fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

La coleta de Pablo Iglesias es un espejo

El exlíder de Podemos no es un ser humano, es un espejo de la realidad de nuestro país, de los medios de comunicación y del nivel intelectual de muchos periodistas

Pablo Iglesias se ha cortado la coleta ocho días después de comunicar que abandonaba la política. Un gesto privado se ha convertido en apertura de periódicos y telediarios. Medios de comunicación, que se decían serios, haciendo conjeturas sobre por qué se ha cortado la coleta el hombre que ha sufrido más odio y difamaciones de los que todo lo tienen y quieren todavía más.

Iglesias no es un ser humano, es un espejo de la realidad de nuestro país, de los medios de comunicación y del nivel intelectual de muchos periodistas que han convertido la actualidad política en 'Sálvame', con perdón para 'Sálvame', que no se merece ser comparado con el periodismo basura.

Sonsoles Ónega, hija del que fuera jefe de comunicación de Adolfo Suárez y conocido periodista Fernando Ónega, porque en España se hereda hasta la cuota de pantalla, ha convertido su programa este miércoles en Telecinco en una mesa de análisis sobre las significaciones políticas que tiene que Iglesias se haya cortado la coleta.

“10 años después ya no queda ni la coleta”, ha afirmado Ónega, tratando de vincular el cambio estético del exlíder de Podemos con el aniversario del 15-M. Porque ahora todos los que lanzaron difamaciones contra el 15M se erigen en herederos del 15M. Con Iglesias se ha hecho algo que se hace de forma habitual con las mujeres, que es infantilizarlo y diabolizarlo en base a su supuesto carácter, atribuciones físicas o forma de ser. Lo han diabolizado porque era más fácil odiarlo que rebatirlo. Para debatir hace falta razón, argumentos y estilo, para odiar es suficiente con vísceras y prejuicios.

Esa campaña durante siete años ha servido para que Iglesias sea hoy el villano más odiado de España, pero también ha permitido que Iglesias sea el espejo donde España se refleja como país y, sobre todo, apreciar con rotundidad el analfabetismo funcional de gran parte del periodismo español.

Gente que se debería destacar por sus capacidades intelectuales, porque de ellos depende el sentido crítico y calidad democrática de todo un país, lo único por lo que destacan es por el no pensamiento. Sería maravilloso que las tertulias comenzaran hablando de los últimos libros que han leído quienes las componen. Nos íbamos a llevar las manos a la cabeza.

El programa de Sonsoles Ónega ha llegado todo lo lejos que podía en su propio esperpento como producto de desinformación. Ónega ha especulado cómo sería la imagen de Iglesias después de su corte de pelo, como si fuera una rueda de reconocimiento virtual, como si adivinando la imagen sin coletas de Iglesias tratara de buscar la identidad de un delincuente huido desde hace veinte años. Me imagino al director del programa dándole paso a Ónega por el pinganillo y ella presentando la imagen como si fuera a informar de la vacuna contra el cáncer.

Pablo Iglesias será recordado dentro de unos años como un hombre fundamental y protagonista de un ciclo político y el representante de los anhelos de cambio de una generación que decidió levantarse contra los consensos antidemocráticos del Estado del 78. Será recordado no como un político, sino como un intelectual, que es lo que son las personas que piensan, señalan y lideran los cambios que una sociedad necesita, incluso a pesar de soportar el odio del establishment.

La coleta de Iglesias es el último servicio que el exlíder de Podemos regala para ver con claridad que el verdadero problema de España son los medios de comunicación, el único ámbito que no ha hecho su 15-M y que se nutre del desprecio a la verdad, de información amarillista y de ser incapaz de mantener un debate de ideas sobre posibles modelos de sociedad. Hay más pensamiento crítico en un comentario divertido de Jorge Javier Vázquez en 'Sálvame' que en la lectura de una entradilla, leída del telepromter y con voz impostada, de Ana Rosa Quintana, que fue condenada en firme por plagiar un libro y ahí sigue, de reina de las mañanas televisivas, gestionando el derecho a la información de los españoles, un derecho fundamental recogido en el artículo 20 de la Constitución Española.

Al profesor universitario que consiguió que la izquierda se sentara por primera vez en el salón de mandos del Estado en un gobierno de coalición, después de la recuperación de la democracia,  todo lo que medios de comunicación tienen que decir de él es que se ha cortado la coleta y lo tienen que ridiculizar porque no pueden vivir sin él, convertido en el villano perfecto.

Pablo Iglesias no ha sido un líder político, sino un espejo que ha permitido mirarnos como país. Iglesias ha sido una terapia colectiva como sociedad. Por eso levanta odios y pasiones y es imposible la tibieza a la hora de referirse a su figura. La primera reacción que un paciente tiene cuando asiste a terapia es odiar al psicólogo, porque le hace preguntas que hace que aflore lo peor de él que ha estado guardado en lo más profundo de su ser, pero con los años el paciente siempre agradece a su psicólogo que le sacara sus miserias porque sólo así pudo seguir creciendo.

En unos años, Iglesias podrá mirarse en el espejo y su imagen, con coleta o sin ella, será la de un hombre que impulsó transformaciones históricas de nuestro país. En no mucho tiempo, habrá más votantes de Iglesias que votantes tuvo, del mismo modo que ahora hasta Ana Rosa Quintana se reclama heredera del 15-M. A Iglesias lo intentan neutralizar con odios, burlas y frivolidad porque con argumentos es imposible.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

8 Comentarios

8 Comments

  1. ESTRELL@

    12 de mayo de 2021 21:58 at 21:58

    Yo voto por los principios no las personalidades.
    En nuestra cultura siempre se le dio mucha importancia a lo estéticamente correcto según unos clichés y costumbres.
    Llamar coletas a alguien es como llamar gafitas o cuatro ojos etc.
    A ver si ahora le llaman por su nombre.

  2. ALFONSO CAYUELA MARTINEZ

    12 de mayo de 2021 22:29 at 22:29

    Pablo Iglesias les sigue dando miedo, por ello no paran de demonizarlo. Continuará siendo conciencia crítica de este país. La lucha sigue.

  3. ANSAR

    13 de mayo de 2021 03:09 at 03:09

    Los medios de comunicacion españoles se retratan con este tipo de “noticias”, su frivolidad ha llegado a limites insospechados. Han conseguido q una parte de la sociedad española se fije mas en el aspecto de Iglesias (q si la coleta, q si la ropa,…) q en sus dos carreras, master y doctorado; su oratoria; su critica incesante a los poderes facticos (empresas, medios de comunicacion,…) q al final son los q mandan de forma opaca; y su honradez. Visto el pesimo nivel intelectual y moral del politico medio español Pablo Iglesias es un rara avis, y por eso muchos medios de comunicacion al servicio del poder lo atacan.

  4. Enrique Asenjo cobos

    13 de mayo de 2021 07:25 at 07:25

    Este es el nivel que hay ,periodismo basura para y por indigentes intelectuales

  5. Ana Isabel Romero Domínguez

    13 de mayo de 2021 07:27 at 07:27

    Qué bien escribes Raúl y cuanta razón tienes siempre.
    Danos algunos consejos para hablar igual que tú a aquellas personas que no se nos da bien argumentar con palabras lo que si tenemos en la cabeza. Te sigo en Instagram 😍

  6. Jose Ramon T L

    13 de mayo de 2021 13:36 at 13:36

    Mientras hablan de Pablo, no hablan de Colombia.Ni de los trombos que provocan las vacunas, ni de los españoles que no pueden comer.
    Ni de los sueldazos que cobran estos mercenarios de la informacion y sus jefes diabolicos y avaros.

  7. Mohicano

    13 de mayo de 2021 16:52 at 16:52

    Qué bien escribes, Raúl, como dice Ana Isabel Romero Domínguez. Y yo digo además, qué bien conoces la condición humana de los políticos españoles, de unos y de otros. Si no lo eres, deberías ser un maestro con muchos alumnos.

  8. Andres Corbo "flier"

    13 de mayo de 2021 22:28 at 22:28

    El problema es la cultura, la falta de ella, de una grandísima parte de la población, niños, ancianos y estudiantes incluidos.
    Si para poder ver un partido de futbol, es un ejemplo solamente, fuese obligatorio leerse un buen libro, no hace falta que sea un tratado de filosofía, creo que incluso un libro sobre la historia del propio futbol bastaría, subiría el nivel bastante.
    Llevas razón en eso de que se hereda hasta la cuota de pantalla.
    ¡Y de que forma!
    Ahora parece que lo de confundir mercenario de la pluma con periodista es nuevo, algo inventado en los últimos años para atacar a quien se atreva a ser siquiera critico, pero es tan viejo como los medios de comunicación, mas todavía, tan viejo como los pregoneros o los trovadores, solo es mas evidente porque a pesar de todo, tanta inmediatez, tanta urgencia por ser el acumulador de méritos, lleva a contradicciones que para su desgracia no dependen de la memoria mental sino mas bien de las memorias digitales tan a nuestro alcance.
    ARQ la diosa del 15 M, puede ser, solo falta concretar el año. ¿1975 tal vez?

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes