la sociedad, con la clara intención de sobrevivir y perpetuarse. Siempre consiguiendo los mismos beneficios en tiempos de Covid.

La combinación de pandemia y sistema capitalista desbocado, da como resultado lo nefasto. Pues cada vez es necesario que más y más personas acaben en los márgenes. Por lo tanto, se tiende a la expulsión de minorías que, juntas, son mayorías sociales.

En el caso de la Cañada Real se ve claro. Pues en el momento en que más se recrudecen las temperaturas, allí están sin electricidad. Cientos de niños y niñas sin poder poner una estufa a tan solo 15 kilómetros de la capital de España. Cientos de personas mayores sin poderse calentar. Miles de damnificados por la Comunidad de Madrid que no responde y mira para otro lado, esperando que no ocurra un desastre por el que les pidan explicaciones en un juzgado.

Desde la Vicepresidencia del Gobierno se han hecho enormes presiones y llamamientos a la empresa Naturgy para que reestablezca el suministro eléctrico. Pero no ha habido un resultado para las 4.000 familias en situación de vulnerabilidad que viven allí.

Muchos, desde su pedestal de sueldo fijo de poco más de mil euros al mes, critican las presuntas actividades de las personas que viven en la Cañada. Con esos argumentos justifican lo que se les están haciendo. Pensando que ellos están lejos de padecerlo. Creyendo que están exentos.

El sistema se enriquece con la ignorancia de los que viven de espaldas al hecho incuestionable de que a quienes les exprimen hasta la médula, es a los otros.

Por eso en plena ola de frio se ha subido el precio de la luz en un 27 por ciento más.

Tal aberración se debe a un sistema de fijación de precios que tiene desde hace muchísimos años el oligopolio eléctrico. Auspiciado, lógicamente, por los dos partidos de régimen que se han comprado sucesivamente los gobiernos a punta de puertas giratorias. Puertas que servían y sirven de escapatoria para los que ya no cabían en ningún lado porque su imagen estaba deteriorada y ellos requemados.

Por encima de los seres humanos, están algunos nombres como:

Josep Borrell, Felipe González, Ángel Acebes, José María Aznar, Pedro Solves y José Folgado.

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. ESTRELL@

    12 de enero de 2021 18:46 at 18:46

    si los ricos también lloran , pero calentitos en casa y no les falta de nada.
    Pero tarde o temprano a todo cerdo le llega su le llega su San Martín y al otro mundo no se podrán llevar nada de capital.
    Lo importante en estos momentos es que podamos volver a ser humanos , seres humanos y que nos unamos para que cada uno haga lo que pueda hacer por un hermano.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes