fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

La clase de Jorge Javier Vázquez

Confieso que sigo a Jorge Javier Vázquez desde hace mucho tiempo, tanto en los programas que ha presentado, apodados como ‘telebasura’, como algunos de los libros que ha escrito.

La clase de Jorge Javier Vázquez

Raúl Solís.-  Reconozco en el catalán a un tipo inteligente que no se toma en serio y que, en el fondo, sabe que Sálvame es un circo de entretenimiento que conduce con profesionalidad y desde la abstracción de quien sabe que hay más mundo fuera de ese plató.

Del Jorge Javier que trabajaba en Pronto y que empezó a colaborar con Ana Rosa Quintana en ‘Sabor a ti’, de Antena 3, han pasado mucho más que 20 años. Del joven tímido, con cara de recién llegado del pueblo, que se sentaba con Ana Rosa a comentar la crónica rosa ya no queda nada. No queda el armario que destrozó dándole un patada, ni el miedo al fracaso que todos los pueblerinos e hijos de la clase obrera llevamos en la maleta cuando nos vamos a la urbe, ni ese pensamiento de qué hace un chico como yo en un sitio como este.

Jorge Javier, nacido en Badalona, hijo de la clase obrera que levantó Cataluña con sus manos bajo la mirada clasista de la burguesía, no ha dejado nunca de ser el hijo de la Mari, su madre, una señora que ha criado a su familia en un pisito del extrarradio barcelonés, de poco más de 60 m2, y con el sueldo justo. En un programa de la TV3 que se iba con personajes famosos a conocer su vida más íntima, Jorge Javier se llevó a todo el equipo del formato a casa de su madre, a su pisito de barrio que en los 80 y 90 fue destrozado por la heroína y donde sus habitantes son los que más han sufrido los recortes de quienes querían llevar a Cataluña a la Meca por la vía de la independencia.

Jorge Javier presentó en ese programa su origen, su clase social, lo que realmente es él cuando se apaga la frivolidad y el postureo de la televisión. Una de sus hermanas, creo recordar, que era limpiadora y él decía que sentía un orgullo inenarrable por ella.

Ana Rosa Quintana nació en Usera, en el seno de una familia pobre de solemnidad, tanto o más que la de Jorge Javier Vázquez, pero la reina de las mañanas ha preferido parecerse a las duquesas que a su madre. Mientras Jorge Javier Vázquez presume de origen social, se declara de izquierdas y ha sido un gran referente para la causa LGTB en España, Ana Rosa Quintana, más facha que un Land Rover aunque feminista de cintura para arriba el 8M, se avergüenza de su lugar de procedencia porque concibe la clase social como un premio o un castigo y no como un destino social, empujado por un sistema que se nutre de la división entre acomodados y empobrecidos.

Mientras Jorge Javier Vázquez presume de origen y se indigna desde el niño pobre que vivió con estrecheces que no tenían los niños del barrio de enfrente, Ana Rosa Quintana actúa como si nunca hubiese sido hija de su madre y la pobreza se terminase cuando ella empezó a cobrar millonadas por presentar programas.

Jorge Javier es una aberración para todo lo que significan los programas de farándula, de público mayoritariamente conservador, y el negocio de la televisión. Ha sabido durante mucho tiempo esconderse en la superficialidad hasta que su figura, convertida en el gran reclamo de Telecinco, ha podido desprenderse de los miedos del niño pobre del extrarradio de Badalona.

El clasismo ha sido el culpable de que Jorge Javier Vázquez haya sido durante años insultado por una izquierda elitista que no entiende que la evasión que provoca el circo es tan importante para los pobres como el pan y que ver Sálvame no es incompatible con ser adicto a los documentales de la 2 de TVE. Por parte de la derecha inmunda, Jorge Javier Vázquez ha sufrido el encallamiento por mostrar abiertamente su orientación sexual y enseñar su patita de izquierdas cada vez que un tema político ha llegado al plató de su programa de televisión.

Los pedantes de izquierdas se creen que la hegemonía política se gana en los informativos o los programas culturales que nadie ve, pero la realidad nos dice que son los programas de entretenimiento los que más politizan porque politizan aunque ni nos estemos dando cuenta. El mismo hecho de que Telecinco esté plagado de homosexuales quiere decir que la causa LGTB es incontestable, que la batalla está ganada, aunque hordas de freaks fachas quieran retomar un debate totalmente superado por la sociedad.

El odio al pobre, el racismo de clase o el clasismo del que ha sido víctima Jorge Javier Vázquez es la causa de que en la memoria colectiva se vinculen sus programas a la basura, mientras que programas e informativos donde se miente, manipula y tergiversa, siempre a favor de los postulados de odio de la ultraderecha, son considerados contenidos serios sólo porque quienes los presentan no son rojos, maricones, ni se han criado en el extrarradio de Badalona.

En una tarde, con arte, gracia, con mucha pluma y de un modo divertido, Jorge Javier Vázquez ha hecho más contra el fascismo y su arrinconamiento social que un ejército de periodistas trajeados, criados en los colegios de pago más caro de España y con padres y madres de profesiones finas y elegantes, que han conseguido con su complicidad que sea normal que ultraderechistas como Javier Negre, Alfonso Merlo, Cristina Segui o Carlos Cuesta ocupen las tertulias televisivas de este país que no sabe todavía dónde están 140.000 criaturas asesinadas por un régimen fascista que odiaba todo lo que odia y argumentaba como argumentan los voceros de Vox.

.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA