fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

La complicidad criminal de Israel con Marruecos

El servicio secreto de Israel (Mossad) colaboró con el de Marruecos para secuestrar y asesinar en París el 29 de octubre de 1965 al opositor Mehdi Ben Barka por orden del rey Hassan II. La operación fue organizada conjuntamente por el general Mohamed Ufkir, ministro del Interior y director del servicio secreto marroquí, y Rafi Eitan, jefe de operaciones del Mossad en Europa, que se encargó de enterrar el cadáver en un bosque cerca de la capital francesa para que nunca lo encontraran. Aquella complicidad criminal fue consentida por la CIA y la equivalente agencia de seguridad francesa.

El periódico progresista israelí Haaretz acaba de confirmarlo y además ha revelado que las relaciones diplomáticas de Marruecos con Israel, a cambio del reconocimiento por Estados Unidos de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, es el resultado de la alianza clandestina durante sesenta años de los servicios secretos de los dos países bajo la tutela de la CIA.

Con la intervención del Mossad para eliminar a Ben Barka, Israel pagaba a Marruecos y a la CIA la deuda por haberle facilitado, poco antes del asesinato del enemigo de Hassan II, el espionaje en la cumbre árabe de Casablanca con el que consiguió informaciones fundamentales para su victoria en la Guerra de los Seis Días dos años después. Israel también puso a disposición de Marruecos el armamento y la asesoría militar y de sus servicios secretos para la guerra contra el Frente Polisario.

El agente israelí Rafi Eitan, enlace con el Mossad para liquidar a Ben Barka, había capturado el 11 de mayo de 1960 en Argentina al criminal nazi Adolf Eichmann y fue en secreto el consejero de seguridad nacional del presidente Virgilio Barco cuando en 1987 se organizó en Colombia la matanza de la Unión Patriótica, el partido que consiguió muy buenos resultados en las elecciones a partir de la tregua con la guerrilla de las FARC. Los partidos tradicionales, los paramilitares, los narcotraficantes y los terratenientes se asociaron con oficiales de las Fuerzas Armadas para asesinar a tres mil militantes de la izquierda. El socio de Rafi el apestoso (así le llamaban en el Mossad) fue el general colombiano Rafael Samudio, ministro de Defensa. De Samudio, alumno del terrorismo de Estado en la estadounidense Escuela de las Américas, se cuenta una terrible respuesta a un ingenuo consejero presidencial para los derechos humanos:

  • General, no sé qué vamos a hacer. ¡Todos los días matan a un miembro de la Unión Patriótica!
  • A ese paso no van a acabar nunca …
Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. J7

    3 de enero de 2021 13:26 at 13:26

    ¡Terrible! ¡Y que encima tengamos que sufrir la imposición a dedo de traidores a nuestros ciudadanos, impuestos por poderes foráneos asesinos que así tienen aliados incondicionales.

    A bote pronto, me viene a la mente la cúspide del régimen del 78 y su descendencia.

    José Manuel, no hay muchos periodistas que hablen tan claro en este país sobre estos temas. Muchas gracias.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes