fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

La curva de boca de la mentira

La curva de boca de la mentira

Estamos asistiendo estos días al espectáculo más bochornoso que ha ofrecido la democracia norteamericana a lo largo de su historia y que ojalá no sea indicio de su definitiva y peligrosa decrepitud.

El que ya parece un presidente derrotado, Donald Trump, pretende resistirse a serlo mediante todo tipo de falacias y trapacerías. Culmina así su deplorable trayectoria en la Casa Blanca, de la que el diario The Washington Post ha hecho puntual balance durante un trienio: las afirmaciones falsas y engañosas perpetradas por Trump rondan la 15.500, a un promedio de 14,6 al día.

Sin embargo, en contra de lo que parecería desprenderse del catastrófico efecto que puede tener la mentira establecida como norma en la mismísima Presidencia del país cuya democracia ha sido la más ensalzada del planeta, hay demasiados políticos en el nuestro proclives a remedar esa misma estrategia.

Lo que escuchamos hace días en un vídeo que recoge una intervención de la presidenta de la Comunidad de Madrid, a propósito de las críticas que ha merecido su desastrosa gestión sanitaria por parte de la diputada y doctora en Medicina Mónica García, sitúan a la señora Ayuso en el rasero político más bajo de su calamitoso gobierno, del que cabe esperar se resienta el socio en que se apoya, Ciudadanos.

El asesoramiento que le está otorgando a doña IDA un periodista indeseable que responde a las iniciales de MAR se trasluce en pasajes tan nauseabundos como el que protagonizó su jefa, dando voz o vómito a su vil y tabernario guión. Más sucia no ha podido quedar la curva de la boca de la presidenta madrileña, aunque en el trumpismo ibérico se puede rebasar cualquier límite, sabiendo sobre todo la autoría del libretista que lo firma.

Ojo con el virus de la mentira que va de boca en boca por la derecha extremada y la extrema derecha, en comandita con su medios afines. Las entretelas de la democracia requieren la máxima defensa contra ese patógeno que tiene en las redes sociales su más idóneo mecanismo de contagio.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes